SUICIDAL ANGELS + DR. LIVING DEAD! + ANGELUS APATRIDA. Barcelona, Razzmatazz2. 10/03/2015: Crónica

Publicado el 14/03/2015 | por Xavi Gutierrez | Conciertos

Hay veces en que uno especula sobre si la entrada será la correcta, si la sala estará medio vacía o si será un sold out en toda regla. En lo que el concierto del pasado martes se refiere, prácticamente todo el mundo esperaba un pinchazo importante por distintos temas que trataré a continuación.

Antes de nada, el día del concierto: un martes en el que mucha gente trabaja tanto ese día como el siguiente, algo que normalmente suele hacer difícil la asistencia de gran parte del público. A continuación, un cartel en el que, visto lo visto, al menos en Barcelona, el cabeza del mismo no tenía mucha tirada y no llamó la atención lo suficiente como para tener una entrada estratosférica. Y otro de los factores importantes, el hecho de que nuestros Angelus Apatrida estuviesen hace poco más de un mes ofreciendo un conciertazo en solitario en la sala Bóveda, y en cambio, en este paso por la península sólo ofrecerían 40 minutos de actuación.

Todos estos factores, en los que influye el público, sin lugar a dudas, no los vamos a mezclar con las actuaciones ofrecidas por las bandas, lo que realmente interesa y se disfrutó.

Hubo un telonero procedente de Francia del que no podemos decir nada, ya que llegamos a la sala cuando Angelus Apatrida estaba terminando el checking y se disponían a subir a las tablas, así que comencemos con los manchegos.

Como hemos dicho, después de ofrecer una gira de presentación de su nuevo trabajo, Hidden Evolution, y hacer un lleno muy grande en la sala Bóveda escaso tiempo atrás, esta vez solo podríamos disfrutarlos poco rato. Pero, como se suele decir, el fue corto pero intenso. Si eres de España y aún no has escuchado a los Angelus Apatrida, no sé a qué estás esperando, y si los has escuchado y visto en directo, ya sabes de lo que son capaces.

ANG3

Abrieron con “Immortal”, el tema que da inicio al nuevo trabajo con fuerza y potencia, donde vimos una sala que se mantuvo en ese aforo hasta el final de la noche, ya que muchos de los asistentes tenían como principal atractivo a estos genios. A continuación, Guillermo nos avisó del corto show que iban a ofrecer, nos agradeció la asistencia a ese concierto y al de Bóveda y, sin más dilación, comenzaron a tocar “Violent Dawn” de su cuarto trabajo, The Call.

Destacar que al inicio del show y hasta terminadas estas dos canciones, el sonido no era el adecuado. Una guitarra pisaba a la otra y el bajo no se escuchaba muy nítidamente, pero al enfilar “Of Men and Tyrants”, ya estaba todo ecualizado como Dios manda.

Tras estas, cayeron” Give ‘em War”, “Vomitive”, “End Man” y “Serpents of Parade”, donde volvieron a entablar conversación con los asistentes agradeciendo una vez más su presencia, anunciando que el turno siguiente era para Dr. Living Dead!, una banda que había trabado amistad con ellos durante esta gira, y terminando el breve show con “You Are Next”.

Como siempre, una ejecución brutal y un feeling con el (poco) público que muchas bandas querrían para sí, y es que alcanzar el puesto número 2 en los discos más vendidos del año, no lo hace cualquiera. Grandes músicos, gran actuación y unas ganas de que llegue el Rock Fest para volver a verlos por Barcelona y comprobar de nuevo lo brutales que son sobre el escenario, ya que esta breve actuación nos dejó con muchas ganas de volver a verlos.

Como dejó dicho Guille, era el turno de los suecos Dr. Living Dead!, una banda que pisaba nuestro país por segunda vez, tras su paso por el festival Leyendas del Rock en 2013. La verdad es que tenía unas ganas muy grandes de ver por tercera vez a estos maestros del crossover thrash. Sabía que el show que me esperaba era un buen rato lleno de energía por parte de esta joven banda liándola sobre el escenario.

Cumplieron mis expectativas al 100%, como en las anteriores veces que los pude ver, pero volvemos a lo del inicio: sin un público que se comporte con ellos, mal vamos. Cuatro tíos enmascarados con calaveras que son capaces de hacer mover al poco público que hay en la sala ya se merece un reconocimiento importante, y si le sumas que encima miembros de Angelus Apatrida suben con ellos, aquello puede convertirse en bolazo.

ANG4

Comencemos por “Hard Target”, el tema que dio inicio al show. Venían presentando su último trabajo, llamado Crush the Sublime Gods, pero no dejarían atrás los demás para coronarse con un gran directo. Se vieron buenos moshpits durante la actuació, y es que un show de esta gente, con una sala a reventar, sería algo de lo más brutal para ver hoy en día: gente saltando desde el escenario, moshpits sin descanso… Ojalá la siguiente vez sea así y con mucho más público.

Un sonido muy bueno acompañó a la banda de inicio a fin. El vocalista de la banda no cesó de reclamar el interés del público y hacer que se moviesen por toda la sala. Al menos, aunque fuésemos pocos, había que liarla. Los miembros no cesaban ni un solo instante de saltar sobre el escenario, correr ni moverse, dándolo todo hasta terminar agotados.

Sonaron grandes temas como “You’re Lost, Dead End Life” o “Scanners”, entre otros, hasta que sonó el clásico “My Brain is for Sale”, con el que terminado este, vendría un momentazo para el recuerdo. Guillermo y David, de Angelus Apatrida se disponían a subir al escenario para tocar “Team Dead”, la mejor canción sin lugar a dudas de este último trabajo.

El público se veía muy contento con esta pedazo de actuación, y aún faltaban los mejores temas de la banda, como eran “Streets of Doc Town”, “UFO Attack”, o la gran “Dr. Living Dead!”, la canción que les da nombre, perfecta para terminar de hacer que los asistentes enloquezcan y se dejen la voz en estos últimos momentos de show, con los que veríamos como el guitarrista, Dr Toxic, bajaría al público y se pondría en el centro del moshpit, viendo correr alrededor suyo a todos los que se animaron montarla. Una imagen totalmente brutal. Subió al escenario, terminaron la canción y mientras se despedían, el mismo que bajó al público saltó nuevamente sobre esos valientes para que le cogiesen y le manteasen.

Gente a la que le gusta lo que hace, y se ve cómo se divierte encima de las tablas. Una banda a tener muy en cuenta en un futuro, pues aún teniendo en cuenta su juventud y por todos los sitios que han rodado, se avecinan muchos triunfos, sin lugar a dudas. ¡Brutales!

AN

Y tras esta oleada de buen rollo y bolazos, era el turno de los cabezas de cartel, Suicidal Angels. Una banda que me decepcionó mucho. No siempre se van a poner cosas buenas de los cabezas de cartel, y esta es una de esas ocasiones en las que hay que hablar sobre la realidad. No tenemos por costumbre mentir en lo que vemos, así que diremos que cuando terminó Dr. Living Dead!, gran cantidad de los asistentes vieron la primera canción de la banda y marcharon. La sala Razzmatazz 2 parecía que estaba en un ensayo, muy pocos fueron los que se quedaron a verles.

No son malos. Tienen buena técnica y gran rapidez, pero creo que es un grupo que está demasiado valorado para lo que de verdad son. Sus primeros trabajos son muy buenos. Bloodbath es un pedazo de disco, tienen cosas muy pero que muy buenas. Pero últimamente, todos sus discos parecen copias de los anteriores. Riffs que se repiten y que dejan mucho que desear, intentando a veces imitar o ver reflejado, si cierras los ojos, a los grandes Kreator.

La banda no se vio muy cómoda y eso se pudo apreciar, ya que tocar delante de tres gatos nunca es positivo, pedir gritos del público y que te contesten muy pocas personas es algo que no ayuda a que hagas un buen concierto, más cuando ves que la sala estaba llena, y se ha comenzado a vaciar cuando ha llegado tu turno. No dudo de la calidad del grupo, pero estoy seguro de que no fue su mejor show. Es posible que, delante de un público entregado, podrían hacer un concierto memorable.

Evidentemente, no faltaron temas como “Bloodbath”, “Bleeding Holocaust” o “Moshing Crew”, que eran los más conocidos por los que quedaban. Sinceramente, espero volver a tener el honor de ver a esta banda y quitarme la espinita en un futuro, ya que siempre es bueno dar una segunda oportunidad.

Así bien, una gran noche rodeada de grandes músicos y de grandes bandas en la que esperemos que, si se vuelve a celebrar, caiga en viernes o sábado para aún más disfrute del público y de las propias bandas.

Sobre el autor

Estudiante de Geografía en la UAB, amante del Thrash Metal y la buena música. Coleccionista, redactor, entrevistador, un poco friki, gamer, guitarrista, fan del Señor de los Anillos... ¡Y Megadeth a tope!

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *