EXTINCTION: un regusto a refrito

Publicado el 29/08/2015 | por Luis Cifer | Cine
Valoración
45

image

¿Cómo sobrevivir a un apocalipsis zombie viviendo enfrente de alguien al que no soportas?

Miguel Ángel Vivas es una de esas eternas promesas del cine español que acaba dando el salto al panorama internacional antes de tener repercusión en nuestro país. Dicen que nadie es profeta en su tierra y menos en este país de envidiosos. Con Extinction Vivas rueda con actores internacionales y se atreve ni más ni menos con una película del género de infectados. Extinction adapta la novela “Y pese a todo…” de Juan de Dios Garduño, que no he leído. Vivas nos presenta un futuro post apocalíptico en el que hace 9 años que una epidemia zombie acabó con la civilización. Mientras el mundo se vas al garete, los que quizás sean los únicos supervivientes siguen distanciados por antiguas rencillas familiares.

Extinction comienza bastante fuerte con una agobiante escena dentro de un autobús que promete kilos de tensión y hemoglobina. La escena no acaba de estar bien resuelta pero sirve para ir tensando los nervios, la cosa promete. Sin embargo, pronto el film da un giro hacia el drama familiar. Ocurre que de futuros apocalípticos hemos visto ya casi de todo y lo del enfoque familiar con enemistad incluida no acaba de cuajar ni consigue anclarnos al asiento. Todo el drama familiar/vecinal me resultó mal presentado y peor resuelto. No creo que toda la culpa sea del tándem formado por Mathew Fox y Jeffrey Donovan (que no son ninguna maravilla) sino más bien en una torpe y confusa narración de los hechos. La trama avanza de forma pesada e irregular, desesperando al espectador. Sus 110 minutos se me hicieron demasiados. Por cierto, el uso del flashback para ofrecer información a cuentagotas me pareció un recurso bastante poco logrado en este caso. Sinceramente, creo que el film hubiera ganado enteros sin tanto salto en el tiempo. Hubiéramos entendido mucho mejor las motivaciones de los personajes y puede que incluso hubiéramos empatizado algo con ellos. Tampoco la escena de la cena resulta demasiado creíble (yo no vi la gracia al chiste por el que los personajes se desternillan y que sirve para romper el hielo). Que los aficionados al género de los infectados queremos ver el caos y la barbarie que estos entrañables seres provocan, leñe, y dejarnos de fallidas reflexiones familiares/vecinales.

En el apartado técnico parece que se han ido la mayoría de las energías de la realización del film, la cosa ha quedado bastante apañadita. No olvidemos que no estamos ante una superproducción de Hollywod sino ante un producto nacional con aspiraciones y apariencia internacional. Algún infectado/mutante queda un tanto forzado pero por lo general los efectos especiales dan el pego.

Otro problema son las múltiples incongruencias que nos vienen a la mente viendo el film. Uno se pregunta por qué demonios no han reforzado la seguridad de sus viviendas, creo que en 9 años da tiempo de sobra. Tampoco es comprensible que si no se soportan ninguno se haya mudado. Me dejo para el final lo más desconcertante: ¿Qué pinta Clara Lago en esta película? ¿Siempre tiene que haber una embarazada en este tipo de cine? Demasiados tópicos para una película de terror que pretendía ser original.

Extintion nos deja un regusto a refrito y pastiche de muchas otras películas. Así de primeras me vienen a la mente 30 días de oscuridad, The road o ese bodrio que fue, es y será siempre Soy leyenda.

Para pasar el rato si no se le pide demasiado.

Sobre el autor

Luis Cifer, nació en la ciudad del viento en el seno de una familia de joteros aunque nunca le interesó la Jota. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real, que no duerme apenas y que no sabe leer la hora. Otros dicen que tiene un trabajo decente e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *