ESTADO PASAJERO – Nuevos comienzos: autentico hard rock manufacturado en Sevilla

Publicado el 26/05/2015 | por Pedro Losada | Reviews
Valoración
75

ESHablar del grupo sevillano Estado Pasajero no es hablar de un grupo que nació hace dos días, es hablar de unos integrantes que llevan ya dos décadas dentro del siempre complicado panorama musical español. David Aquino a la voz y guitarra lleva desde el 1992 integrando en grupos cómo, “Exiliados”, y “Macbeth”. Su compañero Pedro Ortega empezaría en 1996 donde llega a conocer a David, los cuales deciden formar en 1998 Estado pasajero, consiguiendo alzarse con el segundo puesto dentro del concurso de Rock Sevilla un año después, en el 1999.

Puesto que vuelven a copar otra vez de nuevo en La batalla del Rock de la Sala Varadero. La primera formación de la banda sería Aixa Muñoz a la voz, David Aquino y Pedro Ortega a las guitarras, Isi Perez al bajo y Pachele Morales a la batería. Después de una pequeña andadura el grupo se separó durante un largo tiempo, hasta que deciden los dos guitarristas volver a los locales de ensayo y poner el proyecto que se había quedado atascado y en punto muerto en marcha. A ellos dos se juntan el batería Manu Aquino y el bajista Javi Velez. Grabando lo que sería el primer álbum auto-producido por el propio grupo Nuevos comienzos, disco que está compuesto con once temas de auténtico Hard Rock.

Nuevos comienzos es un álbum que te llevará a el Hard Rock que se destilaba en España a finales de los ochenta y principios de los noventa, con muchas influencias a Sherpa ex-Baron Rojo, compuesto por once canciones que tienen el denominador común que sus letras en todo momento resultan muy poéticas y melódicas; con una mención especial a ese dúo de guitarras que está muy bien asentado, entendiéndose a la perfección y que acaba siendo uno de los puntos claves del grupo y de su primer disco con canciones como “Canción de cuna”, o “Cuando el cuervo vuele libre”, pasando a sonar entre Tahures Zurdos, Barricada, en la canción “Quién me dio de vivir”.

La producción, como suele pasar en estas ocasiones, en algún momento puntual les juega una mala pasada, pero el disco tiene la calidad suficiente para convertirse  una gran tarjeta de presentación para estos Estado Pasajero que aquí, en este notable Nuevos comienzos consiguen una perfecta coordinación y nos acaban sirviendo una primera muestra de su talento,  y si bien, quizás, siempre desde mi particular punto de vista, les toca trabajar más en el tema vocal, no hay duda de que ese sentimiento y pasión que nos muestran por sus canciones es merecedor de hacerse un hueco en el, tal como ya he citado anteriormente, complicado panorama musical español.

 

Sobre el autor

Admirador de los Allman Brothers, me gustan todos los estilos musicales que nacen de las raíces del Blues, Rock, Jazz, Soul... Admirador del séptima arte de toda la vida. También se me puede leer en mi blog, Blogsada

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *