LEATHER BOYS – Decade Of Decadence

Publicado el 22/02/2017 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
80

Qué grandes que son los Leather Boys Pupilos, sacrificados pero imparables currantes de este oficio tan mal reconocido en nuestro país como poco remunerado, pero irreductibles al desaliento, invencibles rock’n’rolers que nunca darán su brazo a torcer a la hora de llevar el Hard Rock y el Sleazy a lo más alto de este país.

Si a todas estas virtudes (y sacrificios) le sumamos que son unos tipos la mar de afables (lo he podido comprobar en multitud de ocasiones) como os daréis cuenta en LA ENTREVISTA que les hizo Sergio Bixo, mi camarada del Staff de Rock, The Best Music, ¿qué tenemos?…pues a una banda que merece estar en lo más alto de nuestro panorama nacional, que se deja muy mucho querer (y meter mano, como dirían ellos mismos) y que, con los contactos adecuados, podría estar dando el salto fuera de nuestras fronteras para conquistar Inglaterra como poco e ir abriendo puertas a otros mercados.

 

Encuérate con los Leather Boys y ‘DECAE’!!!

¿Y qué tienen que ofrecernos para este 2017?, pues una celebración en toda regla ya que los asturianos cumplen su 10º aniversario como estandartes indiscutibles del Rock’N’Roll más putero de este país. Y no hay mejor forma de hacerlo que realizando una gira por todo el país presentando un E.P. que lleva por título Decade of Decadence (2017) que es un genial y recurrente homenaje a aquel brutal recopilatorio, de idéntico título, que se sacaron los Mötley Crüe cubriendo sus ‘good old times’ (81-91). No han colocado fotos suyas como ya hicieran Sixx & Cia., han preferido ser irónicos y críticos (a la par que picantones) con el collage de fotos combinando imágenes de los últimos dictadores y colocándonos de forma, digamos, comprometida.

El contenido de Decade… es también muy especial, pues de los seis temas de los que se compone el 7” los tres primeros son de nueva composición comenzando por “Decade Of Decadence” que ya es un puto subidón con esa ‘intro’ tanto vocal (guiño “Welcome To The Jungle”) como instrumental al que le sigue una progresión matadora, muy Crüe, directa a la zona de flotación. “Titi Bar” es la fiesta hard & sleazy del E.P., un temazo ‘putero’ y cabronazo lleno de ‘señoritas’ y ‘girls, girls, girls’ pero también de gente peligrosa y deseos que necesitan ‘desahogo’ (…). “Lost In The City Of Sin” es otro track demoledor, con un Leather Rose probando nuevos registros con su voz, rasgándola en grave ‘a la Mustaine‘ y con una atmósfera amenazadora con esas rítmicas que se marcan en todo el tema Leather Sex y Leather Dirty Duke. De nuevo peligrosos callejones y sucia decadencia en la ‘ciudad del pecado’.

Los siguientes tres temas son descartes del anterior Back In The Streets (2014), ¡pero qué descartes joder!. Los tres cortes se han vuelto a regrabar dotándoles (según confiesas en la entrevista para RTBM) un cariz más clásico y hardrockero demostrando claramente su amor por bandas a las que siempre han respetado. Para empezar, “Eyes Of The Storm” es el tema que más sorprenderá de todo el conjunto pues es una ‘powerballad’ que me quiere recordar un poco a Skid Row en algún momento. Leather Rose sorprende gratamente con una interpretación vocal que se sale de su estilo ‘sucio y sleazy’ demostrando que puede acometer otras formas de cantar con un registro más limpio y melódico. Leather Sex está espectacular en los punteos, ¡que cabrón! y el ‘solo’ de Leather Dangerous Dick (el anterior guitarra) se sale. “Rock For Freedom” vuelve a coger impulso con brios ‘aussies’ con un tema que puede estar llamado a ser un clásico en sus conciertos por su estribillo epatante y su vocación de himno del rock’n’roll. En el último corte, “Sun City”, por fin los Leather Boys sacan a la palestra una de sus influencias claves como lo es y siempre ha sido The Cult. El riff, las rítmicas, esa atmósfera que lleva la ‘trademark’ Astbury/Duffy te van a transportar directamente a la época de Love sin lugar a dudas y, sinceramente, les ha quedado brutal el necesario homenaje/tributo.

Si hay una única conclusión posible, es que los astures han sacado una golosina que contentará a sus ‘die hard fans’ entre los que por su puesto me encuentro y que demuestra una clara intención evolutiva, una mirada hacia delante decidida que no desea estancarse y que necesita probar cosas nuevas, nuevos sonidos, incluso retos vocales que auguran un futuro tercer disco exquisito, putón (como siempre) y absolutamente cabronazo.

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *