FAST & FURIOUS 7 – Los coches no pueden volar, pero…

Publicado el 05/04/2015 | por Perem | Cine
Valoración
70

FFPocos se podían imaginar en 2001 que esa humilde y callejera The Fast & Furious tuviese tanto recorrido y es ahora, bajo la dirección del oscuro James Wan, cuando muchos se preguntaban que hacía ese elemento capaz de sacarse de la chistera cintas del calado de las malsanas The Saw, Expediente Warren , o esas dos Insiduous, en una franquicia del calado de Fast & Furious dónde todo ya está inventado y en la que el objetivo a cumplir es dar un salto más respecto a la última entrega y estar al servicio del que en su momento bajo la piel del soldado Caparzo empezó una carrera que lo ha llevado a las más altas cotas del cine de acción.

Y ahora, una vez ha terminado la proyección y cuando la saga en los últimos cinco minutos ha rendido un sentido homenaje póstumo al malogrado Paul Walker, el único que en un principio dio sentido a la saga, hay que sacarse el sombrero ante el bueno de James Wan, y es que ha conseguido lo que parecía imposible, y es que este Fast & Furious 7 es de largo la mejor de todas.

Wan desde el inicio, espectacular la puesta en escena del siempre impecable Jason Statham, una apuesta segura para cualquier director si hablamos de películas de este tipo, sabe que el que pasa por taquilla espera asistir a una buena dosis de espectáculo en el que la coherencia poco importa, y para eso, teniendo en cuenta que elementos han de conjugarse siempre dentro de este especial Universo de la saga Fast & Furious, junto a las siempre cansinas escenas a cámara lenta acompañadas de las no menos cansinas notas musicales habituales, no duda ni un segundo en desencadenar hasta los últimos cinco minutos de homenaje a Paul, un abanico de escenas imposibles , una tras otra, sin apenas momentos de tregua, encargadas de hacer las delicias de la legión de seguidores que tiene este tipo de cine y que con sólo un primer fin de semana ya han colocado a la película en lo más alto de la taquilla de medio mundo.

Poco importa la falta de coherencia argumental para situar a los diversos personajes en cada lugar de la acción, ya que de lo que se trata es de que el resultado final sea más grande, más espectacular que en la entrega anterior, y aquí, el que en su momento sin apenas presupuesto consiguió mantenernos a todos en atención ante los juegos de Jigsaw, sin necesitar demasiados artificios, ahora, con esos 250 millones de presupuesto que han puesto en sus manos, James Wan ha decidido salir de la oscuridad dónde suele residir habitualmente para crear un autentico espectáculo visual que no van a dejar indiferentes a nadie, y es que el ritmo que imprime de principio a fin a la cinta es de esos que se agradecen. Un espectáculo técnico al servicio del anteriormente mencionado Vin Diesel, cada vez más  inexpresivo, pero con bastante más masa corporal, al que acompañan toda su escolta de secundarios de la que destaca una vez más el también cada vez más grande Dwayne Johnson, que junto a un aliado especial encarnado por un Kurt Russell, que con sólo un par de escenas se los come a todos con patatas, deben dar caza a un Statham que promete seguir dando guerra en nuevas entregas, aunque la  franquicia haya perdido para siempre al bueno de Paul.

Sí, no se puede terminar esta crítica sin hacer una mención especial al malogrado Paul Paul Walker y al esfuerzo realizado por el equipo para poder concluir la película tras su fatídico accidente. Para la posteridad quedará el trabajo de sus hermanos encargado con la ayuda de la tecnología de hoy en día poder concluir las escenas que quedaban pendientes, y la verdad que a simple vista uno es incapaz de diferenciar cuando en pantalla aparece el verdadero Walker o cuando se trata de alguno de sus hermanos.

Antes he comentado que sin duda habrán nuevas entregas, de la misma manera que si por aquellas casualidades a Wan le cae una de ellas, lo que aquí ha sido un casi, en una próxima no hay duda, los coches no pueden volar, pero si hay uno que sea capaz de lograrlo ese es James Wan.

Pero lo que no entiendo es que hacen ustedes leyendo esto en vez de ir a por su entrada y dejarse llevar por ese autentico espectáculo que es Fast & Furious 7.

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *