DARTS & ARROWS – Altamira

Publicado el 15/12/2015 | por Laurent Berger | Noticias
Valoración
95

daAhora que artistas como Ryley Walker, William Tyler, Daniel Bachman han vuelto a poner de “moda” a los guitar solis, o si prefieren a los guitarristas virtuosos de folk con guitarra acústicas; En todo caso músicos con una percepción de su instrumento más allá que el simple onanismo corre mástil sin ningún sentimiento, toca hacer una mención especial a Bill MacKay, guitarrista curtido que lleva ya años tocando y lanzado regularmente discos bajo su nombre o acompañando a otros como las bandas Colorist y/o Savoir Faire.

Su música siempre sale directamente de su corazón, y ya sabemos que corazón y éxito no van mucho de la mano, pero Bill tiene su núcleo de seguidores y su renombre ganado a pulso con una serie de discos brillantes. Nativo de Pittsburgh se fue a vivir a Chicago en 1998, MacKay posee una visión muy cinematográfica de su música y sabe combinar a la perfección el espíritu tanto folk como rock con los sonidos más avant-garde con inflexiones Jazz al estilo de Bill Frisell por dar algún matiz que ayudara al neófito a centrarse. A veces acompañado de la banda “Darts & Arrows” o simplemente en solitario siempre es una garantía de trabajos manufacturados con el alma.

Este año Bill nos ofrece dos magníficos discos, un primero grabado en directo junto a Ryley Walker: Land of Plenty, grabado en directo y completamente instrumental donde cada músico se fusiona en una increíble simbiosis para dar a luz una serie de temas magnéticos, procurando una especie de melopea narcótica de incontable deleite. Un disco no muy fácil de adquirir por estas tierras pero que recomiendo arduamente a los amantes de estos sonidos.

Su otro trabajo es más personal, titulado Altamira, una referencia a las palabras; Alta Mira, Mira Alta, como en Ingles, High Watch, Aim High. El caso es que Altamira es un trabajo delicioso donde Bill MacKay va tejiendo con su guitarra paisajes que van de lo etéreo o lo hipnótico, donde el oyente simplemente se tiene que dejar llevar por temas como “Evergreen”, un placer que pocos discos te pueden aportar.

bm

Composiciones para amantes de espacios abiertos donde cada nota respira aire puro, ecos y susurros que provienen del Jazz, del Free, del Folk con algo de Post Rock; todo ello combinados con una rara elegancia que solo se escucha en músicos de la talla del anteriormente citado Bill Frisell o en algún trabajo en solitario de Pat Metheny por mencionar nombres populares.

Pero la música de MacKay va un poco más allá, es personal al 100%, prueba de ello es este Altamira, un disco con momentos intensos no aptos para oídos novatos, aquí se requiere atención, una cierta concentración relajada que te permite abstraerte de la realidad. “Demons”,”Look Out” son buenos ejemplos que ilustran mis palabras. Poesía Sónica lo llamaría yo, con permiso de Bill.

Además su nuevo trabajo cuenta con invitados como el saxofonista Nick Mazzarella y Renee Panadero en la viola, y por supuesto el resto de la banda; Ben Boye, Kyle Hernández y Quin Kirchner.

Lo dicho amigos de sonidos que van más allá de la simple tonadilla, amantes de espacios y músicos de calidad, Land of Plenty  y Altamira deben estar en vuestras estanterías.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *