THE SPACELORDS – Liquid sun

Publicado el 29/06/2016 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
90

thespacelords90Estos días leía una entrevista a Magma, una banda, que para mi, siempre ha ido rodeada de cierto halo de misterio y de clausura. Posiblemente, que canten en un idioma inventado, las acusaciones de nazis, que les cerraron mil puertas o el propio caracter de Christian Vander, haya facilitado aún más esa forma de verles. Sin salir de territorios progresivos, un mundo que se me antoja a la vez maravilloso y difícil, es el del kraut rock, esa forma de entender el rock progresivo que se gestó en Alemania, como seña de identidad de una serie de grupos, convertidos en bandas de cultos, cuyos discos no están al alcance de cualquiera que sea capaz de sentarse ante su propia definición de los ritmos. Esa indiferencia ante la accesibilidad de su música, ante el concepto de comercialidad cuando al arte se refiere, reconozco que me ha atraído desde hace ya mucho.

Aún siguen saliendo bandas que no les importa tomar el camino difícil a la hora de expresar sus inquietudes en forma de canciones. Grupos que cimentan su carrera en una forma de entender el rock, alejado de las grandes masas. Uno de esos casos, y que a mi personalmente, me atrapan sin remisión, serían por ejemplo, los norteamericanos Earthless, o aquí, en el viejo continente, los alemanes The Spacelords, que curiosamente, abren sus mentes para recibir la herencia de ese kraut rock de su tierra, e impregnarlo de ciertas nociones ácidas del rock psicodélico procedente de EEUU. Detrás de una preciosa portada, nos encontramos con este “Liquid sun”, tres composiciones que suman casi 35 minutos de una maravillosa complejidad musical.

Un viaje onírico entre Alemania y San Francisco, una progresión maravillosa de música difícil de definir, encerrado en estas tres grandes canciones, que colocan a estos alemanes, en la posición de sentirse profundamente orgullosos, de haber creado uno de esos discos, que si consigues dejarte atrapar por su dinámica, es difícil, por no decir imposible, de no disfrutar, en una apertura sensorial que no siempre es fácil acceder. Una gran disco de una banda que seguramente pase desapercibida para la gran mayoría, excepto para aquellos decididos a perderse en los parajes de este sol líquido.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *