Segunda jornada del Leyendas del Rock 2017 desde Villena (Alicante)

Publicado el 17/08/2017 | por José Luis Díez | Conciertos, Opinión

JUEVES 10 DE AGOSTO EN EL LEYENDAS DEL ROCK 2017

Tras el incómodo final de jornada con el fuerte viento imperante, amanecía un día tan espléndido que invitaba a pasarse por el Mercado Municipal, para probar la nueva hoppy pils de ANGELUS APÁTRIDA en el Salón de la Cerveza, donde se pudo ver a mucha gente y poder así departir tranquilamente con la banda. Tras comer algo, fuimos de nuevo al recinto del Polideportivo, para iniciar este segundo día que comenzaba con los estadounidenses STEVE N SEAGULLS, los cuales, vestidos de “rednecks” y con instrumentos como el banjo o el acordeón, versionaban grandes éxitos del rock. Desde el “Burn” de Deep Purple, el “Search and Destroy” de Metallica, hasta el coreadísimo “Thunderstruck” de los AC /DC. Cincuenta minutos muy divertidos que hicieron las delicias de los presentes.

Y del escenario Azucena, marchamos al Jesús de la Rosa para ver qué ofrecían los finlandeses INSOMNIUM. Un death metal melódico muy pesado, rozando en más de un momento el doom, creando una atmósfera depresiva fantástica. Lástima que bandas de este calibre tengan que tocar en tan temprana hora, porque se pierden sensaciones.
Su setlist se basó en las siete partes de su último trabajo “Winter’s Gate” y “Ephemeral” con “While We Sleep” de regalo. En mi opinión, uno de los mejores directos del día.

Tras la fuerte descarga de los nórdicos, llegamos a una de las reuniones esperadas, una de esas actuaciones por las que el Leyendas del Rock tiene ese algo especial, ya que ver a los barceloneses TIGRES, es casi imposible, debido a que llevan retirados muchos años. Heavy metal ochentero en una banda que llegó a telonear a Kiss, Judas Priest o Motorhead.

De nuevo nos acercamos a los escenarios principales para comprobar la actual formación de RAGE, capitaneada por la voz y el bajo de Peter Wagner. Ya desde los primeros acordes de “Don’t fear the Winter” se notaron problemas de sonido, con lo que la descarga no fue todo lo buena que pretendían, aunque estuvieron comunicativos y con ganas de agradar. Estamos seguros de que el trío germano, puede interpretar mejor “bolo” y más, con un final tan apoteósico intercalando el “Higher Than The Sky” con el “Holy Diver”.

Y de unos con directo mejorable, a otros que nunca me han sorprendido en vivo, como los holandeses EPICA, que a su favor, debo decir que sonaron mejor que en las múltiples ocasiones que nuestros caminos se han encontrado, a pesar de que la voz gutural apenas tiene protagonismo, diciéndoselo todo a la voz de “mezzo” de Simone Simons.

Su descarga repartió tiempo entre su último álbum The Holographic principle” con éxitos atemporales del grupo como “Cry For The Moon”, que llevaba algunas giras sin escuchársela y que es uno de los grandes hits del metal sinfónico.

BLIND GUARDIAN eran uno de los “platos fuertes” del día al tocar íntegro el “Imaginations From The Other Side”, aunque sorprendieron todos, comenzando con “The Ninth Wave”, “Welcome to Dying”, “Nighfall” y “Prophecies”, hasta que los primeros acordes del “Mordred’s Song” daban paso a uno de los discos referentes en el “power metal”. Y aunque vimos a un Hansi Kürsch con la voz justa, una competente banda, un repertorio de canciones insuperable y un final antológico con el tema homónimo del LP, “Mirror, Mirror”, “The Bard’s Song-In The Forest” y “Valhalla” nos dejaron un agradable “sabor de boca”, siendo el preludio a la contundencia de ARCH ENEMY, donde los suecos nos dejaron a ratos fríos. Buenas guitarras las de Michael Ammot y Jeff Loomis. Y una Alissa White-Gluz asentada y llevando el peso de la actuación, aunque desde que sacaron el “War Eternal”, veo una evolución en el grupo hacia que los cortes jueguen con la voz gutural y la femenina (algo así como, “la bella y la bestia” en la misma persona) tipo “The Agonist”, que hace que echemos de menos a Angela Gossow, sobre todo al final, con “We Will Rise” y “Nemesis”.

 

Y de unos clásicos del metal extremo, a otros como TRIPTYKON, donde hay que decir que los suizos, hicieron uno de los conciertos del festival más oscuro y pesado y crearon una atmósfera difícil de olvidar. Temas largos y cadenciosos; gustándose, encabezados por el exlíder de los reyes del metal Celtic Frost, Tom Gabriel Fisher, de los que interpretaron tres versiones tan potentes como “Circle Of The Tyrants” o “Morbid Tales” que junto a sus dos disos de estudio, completaron sus setenta minutos para tan solo ocho canciones.

 

Tan espectacular fue la cosa, que en el concierto de CICLÓN, todavía recordábamos las evoluciones de los centroeuropeos y tardamos un tiempo en disfrutar el buen concierto de los madrileños; heavy metal de siempre, animando sin parar y con unos cuantos cortes de su último “Fuera de Control”, a tener en cuenta.

 

Texto de Jose Luis Díez

Fotografías: Anabel Belinzón

 

Sobre el autor

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exortizar sus demonios interiores en su blog personal su blog el curioso observador

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *