IMPERIAL STATE ELECTRIC – Honk Machine (2015)

Publicado el 18/09/2015 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
80

IMOtro de los grandes discos esperados en este 2015, “Honk Machine”, el nuevo artefacto sónico de los Imperial State Electric de Nicke Andersson (guitar & vocals, ex-Hellacopters), Dolf de Borst (bass, backing vocals, The Datsuns), Tobias Egge (guitar, backing vocals) y Thomas Erikkson (drums, percussion) y que supone ya el cuarto trabajo de la banda sueca desde su formación en 2008.

Ha tenido que venir el Sr. Andersson a bajarme los humos que tenía con respecto al para mí fallido “Four By Four” de los Backyard Babies, el mal sabor de boca ya no es tanto con las canciones de “Honk Machine”, la mala baba se me va retirando poco a poco y es que los I.S.E. se han convertido en una apuesta segura a la hora de disfrutar de ese rock’n’roll que uno lleva instalado en el ADN.

Nunca he ocultado que los dos primeros trabajos de la banda nunca me acabaron de convencer y no me entendáis mal, no estaba enfadado ni resentido por la disolución de los Hellacas pero, bueno ya sabéis, cuando un disco no te entra o no te acaba de atrapar lo sientes, lo palpas por muchas escuchas que le des con lo que uno lleva andado y eso es lo que me pasó con su debut y con “Pop War”, discos que siguen siendo para mí irregulares, ¡ojo! nunca discos flojos, pero que les falta pegada a pesar de tener tres o cuatro temas con gancho. Pero llegó “Reptile Brain Music” (2013) y llegó también mi oportunidad de verlos encima de un escenario en la Four Seasons castellonense y ambas, la propuesta en estudio y en directo, me ganaron de calle, “Reptile…” me parece un discazo y el directo, al que acudí con ciertas reservas, me hizo disfrutar de una velada de Rock & Roll de las gordas.

Con estos condicionantes esperaba con hambre su nuevo “Honk Machine”, un disco que, como siempre, no oculta sus influencias con respecto a los grandes de los que beben léase Beatles, Chuck Berry, The Byrds, Kiss, Alice Cooper y el garage 60’s… pero que también proporciona ese placer urgente e inmediato con andanadas importantes de ‘high energy rock’n’roll’ fresco y con querencia powerpop como este mismo “Guard Down”

El álbum tiene el mismo secreto que “Reptile Brain Music” (2013), y estriba en su variedad de estilos y matices pero, además, en ofrecer distintos tipos de melodías para diferentes estados de ánimo y gustos, así el trabajo se abre con el stoniano y musculoso “Let Me Throw Away” que ya te pone en la situación adecuada para sentirte tranquilo sabiendo que no te vas a llevar sorpresas negativas. “Anywhere Loud” destapa el ramalazo powerpop que tan bien se le da ultimamente a Andersson.

Seguimos con más y más melodía ‘a la Byrds/Beatles’ con el delicado y campestre 1º single “All Over My Head” para dar paso a la voz a Dolf de Borst con el sesentero/garagero “Maybe You’re Right” y recaer en el imaginario Beatle con “Walk On By” e imaginarme a Lennon con unas ‘hermosas’ negrazas cubriéndole las espaldas y dando ese toque ‘soul’ tan sutil que tiene el tema. El dramático “Another Armaggedon Away” es que no sé lo que tiene, quizás su estribillo tan pegadizo, pero no me la puedo quitar de la cabeza con ese toque dramático y esa intensidad emotiva..

“Lost In Losing You” devuelve el rock’n’roll y la electricidad a “Honk Machine”, ¿quizás toques Thin Lizzy en esas guitarras dobladas? pero sobre todo inmediatez, urgencia y frescura con un muy buen ‘solo’ de guitarra y ese final que no parece (ni quieres) acabar nunca. “Just Let Me Know” te hace imaginar a un Paul Stanley setentero siendo fichado por la banda, un tema en esa onda melódica Kiss/Alice Cooper muy bien recreado por Tobias Egge a la voz principal.

Y llegamos a la recta final, de la fiesta y la melodía del corte anterior, Andersson se nos pone oscuro y afectado con “Colder Down Here” con una línea de piano y una melodía que nos vuelve a teletransportar a los 60’s. Precioso.

El último tema, “It Ain’t What You Think (It’s What You Do”, junto con “Let Me Throw Away” y “Guard Down” son los que más me ponen, rock’n’roll high energy chutado en vena sin concesiones aunque con mucha melodía entre guitarrazos, ¿que no te lo crees?, pues aquí tienes la jodida prueba de que a Nicke no se le han ido las ganas de rockear duro…

Para ir acabando, “Honk Machine” es un disco recomendable 100%, variado, rico en matices y estilos, asentado ya en una personalidad propia que nos hace olvidar lo creado en Hellacopters y tomarnos ese proyecto personal que eran Imperial State Eletric en el 2008 como una banda consagrada, segura de sí misma y de su capacidad para crear además de explotar una fórmula poliédrica de influencias 60’s/70’s que funciona todavía a la perfección.

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *