THE ROLLING STONES – Between The Buttons (1967)

Publicado el 27/07/2015 | por Alfonso Moriche | Especiales, Reviews

tsTras facturar “Aftermath”, elepé capital en el que terminaba por consolidarse la hegemonía del tándem Jagger/Richards a nivel compositivo y en el cual añadían al rythm and blues de sus comienzos elementos hindúes e incluso psicodélicos, nada sería lo mismo. Nunca más. Plenamente confiados en el poder de su cancionero y espoleados por la ácida vanguardia que parecía empapar el universo rock and roll de un confín a otro (Año 1967, recuerden: “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, el debut de la Velvet o el tour de force llevado a cabo por Love en “Da Capo” y “Forever Changes”, entre otros hitos) el grupo facturó una obra cuyas líneas maestras podían encontrarse en el mentado “Aftermath”, aunque lejos de caer en el continuismo, llevándolas un paso más allá.

Tras la apertura con el single indiscutible, un “Let’s Spend The Night Together”, de regusto acústico e influencias poppies bien entendidas viene “Yesterday’s Papers”, una de esas piezas que, a mi juicio justifican la grandeza y el embrujo de éste disco, poseedora de ese aura de oscuridad y de enigma que, pese a que no suele asociársele, resulta más que evidente.Heredera, a su manera, de lo mostrado en piezas pretéritas como “Paint It Black” o “Under My Thumb”. Los arreglos no hacen otra cosa que realzar esta faceta de la banda, elevándola a cotas rayanas al barroquismo en piezas como “She Smiled Sweetly” o “My Obsession”.

En otro orden sónico nos encontramos con gemas pop minuciosamente pulidas como “Ruby Tuesday”, ramalazos psych y chulescos en “All Sold Out” o “Complicated”, disparos rockandrolleros que casi preludian lo que oíriamos en “Exile On Main St.”, caso de “Miss Amanda Jones”,deliciosos devaneos con el Folk en la deliciosa “Who’s Been Sleeping Here?”, amén de un highlight definitivo e incontestable: “Connection”. Primera vez que Keith y Mick comparten voces y clásico instantáneo. Los Glimmer Twins también se marcan un dúo en la simpática fanfarria de regusto circense, tan de los Beatles del momento, “Something Happened To Me Yesterday” con la que cierran el álbum.

“Between The Buttons” no sólo confirmaba la transición llevada a cabo en “Aftermath” unos meses antes, sino que también daba fe de la creciente apertura de miras en el seno de la banda, capaz de conjugar su rock and roll nutrido por el catálogo de Chess con las influencias coyunturales del momento, llámalo pop, folk o psicodelia, dando carta de naturaleza a una baza (esto es, la de saber integrar su sonido en la corriente sónica de cada época, haciéndola suya en no pocas ocasiones) que acabaría por ser fundamental para su permanencia y relevancia futuras.

Sobre el autor

Proyecto de bon-vivant fallido. Clásico fuera de onda, amante de la inmediatez en el rock and roll: Garaje, rhythm and blues, soul, surf, punk, glam y... ¡Oh, anatema! Pop conforman mi dieta musical. Vamos a llevarnos bien, ¿no? También se me puede leer en mi blog, Guitarras y fantasía

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *