Revisando a MARK KNOPFLER: pese a quien pese, Mark es un grande

Publicado el 23/02/2016 | por Laurent Berger | Especiales

mkMark Knopfler, otro músico vapuleado! Y es que mola meterse con Dire Straits y Mark Knopfler, pero, curiosamente, prácticamente medio mundo tiene un disco de su banda. No entiendo el problema que tienen algunos con el bueno de Mark.  Qué si no inventó nada… pero que yo sepa tampoco lo hicieron los AC/DC, pero queda más guay ser fan de los australianos.

A mi siempre me gustaron ambos, y que tanto los Dire Straits como AC/DC forman parte de la banda sonora de mi vida. Fue mi hermano el que me puso al día con ellos esa tarde en que me pinchó aquel “Sultans of Swing” en su tocadiscos. Me encantó enseguida; claro que ya me gustaban J.J. Cale, Clapton y Dylan qué, básicamente era el cóctel que nos servían los Dire Straits, pero, ¿y qué?, ¿Cual es el problema?. Mark, pese a quien pese, es un excelente guitarrista y un gran compositor.

Muchos dejaron de oírlos porque se convirtieron en un grupo de masas y de éxitos. Valiente estúpido esnobismo. ¡Qué si su carrera en solitario es un tostón!, que si es siempre lo mismo, que si aburre a las ovejas, etc… Da la impresión de que hay músicos a los que se pone de moda zurrar y despreciar entre la público rockero, siendo el tener éxito masivo el principal argumento. Knopfler es un tipo honrado, no nos va a vender nada que no esperemos. Si no te gusta, Ok vale! lo comprendo, pero por dios a quien quieres convencer diciendo que es malo, y esto vale lo mismo por muchos otros grupos , cantantes que parece que por que han triunfado o han tenido éxitos en los 40 principales tienen que ser algo apestoso o blasfemo para el purista entendido de turno. Asimismo sirva de tirón de orejas a esos puristas pedantes que escuchan folk, country, etc… pero no saben ver la belleza de un disco como Sailing To Philadelphia porque no queda muy hipster mencionar al líder de los Dire Straits entre sus discos de cabecera.

Mark Freuder Knopfler, en su carrera en solitario ha seguido una dirección de confeccionar una música tranquila, pausada y sin grande alborotos. Seguro que no es la música ideal para practicar Headbanging o Moshpit, pero hay tiempo para todo en esta vida. Publicado en el año 2000, aquel donde el mundo se iba acabar, Mark se sacó un reposado y luminoso Sailing to Philadelphia , un segundo álbum en solitario que contó con la colaboración de viejos amigo como James Taylor, Van Morrison, Gillian Welch y David Rawlings . Tener también a Richard Bennett en las guitarras, no hace más que reforzar un magnifico doblete de seis cuerdas, y en la batería de Chad Cromwell, un hombre que ha estado junto a tito Neil y Joe Walsh!

Un disco con algunas curiosidades; por ejemplo en la edición Inglesa se incluía un tema suplementario “Do America “y en los Estados Unidos con un tema menos ; “One More Matinee”. En este disco el limpio sonido de la Stratocaster de Knopfler, nos recuerda los grandes momentos de los Straits, parece una obra cercana al espíritu de Love Over Gold . El dúo junto a Taylor, es perfecto, deberían plantearse hacer un disco entero los dos juntos. El tema “The last laugh”, con Van Morrison, es un corte triste como el mismo título indica, la voz de Van es perfecta para esta composición. “Speedway to Nazaret” contiene grandes tintes de bluegrass, algo normal si tenemos en cuenta que están Welch y Rawlings entre los músicos.

La guitarra de Mark está muy presente en cada corte, siempre con esos matices limpios y etéreos. “Silvertown Blues” cuenta con las voces de Glenn Tilbrook y Chris Difford, ambos miembros del grupo británico “Squeeze “ , unos grandes amigos de Knop. Lo dicho un discazo!

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

4 Respuestas a Revisando a MARK KNOPFLER: pese a quien pese, Mark es un grande

  1. Chals dijo:

    Excelente reivindicación. El último disco que me ha encantado de Mark es Privateering, muy bueno. Saludos

  2. Rafa dijo:

    Knopfler es un grande, pese a quien pese. Con los años pierde en guitarra y gana en madurez compositiva. Su evolución vista desde sus inicios con Dire Straits hasta su último disco en solitario hace ver que no queda nada del joven de la cinta en la cabeza de los 80, pero hay algo nuevo que ofrece también cosas interesantes. ha sabido reconvertirse. Otros superstars viven de su época dorada reuniendo una y otra vez a sus grupos en un hastío de nostalgia. Mark hace lo que le pide el cuerpo y por eso evoluciona, aunque muchos piensen que ha traicionado su legado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *