Obras maestras de la música: GENESIS – Foxtrot

Publicado el 14/05/2016 | por Laurent Berger | Especiales, Grandes Discos

gensEste post podría incluirse en el especial sobre los  imprescindibles del Prog, pero es que Foxtrot de Genesis es mucho más que un imprescindible, es un pilar de la música progresiva, una obra maestra, un ejemplo a seguir. Al igual que Selling England By The Pound y The Lamb Lies On Broadway y si me apuran unos cuantos más.

Yo soy fan de Genesis desde los doce años cuando un amigo de la familia me regalo un reproductor de casete “Hitachi” de esos que parecían un ladrillo y unas cuantas cintas, y allí entre Beggars Banquet de los Stones y el Borboleta de Santana había dos cintas de Genesis: Trespass y Foxtrot.  Ambas fueron una revelación para mí hasta día de hoy.  No, yo no soy de Gabriel, ni de Collins, a mi no me van a encontrar en esos sesudos debates, y es que para mi ambos aportaron savia al grupo en los momentos que se la necesitaba, y discos como A Trick of The Tail no desmerecen ante obras tan magnas como las citadas más arriba.

Pero vamos con Foxtrot, un disco en que lo primero que sorprendida era su criptica portada, la tercera y última de Paul Whitehead para la banda. Una pintura donde un zorro con cuerpo de mujer o a la inversa, flota sobre un tempano de hielo, una portada mitad tierra, mitad agua… El ciclista dibujado es Peter por ejemplo, además de otras pistas ocultas, a que no haré referencia para que investiguen ustedes mismos.

Gabriel a partir de este momento escenificara sobre el escenario muchas canciones con diferentes y aparatosas genemáscaras, metamorfoseándose a lo largo de los conciertos. Si bien en un principio el resto de la banda estaba en contra de dicha mascarada, al final tienen que claudicar al ver que esto les proporciona una publicidad añadida y que su popularidad se expande rápidamente. Foxtrot será el primer disco del grupo en entrar en la lista de los más vendidos, más exactamente en el puesto doceavo. La verdad sea dicha es que es el primer disco redondo de la banda donde la madurez y la inventiva encuentra realmente y definitivamente su cauce. Desde las primeras notas del Mellotron de “Watcher of The Skies” el tono esta dado, el Mellotron que se oye se compró usado a King Crimson y se apodaba “Black Bitch” por las veces que se estropeaba. “El vigilante de los Cielos” es una canción post-apocalíptica, con un título sacado de un poema de John Keats; “On First Looking into Chapman”, la letra está basada en el cuento “Rescue Party” de Arthur C.Clarke y la música la compuso Banks junto a Rutheford en Nápoles durante una prueba de sonido. No nos olvidemos que Genesis estaba compuesto por unos intelectuales de familias acomodadas, su cultura era superior a aquellas bandas formadas en el vapor de cerveza de los pubs, sus miembros se movían más entre la campiña Inglesa y las bibliotecas bien abastecidas.

“Time Table” es de una pureza melódica perfecta tras el ritmo sincopado de “Watcher of the Skies”, una bella tonada de “cuando los reyes y reinas bebían vino en copas de oro”, este tema aparentemente nunca fue interpretado en vivo por la banda. Justo situada antes de “Get ‘Em out By Friday”, un corte de más de ocho minutos donde Gabriel da rienda suelta a múltiples personalidades en una mini ópera rock sobre especulaciones inmobiliarias y ciencia ficción. Termina la primera cara con esa preciosidad que es ”Can Utility and The Coastliners” maravillosa complejidad progresiva atiborrada de letras que mezclan historia con leyenda. Vuelta a la temática medieval ya que la canción sobre el rey Canuto, un danés que se convirtió en rey de Inglaterra en 1016.

La cara B empieza con un instrumental de Hackett de pura cristalina belleza, “Horizons”, un corte que muchas veces la banda ha querido llevarse el mérito compositivo, pero la verdad es que Steve Hackett es el autor de esta pieza inspirada en la idea central en el Preludio de la suite para violonchelo No. 1,BMW 1007, de Bach y escrita en homenaje a John Renborn, un claro referente para Hackett.

Tramo final con “Supper’s Ready”, la prueba de fuego… 23 minutos ensoñación, de una música compleja y tan variada que el tiempo no ha apagado ni un segundo de su genialidad. Una pieza tan fascinante que ha engendrado discípulos como “Grendel” de Marillion o “The Last Gateway” de IQ. Inspirado por una experiencia en la que Gabriel y su esposa Jill entraron en trance y escucharon voces y por lo visto sin drogas o alcohol por en medio aunque puede que la bipolaridad de Peter ayudara mucho. A partir de esta idea y con el resto de la banda confeccionaron una composición que estará en los anales de la historia del rock eternamente. Una composición épica que se convierte en una canción fácil de rememorar y de cantar. Estructurada en diferentes secciones; empieza con “Lover’s Leap” con esos arpegios marca registrada de Hackett! Es el lado más Folk, más mágico de Genesis que da paso a “The Guaranteed Eternal Sanctuary Man” y al órgano de Banks, poderosamente pomposo.”Ikhnaton and Itsacon and Their Band of Merry Men” es el momento vigoroso que asoma la cabeza, con un Hackett y un Banks en la cima de su arte. “How Dare I Be So Beautiful?” una bella sección lenta que nos habla del mito Griego de Narciso y del fin de una batalla. “Willow Farm” es un claro homenaje a The Beatles, una ácida y absurdamente excéntrica pieza que contiene los elementos esenciales del humor Inglés. Haciendo muchos juegos de palabras Gabriel y reforzado por una música jovial como caótica, es el momento alegre de Supper’ Ready”.”Apocalypse in 9/8 (Co-Starring the Delicious Talents of Gabble Ratchet)”, da paso a la batería de Collins y al órgano de Banks que rematan al oyente con su maestría. “As Sure As Eggs Is Eggs (Aching Men’s Feet)” es el final, donde unas campanas tubulares dan el punto para que el clímax alcance el momento más alto del tema. Se podría hablar largo y tendido solo sobre este tema, de todos los significados de las letras, de la complejidad de algunos fragmentos, de las versiones en directo y las historias que contaba Gabriel para introducir los temas, de sus disfraces, etc…

Lo cierto es que el tema no ha envejecido para nada, es completamente atemporal, una leyenda musical para muchas generaciones, un molde para elaborar imitaciones que nunca alcanzaran la majestuosidad de la interpretación de sus creadores. Tuve la suerte de ver a Genesis hace muchos años, aunque sin Gabriel, también al grupo Musical Box, una banda tributo que reproduce al milímetro los conciertos de Génesis. Fue algo maravilloso, no lo dudéis nunca si esta banda se acerca a vuestra ciudad, cuenta con el beneplácito de Genesis.

 

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Una respuesta a Obras maestras de la música: GENESIS – Foxtrot

  1. Sartxo dijo:

    Magnífico disco y magnífico artículo. Gracias Laurent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *