CE

Revisando a CLINT EASTWOOD – Primera parte: Comienzos difíciles

Publicado el 14/12/2015 | por Pedro Losada | Cine, Especiales

Oficialmente el cineasta Clint Eastwood, apareció delante de las cámaras, en el 1955 con Revenge of the Creature, poniendo fin, también de manera oficial, su a su paso delante de estas en en el 2008, con Gran Torino, dando una nueva vuelta, como protagonista, para la película del director Robert Lorenz, Golpe de efecto. Film producido por Malpaso Productions.

Pero la entrada del maestro Eastwood dentro del Séptimo arte fue de lo más desafortunada que pudo llegar a tener  cualquier actor que buscase un hueco dentro de los estudios de grabación. La carrera profesional del maestro Eastwood, no ha sido para nada un camino de rosas. Él pudo comprobar el duro y largo recorrido que tendría que hacer, para llegar a ser el cineasta que es hoy en día; y el cual ha desaparecido hace algún tiempo. Clint Eastwood, tuvo que sortear muchas barreras, entre una de ellas fue su reconstrucción como actor. Llegando a ser Sergio Leone, su maestro más inmediato, el director que supo sacar el mejor jugo del actor, llevándole a la fama, llegando a centrarse en el estilo que más trabajaría años después, el western.

1º parte (No todos los comienzos son fáciles)

Aunque Clint oficialmente saliera en el 1955 (sin que el actor estuviese acreditado) como en el primer film en el que intervino, con un guión muy corto, él ya habría aparecido un año antes dentro de varios films como figurante, o extra.  Siendo el joven actor contratado por la Universal en el mes de mayo de 1954. El contrato que contrajo con la productora sería de unos 64 dólares a la semana, con el añadido de unos 25 dólares, cuando apareciese delante de las cámaras para rodar.  En aquel momento los estudios cinematográficos, contarían con una de las mejores canteras de directores, que ha tenido dentro de toda su historia. Arthur Lubin (Francis join the WACS), Douglas Sirk (Obsesión), Anthony Mann (Tierras lejanas), o Jack Arnold (La mujer y el monstruo), fueron algunos de los más destacados directores, que dirigieron sus producciones para la Universal en aquella época dorada; pero que por desgracia, Clint Eastwood no supo aprovecharlo al máximo, para poder dar un gran salto dentro de sus comienzos, en el Séptimo arte.

Su primera aparición sería en el film del director Arthur Lubin, Francis join the WACS en el 1954, a destacar que en el film aparece por quita vez el personaje más carismático, que han tenido los estudios en su largo recorrido, la mula Francis,  animal que tendría en los estudios de filmación hasta siete películas; y en el lado de los actores, los cuales no figuraron dentro de los créditos, estaba nuestro querido intérprete Clint , el cual saldría en una única escena, siendo cuando aparece en la pantalla, salido de la nada sosteniendo entre sus brazos al  actor, y protagonista de la película, Donald O’Connor. Sin que tuviera más repercusión que una mera anécdota.  Dentro de los estudios de grabación, no pasaría de mero figurante, o extra, llegando a salir en películas, cómo, Atila, rey de los hunos, de Douglas Sirk, o en el film de Charles Lamont, Abbott y Costello contra los Keystone Kops.  Se cuenta que hasta que apareciese en el primer film como actor acreditado, llegaría a aparecer en unas 12 películas, siendo los directores Arthur Lubin y Jack Arnold los que le dieron a Eastwood la oportunidad de poder tener un pequeño guión dentro de las películas. El propio Jack Arnold le pondría a Eastwood dentro del reparto oficial del film Revenge of the creature, secuela de la película The creature from the Black Lagoon (La mujer y el monstruo), de 1954, película rodada con la tecnología de 3D. l papel de Eastwood era de técnico de laboratorio, el cual aparece en el film durante 15 minutos.  Dentro de su papel, el actor tiene una única conversación con el profesor Clete Ferguson, la cual dura menos de un minuto.

taEl film sólo le llega a servir para poder estar dentro de los platos de rodaje, y para que los estudios de la Universal le mantuvieran dentro de su nómina.  A continuación llegaron otros papeles de poco peso en películas como Tarántula, otro film del género fantástico del director Jack Arnold,  una producción de bajo presupuesto en la que hace una corta aparición al final de la película interpretando al jefe del escuadrón del ejercito encargado de proteger a la ciudad del ataque de una gran tarántula, siendo su frase la de dar la orden de atacar al arácnido. El film tampoco demostraría la capacidad de actuar de Clint, el mismo que al cabo de un tiempo acabaría convirtiéndose en uno de los actores más cotizados en la escena de Hollywood.

Lo bueno de ser figurante, o actor de reparto, era el poder estar en varios platos de rodaje al mismo tiempo, y mientras estaría rodando los films de Arnold,  Eastwood volvería a meterse de nuevo dentro de un film de la saga de la mula Francis, esta vez sí que sería acreditado, como actor dentro del reparto (Francis in the navy).  No sería destacado y los cazatalentos, y las productoras no se fijarían en él, como algo especial a tener en cuenta dentro de sus proyectos.  Sus papeles no fueron tampoco de lo más recurrentes, en el que seguirá en lo que sería su primer Western, Pillars of the sky del director George Marshall, o el film The square jungle en 1956 de Jerry Hooper, interpretado por Tony Curtis,  además del biopic de Benny Doodman, el cual le sirve para poder estar rodeado por grandes músicos de Jazz, como Gene Krupa, Teddy Wilson y Lionel Hampton.

En 1956 debido a las pobres cifras que ofrecerían las películas que habrían estrenado con Clint Eastwood, la clwproductora decide poner fin al contrato que les unió durante dos años. El joven actor marcharía, encontrando alguna intervención esporádica en la televisión, tanto como pequeños papeles  que apenas le daban para comer, llegando a tener que trabajar como limpiador de piscinas en la zona de Berbely Hills.  Mientras tanto, su amigo y productor Arthur Lubin seguiría trabajando en otras productoras, ya lejos de la Universal, en los que le cedería varios papeles pequeños, dentro de las producciones que haría para la RKO. Uno de ellos sería para una comedia situada en el lejano Oeste, donde se pondría a vender alambre junto a Ginger Rogers, en The first travelling Salesday, en 1956. Además de Escapada a Japón, en 1957, siendo un film de aventuras dirigido al espectador más joven.

Justamente, antes de entrar a probar suerte, ofertándose como actor para producciones de series televisivas protagonizaría una película basada en la primera guerra mundial, Lafayette escadrille, en 1958, o también volviendo al lejano Oeste, para interpretar Ambush at Cimarron Pass, El film serviría para presentar al actor Jodie Copeland, en un drama donde se relata los como un grupo de excombatientes del Nortel y el Sur, tienen que juntarse para luchar contra los indios. El film, esta catalogado por los críticos de cine de la época como el peor film que ha llegado hacer el actor en toda su carrera.  Su suerte dentro de la carrera cinematográfica no tardaría en llegar, pero no de la forma de la que él se pensaría…

 

Sobre el autor

Admirador de los Allman Brothers, me gustan todos los estilos musicales que nacen de las raíces del Blues, Rock, Jazz, Soul... Admirador del séptima arte de toda la vida. También se me puede leer en mi blog, Blogsada

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *