Crónica de SONATA ARCTICA + TRIOSPHERE + STRIKER en Barcelona, Sala Bikini, 04/03/2017

Publicado el 21/03/2017 | por admin | Conciertos

Otra aportación de SLAVES TO ROCK, y que se suma a lo que nosotros vivimos en Sevilla un par de días después.

Fieles a su cita con barcelona, los finlandeses Sonata Arctica se presentaban en la Sala Bikini embarcados en su gira Europea de su último trabajo “The Ninth Hour”

Con una sala rozando el cartel de entradas agotadas y un público volcado desde el primer momento, los encargados de abrir el show fueron los canadienses Striker que con su Hard Rock directo se metieron al público en el bolsillo desde los primeros temas.

Canciones como “Full Speed or No Speed” “Born to Lose” o “Phoenix Lights” sonaron muy compactas y demostraron que el grupo tiene  un directo muy potente, y la sensación al acabar su actuación fue de que nos quedamos con ganas de más.

Los siguientes en subir al escenario fueron los noruegos Triosphere con su apuesta por un estilo mucho más elaborado y progresivo. Enseguida se vio que la banda se sentía cómoda en el escenario y temas como “My Fortress” y “Driven” hicieron las delicias de los allí congregados

La banda compuesta por Ida Haukland a la voz y bajo, Tor Ole Byberg y Maruis Bergensen a las guitarras y Orjan Aare Jorgensen a la batería demostró tener un directo que no tiene nada que envidiar a otras bandas del género progresivo.

De su trabajo “The Heart Of The Matter”, sonaron la genial “Breathless”, y las  directas “Steal Away The Light” y “The heart´s Dominion”. Sin tiempo para más, se despidieron prometiendo volver pronto.

Era el momento de los esperados Sonata Arctica y los decibelios de la sala aumentaron con los primeros acordes de la intro grabada  de “We are what we are” que daba paso al primer tema del fantástico concierto que ofreció la  banda, “Closer To An Animal” seguido de “Life” uno de los singles de su último trabajo que fue muy bien recibido por los presentes.

Cuando tienes una trayectoria como la de los fineses, es difícil escoger un setlist que contente a todo el mundo, aun así, las canciones elegidas fueron un acierto total, “The Wolves Die Young” y “In Black And White” sonaron a continuación y el público se volcó con ellas.

El primer gran momento de la noche vino cuando Tony Kakko, a un gran nivel toda la noche, presentó el siguiente tema.

“Tallulah”, que sonó espectacular, se llevó la primera gran ovación de la noche y se pudo ver a alguna persona del público, integrado en su mayoría por jóvenes de no más de 25 años, con alguna lágrima en los ojos mientras la cantaba a pleno pulmón.

“Fairytale” fue la siguiente canción de su último trabajo y demostró ser un gran tema para tocar en directo.

Cuando el teclado de Henrik Klingenberg dio paso a  “Fullmoon” el segundo gran momento de noche estaba a punto de llegar.

Fue el único tema de su primer trabajo “Ecliptica” que rescataron pero quedó claro que por él no pasan los años, y ya son unos cuantos, ya que la gente la recibió encantada.

A estas alturas del concierto estaba claro que la banda nos iba a ofrecer una gran noche, la banda estaba a gusto, la guitarra de Elias Viljanen y el teclado de Henrik Klinbergen sonaban perfectos y la batería de Tommy Portino, incansable toda la noche, era el motor de la banda acompañada perfectamente por el bajo de Pasi Kaupinien.

Mención aparte merece Tony Kakko, que mostró su faceta de showman una vez más, interactuando con el publico constantemente y cantando todo el concierto a un nivel altísimo.

“Among the Shooting Stars” fue la siguiente en sonar y una breve intro grabada dio paso a otra agradable sorpresa. “Abandoned, Pleased, Brainwashed, Exploited” de su gran “Winterheart´s Guild” sonó contundente , rápida e hizo que la gente saltara y coreara la canción.

Sin tiempo para recuperarnos de la descarga, una de las mejores canciones de su último trabajo “We Are What We Are”, puso la sala patas arriba, con todos los presentes moviendo las manos al ritmo impuesto por Kakko e interpretada por la banda de manera magistral.

Un breve solo de guitarra de Elias dio paso a “The Power Of One” uno de los mejores temas de Sonata Arctica, de su album “Silence”, sin duda una sorpresa para los alli reunidos que fue recibida con entusiasmo.

La banda se retiró y el público no paro de corear su nombre esperando unos bises que no tardaron en llegar.

“Misplaced”,  “I Have The Right” y “Don´t Say A Word” que sonaron espectaculares, fueron los temas escogidos para acabar el concierto junto, por supuesto, con su ya famosa “Vodka Outro”.

Tres temas que pusieron fin a un gran concierto, otro más, de Sonata Arctica, una banda que cada año que pasa se consolidan como una de las mejores de su género.

Texto: Ziltoid

Sobre el autor

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *