Una chica vuelve a casa sola de noche (A Girl Walks Home Alone at Night, 2014)

Publicado el 03/08/2016 | por Luis Cifer | Cine
Valoración
40

Una de vampiros marginales en una ciudad de Irán.

a_girl_walks_home_alone_at_nightA Girl Walks Home Alone at Night es la típica película que gusta mucho en el festival de Sundance pero que que no hay quien se la trague. A mí me resultó pretenciosa y aburrida. Tiene innegables hallazgos visuales y formales pero no pasa de ahí. Estamos ante una historia que homenajea al western y al cine de vampiros pero no es capaz de aportar nada nuevo. Mucho homenaje y mucha pleitesía a los años 80 pero poca miga. Un film americano que intenta pasar por iraní. Por mucho que los personajes hablen en parsi, se nota que está rodado en USA. La verdad, esa ciudad imaginaria de Irán aporta bastante poco a la trama. Si quitas algunas vestimentas, las cachimbas y el idioma, estamos ante un film bastante poco original.  Me gustó ese retrato de una sociedad decrépita por la que pululan personajes marginales retratados en blanco y negro. Cierto también que el personaje de la chica intriga y tiene unas cuantas apariciones muy logradas, pero no pasa de ahí. Tampoco el personaje del protagonista (una especie de James Dean persa) o de su padre ayudan a levantar una trama que se hunde en el tedio en la segunda mitad y ya no vuelve a salir a flote. Al film le falla su ritmo inexistente. Su prometedor inicio se va diluyendo poco a poco hasta llegar a exasperar. Menos mal que sólo dura 100 minutos (y se me hizo eterna). Ni la larga escena con la primera víctima que vemos ni esa tediosa escena de un personaje bailando sin venir a cuento me parecieron que aportaran nada, puro relleno. Había que alargar el metraje aunque la historia no diera para tanto.

Lo que más me gustó fue la banda sonora, reconozco que no conocía a grupos como Federale y Radio Teherán. Al menos, he sacado algo positivo del tiempo que he perdido viendo esta película. Lo malo es que el uso que hace de la música es muy similar al estilo que fijó hace ya dos décadas un tal Quentin Tarantino. Hay que ver el daño que ha hecho el bueno de Quentin al cine, no lo digo por su obra sino por los cientos de imitadores. Mal vamos si los nuevos valores del cine no son capaces de pasar de la mera imitación de Tarantino. Al menos Tarantino recicla con gracia, pero Ana Lily Amirpour no tiene ese talento. Cierto que apunta maneras y es posible que en el futuro pueda llegar a hacer alguna obra realmente importante con una buena historia entre las manos, pero con su primera película se ha quedado a medias. Al menos llamó la atención de esa crítica que se lo pasa bien durmiendo en las salas de cine.

A la tumba con ella.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *