LOS CENTOS DE LA MÚSICA Y LA POESÍA (Parte 4)

Publicado el 22/12/2016 | por Angel | En Papel, Especiales

¿Cuál es el límite del sufrimiento?, muchos de nosotros pasamos por experiencias que no son agradables y nos cambian el modo de sentir, la percepción de la vida. Estos siguientes centos siguen la estela de los anteriores, introducirnos en la magia de la vida. Entender qué les pasa a nuestros artistas y en definitiva, que no estén solos. Ni ellos, ni nosotros.

Así pues, sin más preámbulo ni fanfarria, vayan los siguientes para su uso y disfrute.

Había una vez un ratón y a tal punto debieron maltratarlo; seré más explícito,
era un carnero; devastadas ilusiones en el quicio de un clavel, al filo de lo irreal.
Llegó el momento pues de saldar cuentas de añejo aroma:
¿Madurar era esto, no caer al suelo, chocar contra el suelo, contemplar
el pudrirse de la piel igual que un fruto antiguo?
En estos casos, cabe hacerse las preguntas necesariamente técnicas.
Afortunadamente todavía quedan cabras expertas en riscos.

Tendremos el mundo en nuestros ojos, lo tendremos, porque cuando sepas, sabrás
qué es lo que lo hace girar. Si no le crees, ponte en sus zapatos, es un perdonador.
Tu personal Jesús te dice que los placeres permanecen, pero también su dolor
lo hace.

Enséñame, enséñame cómo haces ese truco, el de pasar mil años de amor
en el infierno y te juro, te juro que escaparé contigo. Y entonces le besó su cara
y su cabeza, girando en el vertiginoso acantilado para que así resplandeciese.
Estas cosas pasan por pedir demasiado.

Ya ves, el torrente se hunde tan incesante en su propia caída.
Un remolino de muselina y cristal que resbala
hasta un remanso quebrando barreras, dijo el poeta con precisión absoluta.

Cuánta gente especial cambia, cuántas vidas vividas de manera extraña.
Necesitas descubrir, porque nadie va a decirte sobre qué te estoy hablando.
Te cuento: Un amigo mío se sienta en un rincón totalmente solo, vive
bajo una cascada, nadie puede verle, nadie le escucha llamar nunca
¿comprendes?
Y cada diario que lees, dice: Mañana, es tu día de suerte. Si a pesar de todo esto
los días te siguen atravesando, bien, aquí está tu día de suerte;
sencillamente, deja que pasen.

CRÉDITOS

Henri Michaux – mon dieu
Vodevil Vargas – A galeras, Santa Cruz
Elena Medel – ESTAMOS REALIZANDO OBRAS EN EL EXTERIOR. NO UTILIZAR ESTA PUERTA
EXCEPTO EN CASOS DE EMERGENCIA.
Dereck Walcott – Grullas Marinas
Depeche Mode – World in my eyes, Walking in my shoes, Personal Jesus y Enjoy the silence
The Cure – Just like heaven
Star Mafia Boy – Mil años de amor en el infierno
Seamus Heaney – Cascada
Oasis – Champagne Supernova y Supersonic
Blur – The Universal

 

Sobre el autor

Melómano empedernido, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y creo firmemente que todos tenemos el germen del arte en nuestro interior.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *