Crítica de la tercera temporada de ORANGE IS THE NEW BLACK

Publicado el 11/11/2015 | por Pupilo Dilatado | Cine
Valoración
80

Or2Tercera temporada de las reclusas de Litchfield visionada. Todo parece seguir igual en la prisión del calzonazos de Joe Caputo (Nick Sandow)…¿o no tanto?. Lo cierto es que la nueva temporada empieza leeeeenta, insustancial, ‘sin chicha ni limoná’, de hecho los dos primeros capítulos me parecen aburridísimos, pero poco a poco va cogiendo en intensidad y las tramas se van ‘calentando’ y teniendo la entidad que debe tener una serie que basa todo su potencial en la interpretación dramática de las confesiones, inseguridades y neuras de las reclusas y del personal funcionario que trabaja en la prisión.

En esta Season 3, tras la lucha de razas y el poder ‘negro’ predominante de la anterior, todo parece volver a su sitio, ‘Red’ (Kate Mulgrew), uno de mis personajes favoritos, vuelve a los fogones tras su ‘exilio forzado’ en jardinería además de tener un ‘acercamiento’ a ‘Sam Healey’ (Michel J. Harney), la impresivible e inestable ‘Crazy Eyes’ (Uzo Aduba) se convierte en una novelista reputada en temática ‘porno’, ‘Lorna Morello’ (Yael Stone) se dedica a tener citas con desconocidos pretendientes encontrando, por fin, a su amor soñado, ‘Alex Vause’ (Laura Prepon) es acosada por una inquietante nueva reclusa a la que le falta más de un tornillo, etc,… Lo cierto es que todas las tramas tienen su encanto, incluso en el capítulo en el que se ‘adora a una tostada’ me ha parecido desternillante, además, se trata con cierta seriedad la crisis que sufre el centro penitenciario en manos ahora de empresarios y magnates con las consiguientes salidas de tono de su director Caputo y sus ‘desahogos’ sexuales con la repelente directora anterior. Los diálogos post-coitales son la leche de divertidos e irónicos al mismo tiempo. ¿Un pero?, hecho de menos el personaje pasota y ‘yunkie’ de Natasha Lyonne (‘Nicky’) recluida en ‘Alta Seguridad’.

Pero vayamos a la trama principal. Y es que, ¡por fin!, tras una ‘Piper’ (Taylor Schilling) algo aburrida, insignificante, a medio gas claramente en la segunda temporada; veo una evolución del personaje que quiere ponerse ahora junto con su novia Alex (y el bomboncito tatuado) a mandar de verdad montando una mafia de ‘productos para fetichistas enfermos’ que no revelaré para quien no la haya visto todavía. Las cosas no le saldrán demasiado bien en un principio, pero es lista y muy ‘zorra’ aunque no lo parezca, aprende de sus errores y de sus escarceos con una nueva ‘tattoed love girl’ (como el tema de los Prima Donna) para volverse de una puta vez implacable y fría que es donde yo la he querido ver todo este tiempo por muchas ‘cabronadas’ de pijita rica que ya hiciese en las temporadas anteriores. Así sí, Piper, así sí…

Aquí el ‘trailer’…

Y de regalo lo momentos más tórridos de la pareja protagonista Piper/Alex en esta temporada. Os aconsejo que vayáisdirectamente al minuto 2:55 hasta el 5:00 en donde se condensa toda la tensión sexual…

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *