JUNKYARD – High Water

Publicado el 24/08/2017 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
100

Junkyard!, joder!, Junkyard!!!. Otro de los comebacks más excitantes y emocionantes en los últimos tiempos para quien suscribe. La vuelta de Redd Kross fue grandiosa, la reunión de los Dogs D’Amour impresionante, la de los Hellacopters/Guns me ha sido imposible constatarlo pero leo en todas partes que ambas han estado a la altura y, cómo no, la de unos contemporáneos de los últimos como los Junkyard no se me podía escapar de ninguna de las maneras, pudiendo comprobar la fuerza y entrega de su directo hace dos años en Valencia recién editado su por aquel entonces nuevo single Faded (2015). Fue una velada absolutamente memorable. Dos años después ha llegado, ¡tras 26 años de sequía discográfica!, algo soñado por muchos de los que quedamos desvirgados por el Rock & Roll gracias aquella movida angelina de finales de los 80’s con todas esas bandas que tenéis ahora mismo en mente y un disco con ‘mucho Apettito’, ha llegado el momento de disfrutar del nuevo pelotazo, porque no se le puede llamar de otra manera, de JunkyardHigh Water (2017)

‘Luchamos como Follamos’, ¿hacen falta más explicaciones honey?…

Os he de confesar que la banda de David Roach & Cia no acabaron de entrarme a la primera, cuando los descubrí a finales de los 90’s, estaba tan obsesionado con la movida escandinava y con el Neo-Swing que no me impactaron tanto como nos los querían vender en el Popu. Menos mal que con el tiempo les fui haciendo justicia, macerando sus increíbles canciones y amándolos por mí mismo. Creo que no ando desencaminado si os digo que siempre fueron unos ‘loosers’ con una capacidad musical alucinante, a la misma altura de su mala suerte y su ‘gafe’ con Geffen. Los 90’s fueron tiempos duros, muy duros para esta gente y para Roach desengañados con una Industria en la que no encajaban en absoluto porque todos los ojos y los oídos estaban dirigidos a Seattle y al ‘Chandal Metal’.

No me equivocaré cuando hablo de la tabla de salvación que supuso nuestro país cuando en 2008 se marcaron una impresionante gira por la Piel de Toro, que les dió fuerzas para plantearse meterse en un estudio y parir nuevos temas, sin prisas, sin contratos, sin fecha en el horizonte, así fueron componiendo poco a poco, con cariño y con la vieja ‘magia’ los once tracks de los que se compone High Water (2017).

Si con el inicial “Walk Away” no te rompes el cuello por culpa de ese riff tan matador y esa interpretación vocal asesina es que no te gusta el rock’n’roll amigo!. Pero que nadie se piense que estamos ante un disco de Sleazy Punk’N’Roll tan sólo, High Water está lleno de todo eso que forma parte del sonido Junkyard, porque no son una banda nacida en Sunset Blvd a pesar de curtirse allí, Roach proviene de Austin, Texas y el blues, el boogie y el outlaw country también forman parte de su ADN por lo que estamos delante de un disco muy dinámico y entretenido, con subidones sónicos e incursiones ‘loosers’ en la música más de raices. Obviamente el citado “Walk Away”, el acedeciano “Faded” (qué diría Malcom Y.…), “W.F.L.W.F” apestando a la cloaca angelina más oscura y peligrosa, el urgente y punkoide “Wallet” y el sucio cierre con “Kindness To The Dead” son lo que todo el mundo queremos ver en Junkyard, la prueba de que han vuelto, pero claro, el disco es tan sólido, tan cojonudo que no puedes más que rendirte ante medios tiempos tan bien planteados como “Cut From The Slut”, el bailongo “Hellbound”, la balada ‘loser’ “Til’ The Wheels Fall Off” o los cortes más outlaw country/blues como “Styrofoam Cup” o “Don’t Give A Damn” que dicen mucho del gran estado de forma en que se encuentran David, Tim, Todd, Patt y Jimmy pariendo lo que les ha salido del corazón sin tener en mente tan sólo su legado del pasado para contentar a sus ‘die hard fans’.

Claramente Pupilos, ¡mi disco del verano!…

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *