Grandes obras de la música: Tim Buckley – Greetings From L.A

Publicado el 01/08/2016 | por Laurent Berger | Especiales, Grandes Discos

tiEs increíble que a Timothy Charles Buckley III mucha gente empezó a interesarse por su música a través de su hijo Jeff Buckley. Su carrera fue corta al igual que la de su hijo, pero tuvo, o mejor tuvimos la suerte de que dejara unos cuantos discos más que Jeff; sus influencias iban desde el folk al jazz, pasando por la psicodelia, el funk y el soul.

La voz de Buckley llegaba a abarcar tres octavas y media, cosa que su hijo heredó además del talento, aunque la voz de Jeff alcanzaba las cuatro octavas y media. Pero dejemos los tecnicismos y centrémonos en un disco que esta entre mis 20 favoritos desde siempre, posiblemente para muchos no sea el mejor de Tim, pero para mí, el increíble, esplendido y flipante Greetings From L.A es un disco imprescindible. En 1966 el productor de Frank Zappa, Herb Cohen da con Buckley en un cabaret de Los Ángeles, y gracias a él “Electra” le lanza su primer disco, grabado en tres días, y el mundo descubre a este trovador de angelical voz, que desgrana canciones Folk, acompañado de una maravillosa orquestación; Van Dyke Parks está tras los teclados y eso se nota.

Su reputación va en aumento, se le ve acompañando a Nico, la musa de Warhol y cantante de la Velvet Underground. George Harrison de visita a New York se queda prendado de su voz e insta a Brian Epstein de ficharlo, pero la cosa nunca cuajara. En 1967 sale Goodbye and Hello, disco que contiene la brutal y maravillosa “Morning Glory”:

Le seguirá Happy Sad, un melancólico disco, con unos arreglos más desnudos del cual destacaré de entre los temas, el hipnótico “Gipsy Women” .

Le siguen los discos Blue Afternoon, otra maravilla y posiblemente mi segundo disco de Tim favorito, el fantasmagórico Lorca dedicado a la memoria del poeta; Starsailor donde se intuye la influencia de Coltrane tanto en la concepción de las canciones como en el aura que emana el disco, del cual hay que destacar esa preciosidad que es “Song To The Siren” y que años más tarde popularizo This Mortal Coil.

A pesar de grabar todas estas maravillas, Tim esta sin blanca y desempeña muchos pequeños trabajos temporales, que van desde taxista o chófer de Sly Stone. Tras este paréntesis vuelve al candelero con Greetings From L.A, un disco que emana sensualidad en cada surco, una obra entusiasta y repletas de sonidos cálidos, percusiones , vientos que unidos a un Buckley que está en su mejor forma hacen de que no decaiga ni un instante este trabajo. Escuchen “Sweet Surrender” y caigan de rodillas delante de los bafles, aquí Tim demuestra que Jeff era realmente su hijo, es su ADN vocal en plena acción.

El disco recibió las alabanzas de las críticas y las calabazas del público poco preparado para semejante condensado de emoción. A causa de la pobre acogida de sus discos y de que también le gustaba el vicio, Buckley se refugia cada vez más en el alcohol y la heroína. Le seguirán discos como Sefronia en 1973 que contiene preciosas versiones de “Dolphins” de Fred Neil y “Rally Go Round The Roses” de las Jaynetts, pero el éxito sigue sin llegar.

Su disco Look At The Fool será su epilogo; tras un cóctel explosivo de morfina y heroína, Tim Buckley muere en el hospital de Santa Monica. Dejando tras de sí un legado de obras maravillosas y un hijo que apenas conoció y que lamentablemente siguió sus pasos en la mala suerte. Háganme caso si no tienen este disco, corran a alguna tienda de música si es que aún hay en su ciudad, o teclee rápidamente la página de la mayor tienda on line, pero háganse sin la menor duda con un ejemplar de este disco.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *