Los imprescindibles del PROGRESIVO. Parte IX – KAYAK: Royal Bed Bouncer

Publicado el 11/12/2016 | por Laurent Berger | Especiales

roRetomamos el especial dedicado a los discos imprescindibles de la historia del rock progresivo con Kayak, una de las más grandes formaciones holandesas junto a Focus y Golden Earring. Muy influenciados por Génesis en sus dos primeros discos, aunque la banda fue tomando su propia personalidad poco a poco gracias a unos músicos con un alto nivel compositivo. Formados en 1972 por Ton Scherpenzeel y Pim Koopman hasta su primera disolución en 1982 tras realizar ocho álbumes, reaparecieron en 1999 tras un concierto para un programa televisivo donde deciden reformarse y desde entonces han seguido lanzando discos.

Desarrollaron su propio estilo a partir de su tercer trabajo, Royal Bed Bouncer donde abandonando los largos desarrollos se meten de lleno en estructuras más pop, elaborando un sonido que se podría definir como una mezcla de Alan Parson Project con algo de YES. Este trabajo junto a su primer disco See See The Sun seria los más recomendables para iniciarse en su música.

Royal Bed Bouncer es un trabajo dotado de optimismo, con mucha luminosidad, nada de prog obscuro y tenebroso, aquí lo que premia es la alegría y el optimismo visto desde el prisma progresivo. El disco transcurre a través de unos temas perfectamente dinámicos, minuciosos, muy radiofónicos y pegadizos, pero sin llegar a pecar de un sabor excesivamente comercial. Con una perfección a nivel melódico y musical envidiable, creando unos tapices sonoros muy conseguidos por el magnífico trabajo con el Mellotron de Max Werner y el el piano de Scherpenzeel.

Resaltar la preciosa instrumental “Patricia Anglaia” engalanada por un sensual susurro femenino y la trepidante “Said No Word”, que fue un gran éxito en aquella época. El grupo sabe mezclar diferentes estilos de una manera sabia, consiguiendo que Royal Bed Bouncer a pesar de sus años suene aun fresco a día de hoy. Si no conocen este disco y son amantes de bandas como: Barclay James Harvest, Supertramp y/o E.L.O, estoy seguro que disfrutaran de Kayak. Una banda que a pesar de que su popularidad casi no transcendió de los Países Bajos, merecen que sus tres primeros trabajos estén en cualquier buena colección de música.

Ton Scherpenzeel cabeza pensante de Kayak militó en las filas de Camel y Earth and Fire durante bastantes años, además de componer varias bandas sonoras. Su primer álbum en solitario fue una adaptación de Le carnaval des animaux del compositor francés Camille Saint-Saëns.

Royal Bed Bouncer es una delicatesen para cualquier amante de sonidos más progresivos.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *