STEEL PANTHER – Live From Lexxi’s Mom’s Garage

Publicado el 25/04/2016 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
90

steSeguimos con la juerga y el desfase glam rock, si los finlandeses Reckless Love nos traían la laca y los teclados horteras hasta el infinito con un sonido limpísimo y excesivamente ‘maquillado’, ahora le toca el turno a los angelinos Steel Panther reinar en Pupilandia haciendo de contra-punto perfecto y llenar de ‘fluidos’ varios, tacos palabra sí, palabra también y melodías a los Jon Bon/Van Halen este blog que ama, por encima de muchas cosas, el humor y el desfase del Rock’N’Roll como celebración de la vida misma.

Siempre he asociado a Reckless Love y a Steel Panther como combos perfectos no sólo para ‘revitalizar’ un género como el glam metal y el hard & heavy que parecía exterminado cuando comenzó el S. XXI, sino también las tengo muy en cuenta cuando quiero desconectar de rutinas y problemas buscando algo de cachondeo bailongo sin demasiadas complicaciones. ¿Podría estar hablándoos de ellas como si de un condón se tratase?…¡¡¡Para nada!!!. La banda de Oli Hermann y la de Michael Starr están muy lejos de servirme tan sólo ‘para usar y tirar’ y ese creo que es el mayor problema que tiene mucha gente con ellos, los siguen considerando un broma, un ‘cartoon’ que sólo sirve para mofarse ridiculizando un estilo que consideran acabado. Qué equivocados que están algunos….

A ver si con éste clip (hay que esperar hasta el final porque hay sorpresa) vamos quitándonos prejuicios de una p*** vez…

Las dos bandas nacieron practicamente al mismo tiempo como ‘tribute bands’ a principios de siglo, Reckless Live como tributo a los Guns y The Metal Shop (luego Metal Skool) como tributo a Van Halen, Poison y Bon Jovi por lo que podréis comprobar que ya estaban unidas desde el minuto uno de su existencia.

Más paralelismos. Durante una década se dedican a ofrecer placer 80’s por los escenarios y precisamente en 2009 y 2010, y ya con sus nombres actuales como Reckless Love y Steel Panther, es cuando deciden defender una carrera con sus propias canciones siendo los Panther de Starr, Satchel, Lexxi y Styx los primeros en hacerlo con su icónico Feel The Steel en 2009. A partir de sendos debuts la prensa especializada y los fans siempre establecerán comparaciones de todo tipo pero yo, simplemente, me dedico a disfrutar de ellos sin importarme quien es más moña o quien tiene la lengua más sucia. Huelga decir que siempre se han pasado por ‘los dominios dilatados’ cubriendo sus discos, sus videoclips o simplemente descojonándome de sus frikadas, que no son pocas precisamente si hablamos de los americanos.

Y ahora, justificaciones y por qués a parte, os hablaré del nuevo artefacto de los Panther porque es una joyita que podrá pasar desapercibida al no ser un nuevo disco y considero que no debería de hacerlo de ninguna de las maneras. Los de Satchel & Cia, siguiendo la estela de coincidencias con los Reckless, se han desmarcado con algo que ya hicieron los finlandeses en 2012 y que curiosamente ya estaban tardando en hacer los yankees, os hablo de un concierto acústico en donde mostrasen sus temas sin tanto rimmel y pintalabios, sin la potencia riffica de la guitarra de Satchel, en definitiva, todo un morbazo que debía demostrar si sus composiciones también podían aguantar un formato más desnudo y sin artificios glammys. Desde aquí ya os digo que han triunfado.

El título y la portada ya se las traen porque han querido simular que ha sido grabado en el garage de la mami del presumido Lexxi, un guiño a sus primeros tiempos haciendo covers de Leppard, Van Halen y Ratt. Geniales siempre en esta faceta titulando sus trabajos y poniendo imagen a sus artefactos.

En cuanto a la música, indiscutible la selección de ‘hits’ desenchufados, aquí está su himno “Death To All But Metal” sonando diferente a su concepción glam metal (me gusta más el original) y los certeros “Fat Girl” y “Community Property” de su debut. De Balls Out (2011), injustamente en mi opinión, tan sólo extraen un divertidísimo “If You Really, Really Love Me” y el siempre ultra-azucarado e irónico “Weenie Ride” con Styx demostrando maneras al piano, así como de All You Can Eat (2014) se atreven logicamente con “Party Like Tomorrow is The End Of The World” que abre acojonantemente bien el directo, el cerdísimo “Gloryhole” (adquiere otra dimensión aquí…), “Bukkake Tears” y mi favorito “The Burden Of Being Wonderful” con un muy acertado cuarteto de cuerda que también aparecerá en otros momentos adornando acústicas.

Lo cierto es que la banda suena de auténtico lujo, Michael Starr canta brutalmente bien, muy centrado y afinadísimo, Satchel, el verdadero motor de la banda, toca y canta también de sobresaliente, Lexxi siempre en su sitio y sin despeinarse (que no es poco) y Styx que aporrea igual de fuerte que en eléctrico pero que no tapa en ningún momento a las acústicas. A destacar también la increíble calidad de las voces y los coros porque suenan exactamente a sus discos en estudio y es aquí donde me vuelvo a dar cuenta de las tablas que tiene Satchel también en sus cuerdas vocales. Como no podía ser de otra manera las coñas, los comentarios calentorros y las sucias lenguas se dejan notar entre tema y tema y es que no serían Steel Panther sin este tipo de ‘speechs‘. Superdivertido disfrutar de su desparpajo cerdo-sexual y vocabulario barriobajero sin complejos en todo momento.

Como ‘bonus’ y para acabar la reseña de un disco que se me hace cortísimo, la banda nos ofrece un tema nuevo (y salidorro) titulado “That’s When You Came In” que les queda de perlas en este formato y añadiendo cuerdas. Una composición entrañable y melosa…aunque siempre con sorpresa…

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *