Entrevista a The Kleejoss Band

Publicado el 27/01/2017 | por Luis Cifer | Entrevistas

Sin duda, el pasado 2016 ha sido el año del despegue definitivo de The Kleejoss Band. Este 2017 promete ser todavía mejor para el grupo de Zaragoza que, a base de tesón y buen rock, se han hecho un hueco entre las listas de lo mejor de 2016 a nivel nacional. Como no podía ser menos, desde Rock the best music les hemos planteado unas preguntas que amablemente ha respondido Luis Kleiser (vocalista y guitarra). Así ha quedado la cosa:

–         ¿Os esperabais la acogida tan buena que habéis tenido en 2016? 

Nunca sabes lo que puedes esperar cuando sacas un disco. Tratas de hacerlo lo mejor posible y pones el alma ahí dentro, pero se te escapa cual puede ser el futuro una vez sale al la calle. Sinceramente teníamos fe en que las cosas irían algo mejor que con el anterior album, pero no esperábamos en absoluto tanta repercusión. Nos hemos llevado grandes alegrías con este disco, vaya…

–         En los tiempos que corren con las plataformas digitales y las descargas ilegales  ¿cuáles son vuestras predicciones sobre el futuro de las ventas de vinilos y CDs? ¿Realmente importa el formato?

Creo que el formato sí que importa y los número dicen que la venta de vinilos está subiendo. El formato no sólo importa por las diferencias en la calidad del sonido (sutiles para la mayoría de oyentes, creo) sino porque  hay mucho coleccionista entre los que me incluyo que busca determinadas ediciones o que quiere una portada grande….Personalmente compro de todo excepto descargas digitales porque sigo necesitando convertir la compra de música en algo multisensorial; abrir, tocar, oler, leer…Para mi todo eso forma parte de un disco.

–         Parece que el vinilo y la cinta están repuntando en ventas ¿Puede ser una cuestión de snobismo? ¿Creéis que el formato físico acabará siendo una reliquia?

Creo que el formato físico es ya una cuestión de coleccionismo. Nadie necesita comprar discos para escuchar la música que le apetece, así que creo que los que compramos discos lo hacemos por tener una discoteca propia de la que nos sintamos orgullosos. A veces me quedo como un tonto mirando la estantería donde guardo mis discos, seguro que algún lector sabe de lo que hablo. A veces también se compran discos por apoyar a un artista o banda que te interesa; quieres aportar tu granito de arena y que le vaya bien para que siga haciéndote un poco más feliz con su música. Por supuesto que puede haber un componente de snobismo en todo el asunto pero sinceramente me preocupa poco; que compren música es bueno….si luego pasan de escucharla y lo hacen por motivos estéticos de cara a su circulo social, pues ellos se lo pierden, ¿no?

–         Escuchado vuestros discos creo se nota que os preocupa la calidad del audio, ¿No os parece que con tanto mp3 y tanto auricular la gente se pierde detalles?

Es cierto que se pierden detalles, y todo el mundo debería escuchar la música en un buen equipo y en el formato en el que el artista la edita porque piensa que refleja la calidad de su obra. Pero no voy a demonizar el mp3; creo que cada formato tiene su momento. Me encanta escuchar música en vinilo, en el sofa de mi casa y en el mejor equipo que me he podido pagar; pero a veces voy en coche y pongo un CD y a veces salgo a pasear y me pongo unos cascos y escucho mp3. Hay discos que he comprado en 3 formatos diferentes y hay que reconocer que es una comodidad perder meter cientos de canciones en un teléfono…el problema no es el formato en si, sino el uso que haces de él. Si sólo escuchas mp3 te estás perdiendo una gran parte de la experiencia que es escuchar música; así que recomiendo un uso responsable de la tecnología, jejeje.

–         ¿Le veis futuro a la música? ¿Y al rock?

Absolutamente. Todo el mundo tiene un punto nostálgico, no sólo en la música sino en todos los aspectos de la vida. Siempre parece que el pasado fue mejor y que nos acercamos inevitablemente al Apocalipsis, pero Elvis y Jimmy Hendrix ya no están entre nosotros y el rock and roll sigue vivo. Se siguen llenando estadios, sigue habiendo festivales y la gente sigue teniendo interés en la música. Ha cambiado quizás la forma de acercarse a ella porque queremos que todo sea fácil, inmediato, sin esfuerzo y si puede ser gratis mejor. También cuesta más que aparezcan grandes figuras porque la sombra del pasado es alargada. Hay tantísima oferta que a las bandas nos cuesta muchísimo encontrar nuestro sitio y al público le cuesta muchísimo distinguir el grano de la paja, pero hay futuro para el rock. Si no lo creyera así en lugar de una guitarra me hubiera comprado un reproductor de cds, un micro y una gorra con letras doradas y la visera bien grande (ironía on)

–         En vuestras camisetas pone “Fighting modernos”, ¿Es una declaración de principios? Ya sabes lo que decía Groucho Marx sobre los principios irrenunciables, “Si no te gustan, tengo otros”

Bueno, es una pequeña broma. Nos da la sensación de que en esto de la música hay gente mas preocupada por estar a la moda que por cualquier otra cosa. Parece que hay que estar innovando todo el rato, que si tocas rock and roll eres un viejo fuera de onda; que ya está todo inventado y que tienes que intentar por cojones hacer algo nuevo. Nos rebelamos un poco contra eso; ¿que hay de malo en seguir tus raíces musicales? ¿tengo que hacer algo que no se haya hecho nunca en el mundo por cojones? A muchos se les va la fuerza por la pinta y en su interés por innovar acaban cayendo en los mismos tópicos de los que huyen…Creemos que no hay nada malo en admitir que no estamos aquí para cambiar la historia de la música sino para hacer canciones que le remuevan las tripas a un puñado de personas con el sonido de siempre. No deja de ser gracioso que haya bandas indies que pagan fortunas por instrumentos vintage y por grabar en analógico para sonar como en los 70 pero siendo los más modernos a la vez. ¿Contradictorio? Que va, ¡es moderno!. Nosotros no lo entendemos mucho, así que andamos fighting modernos. Ya lo dije una vez…que vivan los huevos rotos y fuera las esferificaciones de foie y los gin tonics de pepino y romero. Más rock and roll y menos tonterías.

–         ¿Qué podemos esperar de The Kleejoss Band en el futuro? ¿Habrá nuevo material en 2017? En ese caso, ¿nos podéis avanzar por donde irán los tiros?

 Pues estamos escribiendo un nuevo disco, pero no creemos que lo tengamos listo hasta principios de 2018. Había varios proyectos para 2017, pero el dinero y el tiempo eran limitaciones importantes para conseguir sacarlos adelante. Así que nos vamos a centrar en hacer un buen álbum.

Tenemos un guitarrista nuevo así que inevitablemente habrá un cambio de color en el sonido. Todavía está todo un poco cogido con alfileres, acabamos de empezar, pero tenemos ganas de incorporar nuevos instrumentos y nuevos sonidos. Quizá exploremos más las melodías y menos los riffs guitarreros; queremos escribir letras un poco más intensas, pero ya veremos. De lo que tienes en la cabeza a lo que eres capaz de conseguir al final puede haber una diferencia importante. Lo que si sabemos ya es que va a ser el disco más elegante de The Kleejos Band.

–         ¿Nos podéis contar cuales son vuestros discos de cabecera desde que eráis unos críos?

 Buah….aquí cada uno te diría una cosa diferente. Lo que si que tenemos en común es que eran discos donde había guitarras, bajo, teclados, batería y con gente tocando de verdad. No eran discos de Locomía ni de MC Hammer… A partir de ahí, escucha nuestra música y puedes imaginar lo que nos interesaba.

–         ¿Cuál fue la primera canción que realmente provocó un terremoto en vuestro interior? 

Nos pasa lo mismo que con la pregunta anterior; tantas respuestas como personas…A mi por ejemplo me encantaba Money For Nothing de Dire Straits cuando tenía 10 años, ya ves.

–         El vuestro es un rock casi artesanal enraizado en la década de los setenta.  El rock de esa década movía a las masas. El rock actual es algo casi marginal. Parece haber perdido ese poder.

¿Si? no se si estoy de acuerdo. Es verdad que a las bandas pequeñas nos cuesta mucho atraer nuevo público, pero se siguen llenado estadios y los precios de las entradas son a veces desorbitados. Hay nuevas bandas que hacen las cosas muy bien pero que necesitan tiempo para ver donde se sitúan.

–         Creo que no ha habido un recambio generacional. No surgen nuevos valores, siguen Dylan, Neil Young, Rolling, etc pero no surgen figuras ya de ese calibre. ¿A qué creéis que se debe?

Sigo con mi eterno optimismo y creo que si que lo ha habido pero no tenemos distancia para verlo. La gente que mencionas es gente que lleva décadas de carrera sacando grandes trabajos. Hay gente después que está consiguiendo cosas parecidas. Pongamos ejemplos: el primer disco de Pearl Jam es del año 91 y si tocan en Madrid mañana te llenan un gran recinto y siguen sacando discos. Foo Fighters empezaron en el 94 y son capaces de llenar Wembley dos días consecutivos…El primer disco de Blackberry Smoke es del 2004 y te hacen giras de más de 200 fechas llenado sitios importantes en Estados Unidos….Los grandes son grandes porque hacen buena música, aguantan como titanes y no se rinden. Lo que ya no hay son pelotazos para hacerse millonario en 15 días; pero tenemos hoy unas cuantas bandas que terminarán siendo grandes en la historia de la música. Los nombres que te he citado quizá no sean comparables a Dylan o Young, pero demos tiempo al tiempo y veremos donde se sitúan. Lo que si me parece interesante es que hay bandas actuales que están forjando buenas carreras que quizá nos falta distancia y perspectiva temporal para apreciarlo en su totalidad.

–         Parece que con el Brexit y Trump el mundo tal y como pensábamos que era se está desmoronando. ¿Deben los músicos dar su opinión sobre la sociedad?

Pues siempre pensé que había cosas más interesantes que contar con la música que asuntos políticos, pero lamentablemente el mundo me demuestra que estaba equivocado. La situación actual lo intoxica todo y tienen un enorme control sobre nuestras vidas. Acabarán cobrando un impuesto por enamorarse y además te dirán de quién. En el disco anterior ya escribí un tema sobre los desahucios y sobre los refugiados y en el nuevo trabajo es posible que trate temas controvertidos también. Siempre me interesan más las emociones y las experiencias vitales cuando escribo letras, pero últimamente lo que siente la gente a mi alrededor está tan marcado por la agenda política que es difícil no ver algunas de esas emociones como consecuencia del panorama que vivimos. No sé si a nadie le interesa mi opinión como músico sobre el mundo actual, pero tengo un micro y me parece de justicia al menos contar lo que le pasa a mis vecinos.

–         ¿Os veis, dentro de veinte años, envejeciendo en escena como The Rolling Stones?

Envejeciendo con la guitarra colgada si…como los Rolling Stones…eso son palabras mayores ¡en todos los sentidos!

–         Como a mí me gusta mucho el cine no puedo evitar preguntaros si habéis visto La La land (La ciudad de las estrellas) y si os ha gustado. Creo que el espíritu del film tiene mucho que ver con vuestra actitud. Se trata de no dejar morir a la música que uno ama (el Jazz en el caso del film) y no venderse a lo fácil.

No la he visto, pero conozco algunos colegas músicos que la recomiendan encarecidamente. Estoy de acuerdo con tu última frase, así que si trata de eso la veré con gusto. La llama sigue encendida y estamos dispuestos a seguir manteniéndola así.

Muchas gracias y mucha suerte. Nos vemos en los conciertos.

Gracias a vosotros, ¡hasta pronto!

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *