RED FANG – Only Ghosts (2016)

Publicado el 19/12/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
80

reLa música de Red Fang, cuarteto formado por Bryan Giles (guitar, vocals), Aaron Beam (bass, vocals), David Sullivan (guitar) y John Sherman (drums) comenzó su andadura discográfica en 2009 con dos discos que dieron muchísimo que hablar, el debut Red Fang (2009) y Murder The Mountains (2011) que los puso en boca de todo el mundo con ese híbrido complicado de clasificar entre el Sludge Metal, el Stoner, el Metal Alternativo y el Post-Grunge. Pero no sería hasta Whales and Leeches (2013) que alcanzarían el reconocimiento mediático que demandaba su música siendo ya cabezas de cartel en festivales y dejándose ver en todos y cada uno de los ‘Late Night Shows’ del país de las barras y las estrellas.

Vamos a ‘volar’ por las parajes inhóspitos y agrestes del ‘Fango Rojo’

¿Y qué nos depara el cuarto trabajo de la banda?. Con Only Ghosts (2016), al menos en mi caso personal e intransferible, me ha pasado como con todos los discos de los de Portland, me cuesta entrar mucho las dos primeras escuchas, parece como que te quieran poner a prueba con esas guitarras incisivas y cortantes, esas atmósferas claustrofóbicas y ahogadas y la fangosa voz del bestia de Brian Giles. Pasada la segunda escucha, empiezo a acostumbrarme a su disciplina para acabar amándola y vislumbrar todo tipo de matices que, en primera instancia, no te dejan ver entre la densa y exigente muralla sónica. Y es que Red Fang no son tan sólo una banda de Sludge Metal al uso, sus clarísimas incursiones en el Indie Rock y el Stoner se han sucedido desde sus principios y a pesar del éxito sin venderse lo más mínimo de Whales…, con esos arreglos refrescantes y alguna mirada al progresivo, Only Ghosts se me manifiesta como otro álbum que continúa gestando la leyenda, no sorprende, no evoluciona por esta vez su clásico y distintivo sonido pero convence de todas todas.

Canciones como “Flies”, “No Air”, “Shadows”, “Living In Lye” o el urgente y virulento “The Deep” siguen presumiendo de ese sonido embrutecido, denso y doloroso marca de la casa con esa dualidad vocal entre el timbre melódico del bajista Aaron Beam y la garganta prehistórica de Brian Giles. Sin embargo, cortes como “Cut It Short”, “No Air” y el pegadizo “Not For You” muestran la cara más ‘amable’ y alternativa de la banda con acercamientos claros a Queen Of The Stone Age como en “The Smell Of Sound”.

En conclusión, un disco que no ha acusado el éxito del anterior, que sigue firme en sus postulados y que sigue marcando la senda de una de las mejores bandas del momento en tanto en cuanto a la música más ruidosa e incómoda pero intensa y brutalmente bella se refiere…

No ‘solo de fantasmas’ vive Red Fang

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *