HOLLYWOOD VAMPIRES: original y macabro

Publicado el 23/09/2015 | por Pedro Losada | Reviews
Valoración
85

HODespués cuatro años en silencio, en lo que se refiere en las novedades en estudio, Alice Cooper, cerrando un círculo en una segunda parte a las noches más terroríficas atraídas por el mago del horror, nos sirve este Hollywood Vampires.

El enigmático showman da por finalizada su siguiente obra, que no deja de ser un reconocimiento, una mirada al pasado, siguiendo los estandartes de sus espectáculos. Para ello, se ha rodeado de varios amigos de carrera y carretera que hoy, aunque no sigan en sus días, son parte de su historia, la cual se aprecia ambientada en otra sesión espléndida terror.

Pero no me entiendan mal, Hollywood Vampires no es un nuevo disco de Alice Cooper tal y como se podría apreciar; es una banda creada por el propio Cooper tras pasar una temporada pensando en cómo dar forma al disco de versiones que estaba dentro de sus planes, cerrando una etapa musical. Para ello, ha contado con la participación de varios amigos, como el actor Johnny Deep, el guitarrista de Aerosmith, Joe Perry, otro guitarrista muy conocido entre la gente más mayor dentro del heavy metal, Tommy Henriksen, antiguo miembro de la banda alemana Warlock, y los ex- Guns N’ Roses (esperando a que se confirme su reunión) Duff MacKagan y Matt Sorum. Así queda la banda que presentó el espectáculo en los escenarios del teatro de Roxy (West Hollywood) en Los Ángeles, los pasados 16 y 17 de septiembre.

Hollywood Vampires suena a calidad por todos los costados; eso sí, queda un poco huérfano al no estar los miembros supervivientes de las bandas a las que se les hace tal homenaje. Al mismo tiempo, estrena varios amigos para poder dar forma al álbum en un estudio de grabación. Para mejor premisa y grato recuerdo a uno de los actores que falleció recientemente, Christopher Lee pone voz a la presentación con “The Last Vampire”, un corte que le hará regresar por algo más de un minuto a la piel de uno de los personajes que más definieron su carrera cinematográfica, el Conde Drácula.

A continuación le toca el turno a “Raise the Dead”, un tema escrito para la ocasión por varios de los integrantes de la superbanda: Un derechazo que te dejará KO desde el principio del álbum, dejando claro que este no es para hacerse el remolón, y que, sinceramente, esta es la mala hostia que echo de menos en las últimas grabaciones de Aerosmith. Dejará pasar a la alfombra de los Who, en recuerdo de Keith Moon, uno de los baterías más extrovertidos que ha dado el Rock en la década de los sesenta. Eligiendo el tema de Townshend, “My Generation”, que con el tiempo se ha convertido en el lema de una generación.

Le sigue un nuevo homenaje a otro baterista que falleció, y que fue un icono para todos los baterías de rock, John Bonham y su “Whole Lotta Love”, una revisión del blues en clave de rock. La canción estaría firmada por toda la banda, junto a uno de los pesos pesados del Blues, Willie Dixon. Muddy Waters y Howlin’ Wolf le deben gran parte de su fama. La versión está recreada con un sonido muy actual y una estética que te engancha desde el principio, con un Alice Cooper mostrando su personalidad ante la de Robert Plant. Se queda en “que lo hace bien”, y el tema está muy cargado, pero este es el mismo mal que hemos estado viendo desde hace mucho tiempo en las grabaciones americanas. Graban a un volumen muy alto y después, a la hora de reproducirlo en una cadena convencional, lo pones a un volumen considerado y este lo que hace es distorsionar la canción, no deja apreciar cada detalle. Una gran putada.

Otro peso pesado y amigo de correrías de Cooper sería Randy California, más conocido por haber creado la banda de rock psicodélico Spirit, y este “I Got a Line on You” es, sin duda, una maravilla auditiva que hace ponerte de buen humor. Si estas agazapado, seguro que te dará energías para levantarte. Claro está, no sería un tributo de Alice Cooper si no saliese por algún lado un amigo íntimo suyo, como lo fue Jim Morrison. Con dos temas juntados en uno que hará que por algún momento te vuelvas hippie y quieras bailar abriéndote camino hacia el otro lado de la realidad. “Five to One”, o “Break on Through (To the Other Side)” suenan demoledoras, con un Cooper totalmente desconocido, sobre todo en la segunda.

Del rock contundente de los sesenta pasará a la psicodelia de Harry Nilsson con otro tema que juntara las canciones “One” y “Jump into the fire”, que el cantante Perry Farrell hará totalmente suyas, sonando barrocas y sucias, con toda la esencia que mostraba la psicodelia del añorado Nilsson.

Continúa una de esas controversias que he podido ver, ¿cree Alice Cooper que McCartney está muerto?, sin duda es otra de esas leyendas que seguirán rodeando al músico más allá de su vida y que no creo que realmente lleguen a ser resueltas. Aquí aporta su grano de arena con la canción de Paul McCartney “Come and Get It”, siendo un rock n’ roll poco o nada convencional dentro de la música que hacía en esos momentos la banda, para acercarnos al hombre que dio sentido al glam a principios de los años setenta. Hablo de Marc Bolan y “Jeepster”. Un gran tema, una institución que no se debe dejar de escuchar en ningún momento por aquellos que busquen los orígenes del glam rock. Y ahora sí, John Lennon será homenajeado tras el tema “Cold Turkey”, canción que sería grabada en su día junto a Eric Clapton y Ringo Starr, muy actualizada en lo que se refiere a sonido.

Claro está, no podría dejar de mencionarse al mejor guitarrista de la historia del rock, Mr. Hendrix, mediante “Manic Depression”, un tema que ha sido en muchas ocasiones versionado por gran multitud de guitarristas, y que también sería cabeza de una serie muy famosa en los años ochenta, Luz de luna. El disco llegará con sus últimos coletazos haciendo un homenaje Alice Cooper al guitarrista de su banda a principios de los años setenta, cuando Alice Cooper era el nombre de un grupo y no la carrera de un músico en solitario, Glen Buxton. Fallecería en el 1997, siendo considerado como uno de los cien guitarristas más influyentes de la historia del rock por la revista Rolling Stone seis años después. El tema irá acompañado de un pequeño fragmento de Pink Floyd, “Another brick in the wall”, un homenaje al fallecido Richard Wright.

Para terminar el álbum nada mejor como han empezado, con un tema de la propia cosecha en la que brindan por los amigos que hoy en día no están, aunque de alguna u otra forma ellos nunca se fueron. “My Dead Drunk Friends” suena teatral, más pausada, llegando al medio tiempo, con la incorporación de varias voces con el maestro de ceremonias, en primera persona. El mismo despide un álbum original y macabro, como le gusta a el maestro de las obras de terror, con el que dibuja el pasado para que, de alguna forma, nunca olvidemos a los músicos que hicieron que el panorama actual haya pasado por sus amplias influencias. Es decir, honesto y directo. ¿Qué más se le puede pedir?

Sobre el autor

Admirador de los Allman Brothers, me gustan todos los estilos musicales que nacen de las raíces del Blues, Rock, Jazz, Soul... Admirador del séptima arte de toda la vida. También se me puede leer en mi blog, Blogsada

Publicidad

3 Respuestas a HOLLYWOOD VAMPIRES: original y macabro

  1. No esperaba mucho de esta reunion pero debo reconocer que tienen unos cuantas temas a la altura de la leyenda de su instigador

  2. peter allman dijo:

    Para seros sincero la primera vez que lo escuche me pareció muy flojo, pero a la segunda gano mucho.
    Muchas gracias por vuestros comentarios y ¡un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *