LOUDLY – La guerra constante

Publicado el 15/04/2016 | por Carlos Tizón | Opinión, Reviews
Valoración
75

loudlyEn estos días inciertos es de agradecer, que aún haya sellos que apuesten por la calidad, que no les importe ahondar en las trincheras del rock, buscando nuevas bandas que aporten aire fresco a la escena, y que mantengan unos parámetros de calidad capaz, de afrontar cualquier envite. Uno de estos casos, es el de Aneurisma Records, que de un tiempo a esta parte, con especial incidencia en la zona de Almería, está haciéndonos llegar grupos que tienen mucho que decir, que están en pie de guerra para que sus canciones sean oídas por toda la gente que no tiene miedo a huir de lo establecido, a afrontar el riesgo de encontrarse de cara con alguien que no milita en el saco de los mismos de siempre. En sus filas suenan bandas de rock alternativo, de stoner, de hardcore o de punk, siempre marca de la casa, la mayoría con un sonido personal e intransferible, a pesar de todas las influencias recopiladas por el paso del tiempo, y que siempre terminan asomando por algún que otro rincón.

Ahora presentan a Loudly, un trío de Almería que se mueve en sonoridades más “indies”, contando como fuerte con mucha melodía vocal y unas guitarras cortantes, que dan una continua sensación de potencia durante todo el ep, como muestra clara, “El fin del mundo” con la que abren el disco, o el riff de “Las cosas que compartiremos”, donde me han recordado a los Nada Surf, aderezado con una gran melodía vocal. Hablando de potencia, la elegida sería “No camines trás de mi”, que tiene una impronta más rockera, con ese corte de batería que golpea fuerte. ¿No ves…? vuelve a traerme recuerdos en la voz, que pone fuerza sobre el colchón musical que la banda crea, dotándole de ese sonido característicos de los 90. “De madrugada” es la canción que pone punto y final a este e.p. Muy buen trabajo el de estos tipos, que saben sacar partido de sobra a lo que se traen entre manos.

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *