Southpaw

Publicado el 13/01/2016 | por Luis Cifer | Cine
Valoración
60

SOUTHPAW Gyllenhaal McAdams Películas sobre el mundo del boxeo hemos visto muchas, demasiadas quizás. Siempre es agradable encontrarse con una película que sin apartarse las constantes de este género ofrezca algo nuevo o muestre lo de siempre bajo un prisma distinto. No es que Southpaw haga ninguna de las dos cosas, pero funciona. Vaya si funciona.

Southpaw es la enésima historia de auge, caída y redención de un boxeador. Nada nuevo sobre la lona. Tenemos piques entre boxeadores, los flashes de la prensa, los agentes chupa sangre, revanchas, etc. Lo que hace digna de mención a esta película es la soberbia interpretación de Jake Gyllenhaal, todo un actor en estado de gracia. Su personaje ha requerido un enorme trabajo tanto físico como emocional. Gyllenhaal levanta la película y consigue que nos olvidemos que es más de lo mismo. Su personaje es un boxeador que no sabe hacer nada más en la vida. Su furia ha sido su medio de vida y le ha llevado al éxito, es amado por las masas pero es un ídolo con los pies de barro. La vida le enseñará que debe madurar y empezar a controlarse. Me gustó mucho como Gyllenhaal plasma la evolución psicológica del personaje. También Rachel McAdams está francamente bien. Juntos forman una pareja que es el motor del film y la separa de la mediocridad. Por su parte, Forest Whitaker tiene un personaje algo más estereotipado, el típico entrenador algo peculiar, y el rapero 50 Cent está correcto. Otra que me sorprendió fue la joven Oona Laurence, creo que volveremos a oír hablar de ella.

Southpaw se podría definir fácilmente como un Rocky moderno ambientado con canciones de rap. La dirección de Antoine Fuqua es acertada. Este tipo no me suele gustar nada, pero aquí su estilo nervioso y televisivo se adapta como un guante a la historia. Al igual que me pasó con Gerrero, pasé un rato muy entretenido viendo esta película, incluso me emocioné y me puse de pie en algunos momentos. Es puro cine de boxeo hecho para entretener y que además aporta un poquito más gracias al gran trabajo actoral. No debemos pedirle más. A mí me gustó más que todas esas innecesarias secuelas de Rocky que Stallone se está sacando de la manga en los últimos tiempos y dudo mucho que su Creed (o Rocky 7) me haga vibrar tanto como Southpaw.

Southpaw

Lo dicho, Southpaw no va más allá de otras películas sobre el mundo del boxeo pero conseguirá hacer pasar un muy buen rato a los aficionados a este género.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *