Crónica de LEX LÜGER + DOUG CRASH + SUPERVIA en Castellón, Sala L’Espurna , 17/03/17

Publicado el 27/03/2017 | por Pupilo Dilatado | Conciertos

Para empezar, debo pedir disculpas a los tres protagonistas de hoy por la demora de esta crónica pues no me gusta tardar demasiado en colgar mis impresiones sobre conciertos ya que se pierde frescura y espontaneidad, pero ando más liado que nunca con el trabajo y con otras historias y me ha sido imposible escribir unas líneas hasta el día de hoy. Lex, Doug, Supervia, espero sepáis disculparme, no me había olvidado de vosotros, os lo aseguro.

Y bien, este triple bolo nace de la gran amistad que me une al líder de Los Lügers, Lex, pues me pidió si podía encontrarle alguna fecha en Castellón para presentar su reciente segundo disco en solitario, II (2017), del que ya dí buena cuenta AQUÍ. Haciendo mis primeros pinitos como seudo-promotor conseguimos que la Sala/Bar L’Espurna pusiese el espacio para un repertorio muy especial en acústico que no iba a venir sólo pues dos excepcionales (y desconocidos para quien suscribe) artistas de Zaragoza iban a acompañar al ‘Lobo Adolescente’ en su peregrinaje en solitario a la Ciudad de la Plana, esos fueron Doug Crash y José Luís ‘Supervía’. 3 artistas distintos, 3 estilos diferentes y 3 formas distintas de encarar un acústico. Vamos con ello…

Por cuestiones que no vienen al caso, llegué más tarde de lo esperado pues pensaba conocerlos en persona a primera hora de la tarde pero, en fin, cuando por fin llegué a L’Espurna aún todavía pude disfrutar de un buen rato pre-bolo con los implicados pudiendo comprobar la camaradería y el buen rollo que se profesaban y teniendo una conversación absolutamente cojonuda hablando de esas cosas que a los rock’n’rolers nos gusta hablar, debatir y discutir una y otra vez. Me sentí de inmediato como si conociese a estos cabrones de toda la vida y tengo que agradecer a Lex, una vez más, su excelente trato, su humildad y su cojonudo buen rollo constante…AH!, ¡se me olvidaba!, y también la increíble oportunidad de escuchar, en absoluta primicia mundial, dos de los nuevos temas que Lex, Barlow y Jason están fraguando para el nuevo disco de Los Lügers y os aseguro que son pura dinamita, dos putos cañonazos rebosantes de oscuro poder eléctrico que auguran otra colección de canciones intratable y demoledora a la altura, como mínimo de su anterior Ritual (2015). Un puto lujo.

Metámonos ya de lleno en la crónica, me disculparán de nuevo Doug Crash y Supervia pero seré más escueto en sus crónicas al no controlar su repertorio. Instantes antes del evento a Lex se le ocurrió un soberano titular para los tres y así quiero empezar con mis impresiones pues no se equivocaba lo más mínimo:

“…la música de Supervía es para hacer el amor con tu chica y con la vida, la de Doug es para hacerle el amor a las motos y los cocodrilos y la mía es para follar con los muertos…”. Qué grande…

Y puedo jurar que así fue cada una de las descargas, el público no acompañó lo más mínimo, la mayoría entraba y salía, estaban de paso pues era el primer día oficial de las Fiestas de La Magdalena y me imagino que no estaban para acústicos. En fin, ellos se lo perdieron…

José Luís Supervia ya os lo presenté cuando hice la promo del concierto, es el hacha de los conocidos metaleros maños Ariday, además de tener una carrera en solitario con tres discos ya centrada en un estilo más, digamos, cantautor rock con temas en acústico y en eléctrico. Hay que decir que era su estreno en directo en este formato desenchufado y melódico (¡fuera guturales!) y doy fe que no se le notó tenso e inseguro en ningún momento, la experiencia es un grado y Supervía mostró tablas, pasión interpretativa y un control de los ‘speeches’ para presentar los temas con mucho desparpajo. Por lo poco que sé de su carrera desgranó varios de los temas de su último trabajo siendo “No quiero renunciar”, la dramática experiencia personal de “Aún hay tiempo” y su entrañable “Lucía” los temas que más me ganaron. En mi opinión, gana dramatismo en acústico, me gusta incluso más que en eléctrico (aunque no haya solos, je, je).

Turno para Lex Lüger. El ‘Vampire Killer’ de la Ciudad del Ebro está llevando muy acertadamente su lúgubre, sangrienta y siniestra parafernalia lírica inmortal al formato desenchufado. Con tan sólo un bolo de ‘calentamiento’ en La Mala de Madrid, se presentaba en Castellón con ganas de gustar, de dejarse ver aunque fuesemos muy pocos los que pusiésemos atención a sus colmillos. A pesar de ello, ¡joder!, salió a matar, el ataque de los temas fue furioso y entregadísimo a pesar del sonido acústico más desnudo, pero precisamente esto es lo que le da ese toque distintivo y diferente a su ‘alter ego’ eléctrico con Los Lügers pues el Horror Punk/High Energy desaparece manifestándose su parte más siniestra y romántica a pesar de la crudeza de la interpretación.

El setlist, cómo no, se basó en sus dos discos en solitario destacando para mi gusto el pegadizo “Psycho Killer”, el apasionante “If Your Have Ghosts” de Roky Erickson, el romántico “Amor y sangre” y el cabronazo “Medianoche” con un Lex poniendo toda la carne en el asador abusando hasta el límite de sus cuerdas vocales sacando todas sus ‘criaturas’ oscuras. El repertorio de Los Lügers también tenía que desnudarse, incluso con sorpresa de última hora pues además de los esperados “Las Puertas” (acojonante) y “Aullidos”, Mr. Lüger se desmarcó con una brutal versión de su mega-hit “Lobo Adolescente” que, encima, es uno de los temas que más me gustan de Ritual. Lo que esperaba encontrar fue exactamente lo que me encontré ante mis ojos, oscura entrega, pasión descontrolada, furioso talento y oscuras experiencias son las que hicieron que creyese más si cabe en un tipo que ya puedo considerar como mi propio ‘hermano’.

Le tocó cerrar la noche al guatemalteco Douglass Rivas en su ‘alter ego’ acústico, Doug Crash. No lo tenía fácil ante semejante descarga de adrenalina esquizoide, sangre y colmillos afilados pero, a pesar de que salió algo contenido y con cierta timidez, muy pronto se hizo con los allí presentes con su despliegue de blues pantanoso y punteos acústicos que apestan a carreteras interminables y olor a gasolina. Muchos nombres me venían a la cabeza pero ZZ Top, Tito & Tarantula e incluso The Blasters pulularon por su setlist con momentos espectaculares y dedicados haciendo ‘slide guitar’ que fueron precisamente los momentos en donde Crash perdió timidez ganando en presencia escénica. “Alligator” y “Raiders On Darkness” lo temas que más recuerdo pero también recuerdo lo que el timbre vocal de Doug me recordó, por momentos, al peculiar timbre nasal de Brian Molko (Placebo) y al intimismo dramático que suele dotar a sus temas más acústicos. Un gran descubrimiento el deleite de tu música Mr. Crash, hipnótica y subyugante querido amigo, grandes cosas en el futuro te esperan en el futuro, seguro.

Y llegamos al final de nuevo demostrando la humildad y la profesionalidad de tres tipos como tú y como yo que se mantuvieron concentrados en sus actuaciones sin desfasar en ningún momento y que, acto seguido a la actuación de Doug, recogieron bártulos marchando de nuevo a Zaragoza tras otros tantos minutos de impresiones, halagos y confesiones varias. A esto se le llama ‘chupar carretera por amor al arte’ joder!…

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *