BACKYARD BABIES – Four by Four

Publicado el 14/09/2015 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
30

BAComo con Buckcherry, a una banda como los suecos Backyard Babies, de la que me siento ‘die hard fan’ tan sólo por sus tres primeros discos y de la que no me está gustando lo nuevo que escucho, no la dejo tirada en la estacada a las primeras de cambio, pero bueno a lo que vamos, Four by Four (2015) es el regreso de los de Nässjö, el séptimo álbum de su carrera tras siete años de ‘parón’ en donde los dos líderes, Dreguen y Nicke Borg han tenido oportunidad de dar rienda suelta a sus propias ideas sacando sendos discos en solitario con, en mi opinión, muy poca fortuna por parte del primero y algo más de credibilidad aunque no se traduzca en una obra a recomendar 100 % por parte del segundo.

Cuando escuché el single en el programa de radio “El Behringer del Capi”, la cosa no pintaba mal, incluso me hizo ilusionarme con tener algo a la altura del muy decente Backyard Babies del 2008 visionando el videoclip que os colgué en su momento. “Th1rt3en Or Nothing” parecía presagiar una vuelta a la suciedad y la inmediatez del disco que tú y yo sabemos y que lleva esos dos números tan rock’n’roll. No ha sido así por desgracia, es mi opinión, lo siento Pupilos.

Como con Buckcherry (otra vez), su mejor época ya pasó y no espero sucios himnos hard/punk/high energy como facturaban en sus inicios, pero, al menos, algo decente y a la altura como el single citado, no iba a ser exigente, os lo juro, me iba a dejar llevar escuchando los nuevos temas, disfrutándolos sin más, sin mirar al pasado pero, por desgracia (de nuevo) Four By Four ofrece una nueva piel que no me esperaba de ellos.

La primera escucha fue absolutamente horrorosa, me produjo un cabreo de cojones, una irritación que me incitaba una y otra vez a aparcarlo ante semejante despliegue de melodías Punk Pop festivas ‘a la americana’, ‘slides’ countries y ‘experimentos’ bizarros, a la par de una sensación de álbum sobreproducido que me descolocó del todo. Seguí dándole escuchas…

…y, ¡os aseguro que si no me lo he escuchado más de diez veces es que no me lo he escuchado ninguna!, pero sigue sin entrarme, no me trago a una banda que, en siete años tan sólo nos ofrezca nueve temas de una calidad bastante mejorable y con una intención rematadamente ‘mainstream’ para volver a intentar (por enésima vez) conquistar el mercado U.S.A., que es lo que me parece en líneas generales este trabajo. Para mi gusto sólo se salva el single (que llama la atención porque no pega nada con todo el disco) y “White Light District”, ¡nada más!, y es que los Backyard Babies ya no son nada peligrosos ni corrosivos con temas ‘Pop Punk Kleenex’ como “I’m On My Way To Save Your Rock’N’Roll” (el mío no, desde luego!), “Piracy”, “Never Finish Anything” (con esos coritos orteroides al principio) o “Wasted Years” con un estribillo que hasta sonroja.

Y luego viene la parte más tradicional, que también gustará mucho al oyente americano y que aporta Nicke gracias a esos discos en solitario en donde da rienda suelta a su vena campestre/country pero que no pintan demasiado en un disco de Backyard Babies como los moñas “Bloody Tears” y “Mirrors (Shall Be Broken)” que no soporto por mucho que la sombra del Mike Ness desenchufado pulule por ahí.

Por último tenemos la bizarrada del disco, el corte en donde me parece que Dreguen y Borg se han puesto de acuerdo en componer una canción que aúne lo que han hecho en sus discos es solitario y es que “Walls” empieza muy Nicke ‘tradicional’, muy tabernero/bluesero para poco a poco irse viciando y dejar paso al toque ‘Gothic Rock’ a lo Manson que tanto parece gustarle últimamente a Dreguen, con guitarrazos, samplers tenebrosos y tenebrismo sonoro. Lo cierto es que el pastiche me pareció muy cutre en las primeras escuchas pero habiendo escuchado antes los otros 8 temas hasta me parece un experimento gracioso.

Aquí lo tienen, Adios! Backyard Babies!, Hola! Punk Pop Babies!!!….

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *