5 buenos discos de 2014 que deberíamos haber reseñado

Publicado el 16/03/2015 | por Edgar Corleone | Informes y listas

No es que elijamos por consenso lo que revisamos, comentamos o criticamos en la web y resulta que, por desavenencias entre algunos de nosotros -que las hay, aunque aún no hemos llegado a las manos-, se queden discos fuera. La realidad es que, en ocasiones, no tenemos tiempo para destripar en cuatro o cinco párrafos y un número de dos cifras, determinados lanzamientos. Otras, lo que nos faltan son ganas. Para qué nos vamos a engañar. Sin embargo, en un golpe de inspiración y una pizca de “por mis cojones, de esto tengo que hablar”, a este escriba se le ocurrió hacer una lista breve, acompañada de youtubes y pocas líneas, con cinco álbumes que se arrepiente de haber dejado fuera de su respectiva sección cuando aún se consideraban novedades. Y si los reclamamos a estas alturas es porque, de verdad, merecen la pena.


Jonny Two Bags – Salvation Town

Además del guitarrista actual de Social Distortion, de Johnny Two Bags se puede decir que es un estupendo compositor y un carismático cantante. Con los medios justos -pocas guitarras, ritmos folk, una voz para nada virtuosa pero agradable y unos arreglos de acordeón que suenan a gloria-, ha grabado un álbum al que le sobran canciones buenas y melodías de tradición yanqui. Y le sobran porque está hasta arriba de todo ello. Empaquetado en un sonido que más que dejarse escuchar, acoge al oyente, Salvation Town supone un excelente álbum que dejamos pasar por falta de tiempo o porque somos unos cazurros. No cometas el mismo error que nosotros.

Against Me! – Transgender Dysphoria Blues

¿Cómo afronta una banda de punk rock blando que su líder se convierta en lideresa? Dejándola componer por completo un nuevo álbum a reventar de cruda sinceridad, más punk que rock, estribillos más pop que punk, y letras que suponen un desahogo para quien las escribió; también, lo supondrá para quienes no hayan sido capaces aún de escribirlas por sí mismos. Transgender Dysphoria Blues se vuelve irregular en algunos tramos, pero cuando los puntos fuertes son muy fuertes, es difícil mantener el nivel. Un notable álbum que muchos calificarán de sobresaliente. Yo, a veces, soy un poco tiquismiquis.

Chuck Ragan – Till Midnight

Un disco de folk rock compuesto e interpretado por un cantante de hardcore punk. Ragan interpreta himnos de americana con la convicción y la energía de un joven descerebrado al que han desbordado las emociones. Canciones compuestas con guitarra acústica en mano, deduzco sin esfuerzo, pero arregladas con electricidad y medios de que no gozaron sus anteriores álbumes. Menos íntimo este, más ostentoso que aquellos. Suena de lujo, como grandes producciones de Springsteen, y la voz de Ragan, rota como la luna de un coche accidentado, narra desavenencias al ritmo de páramos campestres de la más profunda américa. Una adictiva gozada.

Little Hurricane – Gold Fever

Es este un grupo que, en lugar de hacer música, hacen sentir al oyente que, simplemente, la dejan fluir a través de sus instrumentos. La sensación al escuchar Gold Fever es que su suave rock de guitarra, batería y voces en contraste, está en el aire. Se respira, deja sensación de paz, y se va por donde ha venido, aunque suenen a pantano y cocodrilos. Cuidado, porque engancha. Esperemos, además, que en directo se porten igual de bien.

Reigning Sound – Shattered

No cuesta encontrar en este disco influencias de Neil Young o Bob Dylan, pasando por los Beatles, los Stooges o Elvis, representantes de los estilos más clásicos del rock, pues hay garaje, hay rock ‘n’ roll y hay jipismo de campo. La suciedad de las guitarras de local contrasta sobremanera con acústicas y melodías de americana que no se esperan al inicio del álbum. Shattered está repleto del clasicismo rockero que todo moderno de hoy quiere grabar, sólo que el de aquí es auténtico.

Sobre el autor

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo, pero aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático, y cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

Publicidad

Una respuesta a 5 buenos discos de 2014 que deberíamos haber reseñado

  1. Felix Ortega dijo:

    No podría estar más de acuerdo. A mi me ha pasado lo mismo con el de Johnny two Bags y el de Little Hurricane.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *