4 meses, 3 semanas, 2 días (4 luni, 3 saptamini si 2 zile, 2007)

Publicado el 17/05/2016 | por Luis Cifer | Cine, Opinión
Valoración
65

4 meses 3 semanas 2 días

4 meses, 3 semanas, 2 días es un desolador drama sobre  los embarazos no deseados en los últimos días del comunismo en Rumanía y la indefensión en la que quedaban las mujeres que decidían abortar de forma clandestina. A pesar de estar localizada en un país y un lugar concretos, creo que este drama es universal. Supongo que los pro abortistas pensarán que el film está a favor del aborto legal mientras los contrarios al aborto pensarán que el film apoya sus tesis. Yo creo que el film sólo expone la cruda realidad, es labor de cada espectador sacar sus propias conclusiones.

 Cristian Mungiu nos entrega todo un ejercicio de buen cine (ése que te hace pensar y reflexionar sobre lo que has visto a la vez que te hace sentir emociones mientras lo ves). No pretende sermonear ni hacer que cambies tu opinión sobre el controvertido tema del aborto, sólo expone una realidad que muchos desconocen o no quieren ver. La forma de rodar de Mungiu es austera y fría como el acero. Con un estilo sobrio, sin música, ni movimientos de cámara, no se permite alardes de ningún tipo ni concesiones al gran público. Todo el film está construido a base de planos fijos y largos planos secuencia. Parece como si no hubiera nadie al otro lado de la cámara, el narrador parece no tener sentimientos, es como el mundo en el que vivimos: insensible e implacable.
 Mungiu se decanta por las elipsis y así evita la visión de ciertas escenas realmente desagradables al espectador. Se centra en el sufrimiento de las protagonistas y las repercusiones de los actos que no muestra (excelente la escena del baño). Sólo en un momento dado, Mungiu deja de lado su imparcialidad, toma partido por el más débil e inocente y baja la cámara para mostrarnos aquello que el espectador no quiere ver. Ese acto revela sus intenciones y permite adivinar que tras la cámara hay una persona que decide saltarse su propia forma de narrar en busca de impactar al espectador. Prefiere perder algo de estilo en favor de la visión de una imagen que, he aquí el motivo de su inclusión, nos hace sentir y padecer el angustioso drama de las protagonistas.

 Drama al que son llevadas nuestra inocente pareja de jóvenes por la mala cabeza de una de ellas, siendo su amiga quien sufra el mayor castigo. Aquí introduce hábilmente el tema de la amistad y hasta donde estamos dispuestos a llegar por un amigo/amiga. Da igual que nuestros amigos sean un desastre, son nuestros amigos y debemos estar a su lado y padecer con ellos (aunque todo tenga un límite). Por cierto, todo el film se sustenta en dos actrices excelentes que hacen gala de una admirable naturalidad.

 En definitiva, un film brutal sobre la explotación a la que es sometido siempre el más débil y la injusticia de este cochino mundo.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *