DEATH ANGEL – The evil divide

Publicado el 01/07/2016 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
85

deathangelMuchas bandas están de paso, aparecen y desaparecen. Algunas dejan huella, aunque solo sea durante quince minutos. Otras ni esa, para que engañarnos. Pero hay los que aseguraron en su día, que estaban para quedarse, y vaya si lo han cumplido, como Death Angel. Evidentemente, la validez que cada uno otorgue a las opiniones ajenas, es cosa propia, más aún cuando hablamos de música, donde nos movemos más por sentimientos encontrados que por una matriz fija. Así que ahì suelto la mía, porque para eso la tengo y lo he pensado siempre. Estos tipos, parieron uno de los mejores discos debut que ha dado el metal, y no me encuadro solo en el thrash metal, sino que lo amplio a todo el género. “The ultra violence” era una puta maravilla, con todos sus defectos, que lo hacían más grande aún. Porque mostraban una banda con un hambre inmenso, una calidad tremenda y una honestidad brutal. Pero es que para mi, “Frolic through the park”  es otra burrada. Ya mostraban que no temían a buscar su propio camino, por encima de cualquier otro interés comercial. Sobre “Act III”, poco que decir, ya que todo el mundo lo considera su obra maestra, aunque yo, me siga quedando con los dos anteriores.

Pero amigos, Death Angel han seguido editando auténticas barbaridades de discos hasta nuestros días, por mucho que alguno ahora se ponga a silbar y mirar hacia otro lado. Y este “The evil divide” no es menos, ya no tienen nada que demostrar, eso lo hicieron hace mucho tiempo, así que se limitan a lo que mejor saben hacer, componer grandes canciones y tocarlas de manera espectacular. Que si, que lo reconozco, que jamás seré objetivo con esta gente, ni puta falta que hace, porque son una gran banda, de las que van demoliendo prejuicios a golpe de canción. Y aquí ando, con las cervicales destrozadas de tanto mover la cabeza, mientras van cayendo una tras otra, las canciones de “The evil divide”, con esa sonrisa maléfica en la cara, que solo cierto tipo de música es capaz de producirte. La importancia de la rítmicas en el heavy metal, la dejan de manifiesto en cada una de las canciones, capaces de sumergirte en una montaña rusa, de la que no bajarás con sensación de indiferencia. Incluso hay sitio, para recrearse en instancias sumamente melódicas como es el caso de “Lost”, aunque la mayor parte del disco, transcurre entre una batería de vértigo, unas guitarras contundentes y afiladas, y por supuesto, una voz, que engloba todo lo que la banda significa. Lo han vuelto a hacer.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *