SURGICAL METH MACHINE – Surgical Meth Machine

Publicado el 12/07/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
75

smSin duda uno de los discos más cachondos a la par que críticos en lo que llevamos de año, ¿y quien si no podía ser su causante y protagonista?…¡cómo no!, el ‘tocapelotas’ mayor de la industria musical, Mr. Al Jourgensen, con su nueva criatura llamada Surgical Meth Machine en colaboración directa con Sam D’Ambruoso. Metidos como estamos en plena subida de temperaturas y después de un fin de semana sumido en psicodelias desérticas y demás ‘fumadas’ también me apetece combatir el calor y los estreses de final de curso con algo rabioso y desenfrenado, algo más directo y exterminador y, en eso, Jourgensen no falla el cabrón…

Comencemos las hostilidades con música esquizoide, ‘bailecillos hot’, nihilismo, Pin-Ups y la enésima crítica descarnada de nuestro protagonista hacia la industria musical y la ‘Beautiful People’

Ya comenté en un post anterior que Surgical Meth Machine eran una forma encubierta de continuar con Ministry sin la ‘presión’ que suscitaría el haber proclamado a los cuatro vientos que Ministry estaban acabados y que ya no harían más discos. En colaboración con su ahora ‘mano derecha’, Sam D’Ambruoso, el proyecto, según palabras de Al, iba a ir encaminado a explorar el ‘Speed Metal’ y, bueno, en parte así ha sido pero nos llevamos unas cuantas sorpresas por el camino que hacen de este debut algo interesante y, sobre todo, muy entretenido y divertido.

La mala hostia, los ritmos industriales tocados a mil por hora y la saturación de ‘samplers’ continúan, son la ‘trademark’ de Ministry teniendo como ejemplos destacables el inicial “I’m Sensitive” (gozosa contradicción en sí misma), el apocalíptico “Tragic Alert”, el ‘speed metalero’ “I Want More” y el atropellado y esquizoide “I Don’t Wanna” que no deja títere con cabeza arremetiendo contra todo y contra todos.

Pero, sobre todo a partir de la cara ‘B’, es cuando empezamos a encontrarnos las sorpresas y a comprobar que Jourgensen en un ‘entertainer’ puro y duro estando todavía muy lejos de estancarse en el mismo patrón de siempre, así “Smash And Grab” nos da de hostias con sus ritmos ‘drum ‘n ‘bass’, muy Front 242“Unlistenable” es un PUTO DELIRIO SÓNICO velando en su de-construcción el odio que siente Al hacia algunas de las bandas más vendedoras de la Industria. Viene ahora el corte más punkarra y uno de los más accesibles del conjunto con la bailonga cover de Devo“Gates Of Steel”…

…para pasar, como quien no quiere la cosa, al tramo final más instrumental y más alejado del universo sónico de nuestro cabronazo favorito, con dos cortes instrumentales llenos de ruidillos molones y finalizar el disco con una estupendísima rallada ‘fumeta’ con el techno-ambient “I’m Invisible” que me recuerda mucho a las atmósferas de aquella “Lost Highway” de Lynch.

Lo he dicho siempre y no me cansaré de hacerlo, el Industrial que factura Jourgensen no es para todos los públicos, o lo tomas o lo dejas, o lo amas o lo odias pero desde luego, lo que nunca hará es dejarte indiferente y este debut con SMM es un jodido ejemplo.

¡Qué bien sigue sonando “Thieves” OIGA!!

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *