RYLEY WALKER – Golden Sings That Have Been Sung

Publicado el 05/09/2016 | por Laurent Berger | Reviews
Valoración
100

ryHe de reconocer que Ryley Walker es una de mis debilidades, más aún cuando llegas a verle en directo e intercambias unas palabras con él. Un tipo simple que ama la vida y se la come por los cuatro costados sin pensar en el mañana. Ryley está trazando una trayectoria musical perfecta, con una serie de discos bajo su nombre que va intercalando con colaboraciones que se materializan en discos instrumentales con amigos donde da rienda suelta a la improvisación. Véase, o mejor, escuchen, su excelente disco junto a Bill McKay; Land of Plenty o/y Cannots junto a Charles Rumback. Trabajos para paladares finos amantes de sonidos acústicos con la mente puesta en el Krautrock y el Free Jazz como pensador.

Ahora vuelve con Golden Sings That Have Been Sung, un nuevo trabajo que volverá a traerlo a la península; una suerte poder tenerlo a menudo por nuestras tierras a las que le ha cogido gusto y una oportunidad que no hay que dejar pasar bajo ningún concepto. Si Primrose Green era fresco y desbordaba de alegría bucólica, en este nuevo trabajo, Ryley frena un poco el entusiasmo y madura un poco más su estilo, alejándose de las comparaciones con sus ídolos y elaborando unos temas como mucha personalidad.

Ryley va tomando la senda y arando su propio camino para ir sembrando su música, que crece con cada nuevo disco. Evidentemente la canción que rápidamente se te pega al córtex es “Rodabound”, según Ryley “una composición que nos habla del principio y fin del universo, del movimiento cíclico del bien y del mal”. Como siempre, el trabajo de la guitarra se equilibra perfectamente entre el virtuosismo y la melodía, tanto en este tema como desde que empieza a sonar los primeros acordes de “The Halfwit Me”. Uno cae fácilmente bajo el hechizo de esa guitarra y esa voz destinadas a convertirse en muy grandes. El resto de los acompañantes son el perfecto complemento para el de Chicago. Unos músicos que tejen un sólido tapiz de matices de manera sutil sin invadir, pero preparando el lienzo para que el maestro imprima su talento.

Grabado en la ciudad adoptiva de Walker, este nuevo trabajo plasma todo lo vivido tras su gira alrededor del mundo, que le ha llevado de Cádiz a Sídney. Un viaje agotador recorriendo millas en la carretera, surcando cielos y océanos. “A Choir Apart” que lo afianza como letrista dotado de magia creativa y entrando por la puerta con los grandes: “Heads up for this joker / Hand on the heart / Pledge to a false flag / Shout from the Sundays / Hallelujahs condescending…”. “Funny Thing She Said” se toma un baño en el jazz más pausado donde las influencias de John Fahey, Jack Rose, Mark Kozelek y Buckley siguen estando presente pero con menos peso. Ryley hipnotiza, hechiza. Cada tema, cuidado con mimo, se despliega lentamente para arropar tu alma como pocos son capaces.

La habilidad de Walker con su instrumento toma protagonismo a medida que pasan las canciones, en cada corte de forma diferente, expandiéndose hasta el infinito. “Sullen Mind” de una brutal belleza, te noquea con un crescendo psico barroco del que tanto le gusta emplear en directo. Un disco de caminos sinuosos, con estilo propio en el que se controlan perfectamente los momentos donde hay que dejar respirar al oyente y cuando hay que apretar de manera gozosa. En definitiva, poesía musical que no solo sale de su garganta, ya que los versos más hermosos surgen de sus dedos con ese maravilloso chasquido metálico de cuerdas. Me sigue pareciendo increíble que un chaval tan alborozado y alocado a primera vista, tenga esa precisión y esplendor a la hora de elaborar arreglos exuberantes y componer gemas de tal calibre. Otro trazo del carácter que le asemeja a aquellos genios que tanto han marcado su música.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

3 Respuestas a RYLEY WALKER – Golden Sings That Have Been Sung

  1. Edgar Carrasquilla dijo:

    Tras leerte, dan muchísimas ganas de escuchar el disco.

    He de decir que “The Roundabout” me ha remitido continuamente a Rodriguez y su “Cause”, cosa que no está mal: https://youtu.be/oKFkc19T3Dk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *