MAD SEASON – Sonic Evolutions (2015): el rescate sinfónico del Above

Publicado el 28/09/2015 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
80

MDMe guardaba esta joyita salida a finales de agosto para tiempos más otoñales y creo que ya ha llegado el momento de daros mis impresiones sobre este disco tan especial de Mad Season titulado Sonic Evolutions: Mad Season with Seattle Symphony Orchestra (2015). Mad Season, al igual que Alice in Chains, es una banda que siempre me tocó la fibra hasta límites insospechados, que siempre me quebró el alma con las canciones de ese único e irrepetible Above, un auténtico viaje de introspección, de rabia contenida que por fin explota, de tristezas y melancolía llevadas hasta el límite, de…tantas cosas…

Nunca quemé Above a pesar de encontrarme ante una OBRA MAESTRA de los 90’s, y no porque me cansase sino porque ‘el viaje’ por sus surcos se convierte en algo duro de soportar a sabiendas de todo el infierno porque el que estaba pasando Layne Staley, de que su bajista, John Baker Saunders, estaba a punto de palmarla (cinco años después moriría por sobredosis) y de que Mike McCready también estaba pasando lo suyo aunque lo llevase siempre en secreto y se controlase con las sustancias peligrosas más que sus otros compañeros. A pesar de tantas oscuridades, la belleza de sus canciones es inmortal, se ha convertido, al menos para mí, en legendaria y siempre me lo escucho dos o tres veces al año para recrear su excelsa tristeza y su vacío existencial.

Pero ‘ete aquí’ que Mad Season y unos cuantos invitados más que ilustres vuelve a hacer renacer a la banda de sus cenizas dando un concierto muy especial el pasado 30 de enero de 2015 en el Benaroya Hall de Seattle, WA, con la Seattle Symphony Orchestra encuadrados en el marco del Sonic Evolutions, unos conciertos anuales en los que suelen aparecer bandas de la ciudad y alrededores para mezclarse con el sinfonismo orquestal o bien interpretar piezas basadas en composiciones significativas de los grandes músicos y artistas de la ciudad.

Pongamos marco sonoro de fondo…

Tenía este post a medio escribir desde mitad de febrero, cuando se publicaron los correspondientes vídeos del evento, pero no sé por qué todavía estaba arrinconado en borradores y gracias a la publicación de este ‘Live’ por fin he podido rescatarlo como toca. Logicamente, hablar del disco publicado es hablar del evento en directo de aquella mágica noche por lo que en todo momento mostraré mis impresiones con respecto a lo que veréis en imágenes.

Primero el ‘setlist’ del Sonic Evolutions de aquel 30 de enero y luego conclusiones de cada bloque:

Con Seattle Symphony Orchestra:

1.- “Ashes” (de Yann Robin, inspirado en Kurt Kobain)

2.- “Beyond Much Difference” (Angelique Poteat, inspirado en Pearl Jam)

3.- “Waking the Horizon” (Mike McCready & Matt Cameron)

De aquí no os reseñaré nada de los dos primeros porque no he encontrado nada en Youtube y no han sido publicados en el álbum de Mad Season. Sorry Pupilos!. En cuanto a “Waking the Horizon”, qué decir?, pues que es el comienzo perfecto para un disco como éste y la primera incursión ‘clásica’ de McCready, junto al compositor Ludovic Morlot, a la hora de crear una pieza sinfónica. Más que correcta introducción para lo que nos viene y con el adecuado acompañamiento del Coro ‘Vocal Point!’…

Vamos ahora con la actuación, ahora sí, de los Mad Season con la Seattle Symphony Orchestra como acompañamiento:

4.- “Long Gone Day”

5.- “River Of Deceit”

6.- “I Don’t Know Anything”

La banda Mad Season, integrados por Chris Cornell, Duff McKagan, Barret Martin y Mike McCready cobra vida de nuevo y, de verdad, esto suena a auténtica gloria con unos arreglos sinfónicos muy bien colocados, sin deslabazar las composiciones originales. Chris Cornell está especialmente contenido y retraido, con gafas de sol incluso y cierto pasotismo en sus gestos, quizás para restar el menor protagonismo a los integrantes originales vivos (pero también a los ‘desaparecidos’), no sé, por una parte la cuestión vocal y su timbre de voz están a la altura, no intenta evocar a Staley en ningún momento y la exigencia vocal de los temas no es exagerada para que se noten esas ‘carencias’ que el líder de Soundgarden sufre ya desde hace años. En “Long Gone Day” están sublimes, el arreglo jazzy sigue dando ese toque tan personal, “River Of Deceit” es perfectamente interpretada y sigue conservando su delicadeza a pesar de la épica de los arreglos sinfónicos y “I Don’t Know Anything”, WOW! les ha quedado genial, con ese toque esquizoide en el riff y un Cornell arrastrando la línea vocal para acercarse a la enfermiza interpretación de Layne.

Vamos ahora con la parte que menos me gusta del evento y del disco:

Mad Season sin Seattle Symphony:

7.- “Wake Up” (con Matt Cameron y Kim Virant)

8.- “Lifeless Dead” (con Jeff Angell)

9.- “I’m Above” (con Jeff Angell y Kim Virant)

Para “Wake Up” otro grande de Seattle que se incorpora, Matt Cameron (Soundgarden, Pearl Jam) sustituye a Barret Martin a los parches. Bien, en este bloque me ha costado asimilar las voces de Kim Virant, de la banda 90’s ‘Lazy Susan’ y la de Jeff Angell (Walking Papers, Missionary Position), no digo que canten mal pero no me acaba de atrapar ninguno de los dos, Layne Staley es demasiado grande…y ellos demasiado pequeños…

Eso sí, en “Wake Up” Mike McCready, el verdadero protagonista musical del evento, se luce cosa mala con esas líneas psicodélicas que le imprime al tema y Duff McKagan está inmenso, sutil y siempre en segundo plano, pero inmenso.

“Lifeless Dead” no está nada mal instrumentalmente hablando, el tema suena potente y cadencioso y de base rítmica con Barret Martin y McKagan espectaculares. Vocalmente hablando ya es otra cosa, Angell tiene un timbre vocal minimamente parecido a Staley y no lo hace mal pero….

“I’m Above” es el único punto negro del álbum, el corte que, por culpa de unas voces muy mal empastadas, no soporto. No es que la ‘parejita de infiltrados’ desafinara pero me irrita lo mal que se lo montaron, con la voz de Kim armonizando en graves ¡cuando debería de haber sido todo lo contrario!. Aquí fallasteis Mr. McCready & Mr. Martin…¿Donde os habéis dejado a Mark Lanegan?…

Nuevo viraje viene ahora con Mad Season mutando a Temple of the Dog y subiéndose al escenario Stone Gossard y Jeff Ament, bajándose de él Martin y McKagan:

10.- “Call Me A Dog”

11.- “Reach Down”


Menos mal, tras el ‘chasco’ de “I’m Above”…el cielo en la tierra con dos canciones emblemáticas de otro álbum emblemático de los 90’s como el de Temple of the Dog“Call Me A Dog” sigue sonando a auténtica gloria, sigue siendo tan epatante y emocional como la primera vez, hasta se nota que Cornell tiene sus cuerdas vocales al 100 % alcanzando unos de esos agudos que nos hicieron venerar a este hombre y convertirlo en ‘el Dios Cornell’.

“Reach Down” no se queda atrás, incluso lo supera con ese riff reptante y esa atmósfera sensual y tórrida que siempre siento cuando lo escucho. Menuda base rítmica que también se gastan Matt Cameron y Ament, tan sólo hay que ver el clip de aquí abajo para darse cuenta de la clase que tienen estos tipos. Gossard, como siempre, de ‘snob’ soseras en segundo plano, Cornell, sin embargo, a pleno rendimiento, McCready directamente ‘follando’ con su guitarra…

Final con Mad Season:

12.- “All Alone” (con Sean Kinney, Matt Cameron y audio de Layne Staley)


Y si el principio empezó muy bien, el final de este concierto tan especial es jodidamente emocionante con un “All Alone” haciendo el obligado tributo al ‘caído’, homenajeando a un hombre y una voz irrepetibles, Layne Staley dejó su impronta oscura y deprimida pero bella e inmortal con la pista de su voz añadiéndose a sus compañeros Martin y McCready en un tema muy bien recreado, con esa atmosférica psicodelia de tintes hindúes con los bongos que mete Sean Kinney y las percusiones de Martin y Cameron. Una lágrima parece querer escaparse de mis ojos con el último ‘…we’re all alone..’ de Layne.

Me despido con estos tres temas (los dos de Temple y el de Mad Season) para que sea la música la que hable por sí misma…

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *