ADE – Carthago delenda est

Publicado el 21/11/2016 | por Carlos Tizón | Reviews
Valoración
80

Ade_CarthagoSeguramente todos aquellos que seáis seguidores de la novela histórica, especialmente, cuando se centra en Roma, conoceréis la obra de Santiago Posteguillo, y si no, ya vais tardes compañeros. Su trilogía sobre Escipión es una auténtica maravilla, que a pesar de la longitud de la historia, describe perfectamente, además de conseguir ambientar, aquella épica lucha entre romanos y cartagineses, sin dejar de la lado, toda la conspiración política que se fraguaba por la lucha de poder, de una Roma en aquellos momentos sitiada. Pues si sois capaces de llevar la novela a la música, los italianos ADE con este su tercer disco, en el que se centran en la historia de Roma y su enfrentamiento con Anibal, se pueden convertir en la banda sonora ideal. Para los que no los conozcáis, si pudiera poneros en circunstancias de relación, hablaría de los canadienses Ex Deo como comparación cercana por temática o de Nile, cuyo batería ha colaborado con ADE en el anterior disco.

La particularidad de su sonido, es que a su death metal técnico, de sonido y ambientación épica, añaden instrumentos propios de la antigua Roma, consiguiendo algo realmente espectacular y arrollador, como el ataque de elefantes que se puede ver en su preciosa portada. A las voces guturales, han ido añadiendo para enriquecimiento de la historia, voces femeninas y frases recitadas, que van construyendo un disco realmente bueno. La base brutal de una sección rítmica capaz de construir un sonido demoledor, junto a esas continuas guitarras que muestran todo el poderío de la banda a la par que van demostrando canción a canción la calidad que atesoran. Canciones como “Dark days of Rome” o “Mare nostrum”, son suficiente ejemplo para comprender lo que se te viene encima. Uno de mis discos favoritos de death metal de este año, sin contemplaciones.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *