Crónica de ORPHANED LAND + SECHEM en Madrid, Sala Copérnico, 08/06/2017

Publicado el 10/06/2017 | por David Galeote | Conciertos

Cuando todavía Madrid se estaba recuperando de la resaca del fin de semana pasado con las magníficas actuaciones de Slayer y Guns N’Roses, el calendario tan apretado de eventos nos traía otra gran banda que iniciaba una pequeña gira a la que añadían Málaga en su periplo por tierras españolas, la banda israelí de metal progresivo oriental Orphaned Land acompañados en por el grupo madrileño Sechem.

Siendo jueves y como la hora acompañaba con la apertura de puertas a las 20 horas, la sala Copérnico lucía un buen aspecto de público para cuando el sexteto formado por la cantante Ikena, la flautista Marta Sacri, el teclista Paolo Andreotti, el guitarrista Pepo Raull, el batería Jorge “You” Homobono y presentando a su nuevo bajista Santi. Iniciaron con la intro “Eis Ho Theos!” para continuar con “Raise Your Flask” de su EP “Renaissance Of The Ancient Ka”, que salió a la venta en Febrero del año pasado, del que también tocaron “Nebet I’h” antes de presentarnos un tema de lo que será su próximo lanzamiento “An Epic Journey To You”.

Para los siguientes temas contaron con la colaboración de la bailarina de danza oriental Jezabel mientras descargaban “Era Of Martyrs” y “Sandstorm”. Continuó el espectáculo con “Queen Of Nubia” y “Sanehat (Parte 1)” para sorprendernos con la cover de Dick Dale “Misirlou”, que usaron para presentar a miembros del grupo y que mucha gente reconocerá por sonar en la película “Pulp Fiction” de Quentin Tarantino. “St. Thais” y “Agora” fueron sus últimos temas elegidos antes de despedirse agradeciendo a todos la asistencia y volviéndonos a sorprender con la segunda cover elegida, “Walk Like An Egyptian” de la banda femenina The Bangles. 55 minutos de actuación que fueron toda una sorpresa de una banda nacional que ha elegido apostar por un estilo musical que no se estila por aquí y que les ha dado la oportunidad de salir por Europa junto con Orphaned Land. Ahora toca tener paciencia y esperar a que graben su primer Lp para volver a verlos en los escenarios.

Con un cambio rapidísimo que duro algo más de 10 minutos, el escenario quedo listo para recibir al grupo estrella de la noche, que no se hizo de rogar y salió a ofrecernos todo un espectáculo. El quinteto formado por el batería Matan Shmuely, el bajista Uri Zelcha, los guitarristas Chen Balbus e Idan Amsalem junto con el cantante Kobi Farhi recibieron todo el cariño del público desde el primer momento y lo agradecieron constantemente. Comenzaron con el tema “Ocean Land (The Revelation)” de su álbum “Mabool – The Story Of The Three Sons Of Seven” del 2004 para continuar con “The Simple Man” y el conocidísimo “All Is One” del disco homónimo del 2013 y que es su último trabajo de estudio hasta la fecha. Debido a la múltiple orquestación de sus temas, los coros y teclados sonaban grabados pero eso no desmerecía la buena actuación del grupo que continuo con “Let The Truce Be Known” de su último disco para retroceder al 2010 con “Barakah” del “The Never Ending Way Of ORwarriOR” que enlazo con “The Kiss Of Babylon (The Sins)” del “Mabool”. Para presentarnos el siguiente tema hablo sobre la situación actual donde la política y la religión están causando tantos problemas en Occidente y Oriente cuando en verdad todos somos como daba título su siguiente tema “Brother” que arranco numerosos aplausos. “Birth Of The Three (The Unification)” continuo como homenaje a su disco “Mabool” para volver con “Olat Ha’tamid” al 2010 coreado por el público al igual que “Sapari”, que contó con la colaboración de la bailarina Jezabel, antes de remontarse a sus primeros trabajos con el tema “El Meod Na’ala” de “El Norra Alila” de 1996 y despedirse brevemente con “In Thy Never Ending Way (Epilogue). Volvieron para un íntimo “Halo Dies” de voz y guitarra para terminar de despedirse con “Norra El Norra (Entering The Ark)/Ornaments Of Gold” después de 75 minutos de sobresaliente actuación.

Una noche donde todos los que asistimos nos fuimos con una sonrisa en la boca después de disfrutar con dos bandas que unen estilos de música mostrando que lo que pensamos que nos puede separar también puede unirnos

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *