Crónica de HOGJAW en Fuengirola, The Cabaret Club, 09/11/2017

Publicado el 11/11/2017 | por Laurent Berger | Conciertos

La costa del sol, en lo referente al rock, es lo mas parecido a un desierto. Es increíble que en un litoral donde residen tantas viejas glorias del rock, haya tan pocas salas que se atrevan a traer grupos internacionales del género. Desde hace un tiempo la sala Louie Louie en Estepona, le ha echado cojones y tiene una programación digna que no tiene nada que envidiar a las de Madrid o Barcelona. Ahora es otra sala , The Cabaret Club, en Fuengirola que de manera mas modesta apuesta por traer bandas de calidad.

Regentada por un simpático escocés amante de la buena música ha traído a Stoled Rhodes hace unos meses y a Hogjaw la otra noche. Su intención es seguir esta senda a pesar de los pocos fieles que acuden a esas citas ineludibles. Para Hogjaw se juntaron sólo veinticinco para presenciar una misa de rock sureño donde la banda ofreció un concierto como si fuésemos quinientos. Hay que estar atento a la propuestas de la sala Cabaret que promete traer en breve a miembros de la Marshall Tucker Band y grupos de Nashville, por lo que quedáis avisados.

En cuanto a Hogjaw poca cosa que añadir a la reseña de Madrid que se ha publicado hace poco en estas paginas. La banda es una verdadera apisonadora, un grupo compacto que recuerda a Dr Feelgood no en el plan musical si no en la compenetración que tienen sus miembros entre si. Ofrecieron un concierto sin fisuras donde el sonido fue de menos a más y, donde por momentos, desprendían aromas a los Allman Brothers, Outlaws, 38 Special con tintes de Hard Rock. Una banda que parecía al principio un poco apagada por la poca presencia de público pero que se creció en tan solo un par de temas. Ese “Country Line” antológico y ese brutal “Am I Wrong?” cantado por esa bestia parda que es J. “Killer” Kowalski tras sus parches, sin quitarles méritos a D.D Elvis que machacó su bajo y Jimmy Rose brutal con las seis cuerdas y Jonboat Jones que con su figura imponente que dibuja una sonrisa encantadora tras esa barba cada vez que se siente satisfecho. Entre todos, estuvimos paseándonos dos horas por Arizona.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *