La deriva hacia el vacío del nuevo cine de acción. Vol.3: Atómica (Atomic blonde)

Publicado el 10/11/2017 | por Luis Cifer | Cine
Valoración
45

No hay dos sin tres. Parece que el éxito de la segunda entrega de John Wick (algo incomprensible) hizo que el director de esta última, David Leitch, fuera el elegido para dirigir esta especie de versión femenina de James Bond interpretada por Charlize Theron. Se trataba de seguir la estela de John Wick y a ello se han limitado. Atómica no es un film original ni en su estética ni en su estilo narrativo. Parece un film de acción de Jason Bourne rodado por el nervioso de Guy Ritchie. Mucha cámara al hombro, mucho rótulo en pantalla, mucha canción, mucha acción y poco contenido. A priori, lo único destacable de Atómica es la presencia de la siempre eficiente Charlize Theron. Ella es la única protagonista y cabe destacar el excelente esfuerzo físico realizado para esta película. Desde luego, ha estado más tiempo en el gimnasio que leyendo el guión. Tras Mad Max: Fury road resulta evidente que Charlice Theron es la heroína definitiva que el cine moderno necesita, pero con películas mejores que Atómica. Theron encarna a la perfección a la mujer de armas tomar, guapa e inteligente a la par que letal. Además es capaz de seducir a quien se le ponga por delante, sea hombre o mujer, y todo ello sin resultar inexpresiva. Obviamente, las dotes interpretativas de Charlize Theron son muy superiores a las de Keanu Reeves. Lo de los atributos físicos ya es cuestión de gustos. Atómica es superior a John Wick básicamente por el carisma que transmite su actriz principal.

La ambientación en el Berlín inmediatamente anterior a la caída del muro y la inclusión de secundarios de relumbrón son lo más destacable de un film que resulta aburrido cuando no hay personajes muriendo en pantalla. La trama de espías es simple y confusa mientras el McGuffin (esa lista de nombres que hay que conseguir a toda costa) le importa un bledo al espectador. Mal vamos. La narración acaba por resultar tediosa ya que, realmente, no pasa casi nada en toda la peli. Ni las canciones de los 80 ni los 200 planos por minuto consiguen hacer ágil la narración. La cosa, por suerte, va de menos a más y acaba siendo un film bastante digno a pesar del tibio comienzo gracias a las espectaculares coreografías de las escenas de acción. Escenas como la de la pelea en las escaleras me resultaron muy estimulantes. En un falso plano secuencia, Leitch nos mete de lleno en una brutal pelea por la supervivencia. Leitch ha sido especialista antes de director y se nota en su trabajo. Su falso plano secuencia (está retocado digitalmente) es un prodigio de planificación y manejo de la cámara. Además, Theron se maneja perfectamente en estas escenas que requieren de un gran esfuerzo físico y entrenamiento.

La música original corre a cargo de Tyler Bates, correctita, sin más. Tienen mucho más protagonismo las canciones de artistas de los 80 como Siouxsie & The banshees, George Michael, Public Enemy, David Bowie, Depeche mode, Nena, New order o Ministry (versioneados por Marilyn Manson y Tyler Bates). Hasta suena el Under pressure de Queen y David Bowie. No es que sea una selección muy original, la verdad, como todo en el film, pero funciona a ratos. Lo que me dejó descolocado es el homenaje al film Stalker de Tarkovski, sinceramente, no sé a qué viene.

Lo dicho, Leitch se luce en las escenas de acción, como ya hizo en John Wick, pero en los tiempos muertos entre pelea y pelea su película pierde fuelle. Ni siquiera el carisma de Charlice Theron consigue para Atómica el aprobado.

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *