Crónica de esclavitud y Gizëh en la Sala Republik de Madrid

Publicado el 10/12/2017 | por David Galeote | Conciertos, Opinión

Buen Metal Nacional para empezar el puente.

El martes 5 de Diciembre, aprovechando el puente o acueducto que se produce por el Día de la Constitución y la Fiesta de la Inmaculada, la banda tinerfeña Esclavitud comenzaba una breve gira por varias ciudades españolas presentando su nuevo trabajo “Return Of Eden”. Y la banda gaditano-madrileña Gizëh presentaba oficialmente en directo la formación con la que defenderán el disco que ya grabara en el 2015 el cantante Manuel Rodríguez, ex del grupo gaditano Sphinx, junto con el guitarrista Alex Sánchez. El sitio elegido era la céntrica sala Republik.

 

 

Medio centenar de personas fuimos las que nos congregamos frente al escenario para recibir la primera actuación de la noche, la de Esclavitud, veterana banda con más de 20 años de vida que ha sufrido numerosos cambios de formación en esos años, siendo la más reciente la entrada de su nuevo cantante Marc Quee, mientras el resto del grupo es el mismo que el que grabó el disco “Condenados Al Paraíso” del 2011. A la banda, pude verlos en directo en la gira que hicieron de ese mismo disco allá por el 2012 en la sala Imagina de Cádiz y tenía interés de ver cómo sonaba el material nuevo después del cambio de cantante y de idioma en las canciones, al ser su último disco íntegramente en inglés. Después de una intro de película iniciaron su descarga con “This Time”, tema con el que empiezan también en su último disco con un comienzo tranquilo que va cogiendo fuerza durante su desarrollo, continuando con “How I Wish”, tema que fue elegido para grabación de videoclip. La voz de Marc Quee es totalmente diferente a la de su anterior cantante Adrián Lago, con un registro no tan amplio, y es lo que más cuesta asimilar a los que ya conocíamos al grupo de sus anteriores trabajos, pero demuestra una total profesionalidad y sus tablas en el escenario en su función de frontman hablando con el público y cediendo el protagonismo a las cuerdas en los amplios solos que siguen siendo el sello del grupo en la guitarra de Alexis Guerra y el bajo de Ramón Cebrián, mientras otros pueden disfrutar de la técnica de su batería, Mauro Martín. “No More Lies” continuó con el desarrollo del disco que sería seguido por “Brand New Day” antes de hablar del pasado y hacernos disfrutar con “Mi Decisión”, del disco “Condenados Al Paraíso” y que coreamos con pasión, pero como se trataba de presentar su último trabajo, volvieron a ello con “Yes Or No” antes de querer despedirse con “Return To Eden”. Se llevaron una buena ovación por su actuación y después de comprobar que les sobraba algo de tiempo, tocaron el tema “Orgullo Y Libertad” de su primer Larga Duración “Involución” del 2006. 45 minutos de directo que nos dejaron con ganas de más esperando que no volvamos a tardar tanto tiempo para volver a disfrutar de su música en directo, y mientras, seguir escuchando el nuevo disco para terminar de acostumbrarnos a la buena voz de Marc Quee en esta nueva etapa de la banda.

 

 

Le llegó el turno a los protagonistas de la noche, el nuevo proyecto de Manuel Rodríguez, que presentaba en Madrid la formación con la que va a defender su primer disco. La banda madrileña cuenta con los gaditanos afincados en la capital Alex Sánchez y Víctor Otero a las guitarras, el burgalés Matt de Vallejo a la batería y el madrileño Juanje Rama al bajo formando un grupo de un alto nivel profesional para acompañar a Manuel en su vuelta a los escenarios. Con el apoyo incondicional de un público que les animó desde el principio, iniciaron su actuación con el tema “Amor Imposible” y “Confesiones” antes de recordar con añoranza su época en su anterior banda Sphinx con el tema “La Muerte Sobre Un Papel” que formó parte de su disco presentación allá por el 2001. Siempre precedidas por una presentación por parte de Manuel, le llegó el turno al tema “Nuevo Amanecer” seguido por “Volver” para terminar los temas centrados en su presente trabajo con “Cleopatra”, pero lo mejor siempre se guarda para el final y los dos ases que tenían bajo la manga fueron los clásicos de la época de Sphinx anunciados por la intro “Porto Suite” y coreados por el público que abarrotaba el escenario como “Santa Maldad” y “Momentos De Lucidez” que forman parte del disco “Mar De Dioses” del 2003. Breve actuación de la banda limitada por los horarios de la sala pero que los que asistimos aprovechamos, esperando volver a verlos en mejores condiciones de local para poder disfrutar mejor con lo que nos pueden ofrecer en directo.

 

 

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *