Crónica de la presentación del nuevo disco de GUADAÑA, El Puerto de Santa María, 04/02/2017

Publicado el 06/02/2017 | por José Luis Díez | Conciertos

A pesar del mal tiempo, de la noche lluviosa, una ingente cantidad de personas se acercaron “a la Mazmorra Metal Bar de El Puerto de Santa María” y que con tan buen tino dirige desde hace años José Miguel Cárdenas. Sábado 4 de febrero era la fecha elegida para la presentación en “su casa” de “KARMA”, tercer larga duración de GUADAÑA  que en esta ocasión fueron profetas en su tierra.

El encargado de presentarnos el álbum fue el batería (y a la “sazón” productor) Pablo Casas, que uno a uno nos fue desgranando los trece cortes que forman el LP. En esta primera escucha podemos afirmar que se trata del trabajo más maduro hasta la fecha de los de San Fernando, tras “El grito del silencio” y el paso a mayores cotas que supuso “Deryaz”. Un “plástico” variado, que transita entre diferentes estilos del “heavy metal” pero con una tremenda calidad en las composiciones, marcado por las voces de sus dos vocalistas, la más gutural de Salva Sánchez y la potente y poderosa de Glory Romero, acompañado de una base rítmica convincente con la pegada del antes mencionado Pablo Casas y las cuatro cuerdas de Nael Martín, junto a las seis de Juanma Patrón que resulta un acertado fichaje.

Del disco destaca “Nuestra revolución”, canción creada para convertirse en su himno, de estribillo pegadizo y perfecta para corear en directo. Tema del metal más clásico como son los dos primeros cortes “Aún sigo en pie” y “Ser uno mismo”, aunque los sonidos más duros también tienen cabida como en “Némesis” con la inestimable colaboración de Alberto Díaz (Overdry) o “El castigador”, con un toque innegable a los canadienses Annhilator. No es el único homenaje pues en el tema homónimo intentan seguir el espíritu de los alemanes Avantasia de juntar a la mayor cantidad de estrellas. Aquí aparecen Tete Novoa, Joé Broseta de Ópera Magna o Alfred Romero de Dark Moor, con el punteo bestial de Nando Perfumo de The Electric Alley. Un disco que merece una escucha más detallada y esperar ver a la banda en directo donde se defienden a las “mil maravillas”. De momento, tras la primera presentación las sensaciones son buenas.

Sobre el autor

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exortizar sus demonios interiores en su blog personal su blog el curioso observador

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *