TRUCKFIGHTERS – V (2016)

Publicado el 30/12/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
80

Los suecos de ÖrebroTruckfighters, vuelven a la carga con un magnífico quinto álbum titulado así, V (2016), que sigue cimentando con solidez y riesgo la carrera del trío formado por Dango (Niklas Kallgrën, guitar) y Ozo (Oscar Cedermalm, vocals, bass) más el recién incorporado El Danno (Daniel Israelsson) que hace ya el octavo batería que ha tenido la banda siguiendo la mejor tradición y estela Spinal Tap

La ‘Calma antes de la tormenta’, por lo que pueda avecinarse…

No me acabó de entrar su anterior Universe (2014) y creo que es porque no estaba preparado para ello. Sinceramente, desde Gravity-X (2005) y Phi (2007) no les había seguido la pista y desconocía de su evolución hacia construcciones más elaboradas y progresivas. Lo escuché y lo aparqué. Craso error el mío…

Quizás es ahora, gracias/por culpa de estas ‘Oleadas de Stoner’ y a la amplitud de miras y sub-estilos dentro del Desert Rock ultimamente, que mi mente se ha abierto y ya no busco tan sólo el Stoner Rock 90’s que bebe de Joshua Tree, de Palm Desert y de Sky Valley. Es ahora el instante perfecto para asimilar en toda su dimensión sonora el estupendísimo trabajo y la interesante carrera que están llevando a cabo los de Örebro.

Habiendo fichado por Century Media para este V (2016), me ha quedado claro que la presión por estar en un gran sello como el Inglés no les ha afectado lo más mínimo. De hecho siguen desarrollando su particular sonido a medio camino entre el Stoner más saturado y monolítico (“Hawkshaw”, “The 1”), con muchos desarrollos elaborados que denotan su pasión por el progresivo (“Calm Before The Storm”,  impresionante “The Contract”), también por la necesidad de experimentar de unos Queen Of The Stone Age y el amor incondicional por las atmósferas más obsesivas de Tool (“Gehenna” y muchos pasajes por aquí y por allá…). Las melodías vocales también hacen de este álbum algo mágico ya que están muy trabajadas recordándote por momentos a Radiohead, al intimismo de Magnus Pelander (Witchcraft) e incluso, por encima de estas dos, a los retorcidos fraseos y cadencias de todo un Maynard James Keenan en A Perfect Circle en pleno momento de éxtasis escénico.

En clonclusión, me han vuelto a ganar de calle, no les veo nada forzados sino todo lo contrario y sus canciones, tan sólo siete pero de minutaje superior a los seis minutos, no agobia ni cansa en ningún momento como sí que me ocurre con los minutajes de Hetfield & Ulrich

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *