SANTANA – Caravanserai: un viaje hacia el oriente más lejano

Publicado el 21/08/2015 | por Laurent Berger | Reviews

SASirva este post para anunciar la buena noticia de la salida de un nuevo trabajo en 2016 de Santana con la formación de sus primeras obras, aquellas que fueron Masterpieces y no las comerciales de calidad dudosa con la que lleva años obsequiándonos. Además Carlos y Neal aseguran que el disco ya está finalizado y que llevaran a cabo una extensa gira para presentar este trabajo que se llamara Santana IV como guiño.

Hay portadas que con solo verlas ya sabes que encierran algo que te va a cambiar la vida, que te va a llenar de una manera que otras cosas no lo consiguen. Aquella portada con un sol, enorme y radiante, un sol abrazador y cegador, me impactó desde el mismo instante que vi aquel vinilo en 1972 en la vitrina de mi tienda de discos favorita. Lo que me esperaba fue aún más enorme que el embalaje, allí se escondía un pedazo de obra maestra. Caravanserai de Carlos Santana fue algo muy grande para mí y siendo un disco que disfruto tras tantísimos años de escuchas. y pensar que Clive Davis, el mandamás por aquellos tiempos de Columbia, no quería sacar este disco al mercado, justificándolo que sería un suicidio comercial tras las tres anteriores obras de gran éxito de Santana.

Pero nuestro héroe mejicano, se salió con la suya hasta en la elección de la extraordinaria portada con una foto de Joan Chase que representa una caravana de beduinos atravesando el ardiente desierto. Si Abraxas representaba el descubrimiento del sexo en la banqueta del asiento trasero del coche, “Caravanserai es el descubrimiento de mi corazón, mi primer vuelo hacia la espiritualidad” declaró Santana.

Con este disco, Caravanserai, y bajo la influencia de obras como In a Silent Way y Bitches Brew de Miles Davis, Carlos Santana se metió entre los llamados pioneros del Jazz-Rock, con un trabajo donde la música explora fronteras aun vírgenes. Este es un disco ambicioso y muchísimo más sofisticado que sus tres anteriores obras, y es que Carlos por aquella época se vuelca por completo en la espiritualidad de la mano de su colega John Mclaughin. Es la única manera que tiene para sobreponerse a tantos años pillado por la droga que había mermado, no solo su salud si no a media banda.

Caravanserai es un disco nocturno, a pesar de ese sol resplandeciente, una obra de ambientes etéreos e hipnóticos, atípico, atiborrado de poesía musical, dotado de un enorme lirismo, alcanzado cuotas que nunca más igualaría. Las composiciones de Michael Shrieve son las que más sobresalen, demostrando que no solo es un gran batería, su arte también se expande hacia la composición. Carlos “Devadip” Santana, nombre con el cual ha sido bautizado por su gurú; Sri Chinmoy, tiene la mente atiborrada de misticismo. Esto más la suma de un amor incondicional hacia John Coltrane y a Miles Davis, su pasión por obras maestras como  A Love Supreme y las anteriormente comentadas, hacen que Carlos se aventure en una nueva manera de enfocar su música.

Las líneas de bajo navegan entre los cantos de los grillos creado al instante el clima perfecto donde nos quieren llevar; el desierto. Un desierto con su calor ahogante de día y su frío glacial por la noche, y todo ello se percibe en cada nota. Un viaje de unos escasos cuarenta minutos hacia el oriente más lejano, una travesía donde el oyente se siente parte de una caravana de hombres de piel curtida por el sol, a semejanza de un Lawrence de Arabia rockero. La asombrosa versión del tema de Jobim , “Stone Flower” aquí adquiere unos tintes progresivos jamás explorados, algo increíble, guitarras, órganos, bajo, batería y percusión, todo en pleno éxtasis musical. La batería swing en “Waves Within”de Michael Shrieve, las guitarras repiqueteantes de Santana en duelo con un jovenzuelo Neil Schon. “La fuente del ritmo” del percusionista James Mingo Lewis transpira sensualidad por todos su poros, entrado en un trance salsero de lo más erótico.

El disco finaliza con el impresionante estallido de color de “Every Step of The Way” que te deja con una sonrisa de satisfacción como pocos discos pueden hacerlo. Uno se siente agraciado de haber sido participe de esta caravana de sensaciones. Neil Schon dejaría el grupo junto al teclista Gregg Rolie para formar Journey al término de la grabación. Santana perdió dos enormes músicos, y nosotros ganamos otra gran banda.

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *