Entrevista a Manuel L. Sacristan de HOTEL VALMONT

Publicado el 09/11/2014 | por Perem | Entrevistas

A principios de año hacíamos mención al Directo en Rock & Pop de los Hotel Valmont, y todavía recuerdo que antes de ceñirme al disco, a modo de intro, hacía un copia/pega de la última página del libreto que acompaña el disco y que se encargaba de dejar clara cual era la situación actual, no sólo del grupo, sino también la de muchos músicos que a diario se empeñan en luchar contra molinos, y más en este país, para sacar adelante su música, y si ahora vuelvo a traer a Hotel Valmont por esta casa es que uno, los que ya me conocen lo sabe, es bastante terco, y me apetecía volver a sentarme con Manuel para saber en que punto tenemos al grupo, por lo que la primera pregunta no puede ser otra que esa:

1.- Manuel, cuéntanos la situación actual de Hotel Valmont a Noviembre de 2014

Tenemos casi perfilados los temas para un segundo LP de estudio, en principio estamos alrededor de los 10 temas, con algunos detalles pendientes, pero empezamos la preproducción en otoño con ensayos y maquetas que van a ir yendo de acá para allá, al viejo estilo de las grabaciones caseras para que todos escuchemos los temas en casa y vayamos al local de ensayo con ideas que luego son pérfidamente transformadas. De momento, todo el disco lo hemos compuesto Beto y yo, tenemos ocho temas míos y por primera vez Beto aporta dos canciones completas, música y letra, y una de ellas se va a convertir en nueva favorita de muchos, como lo fue “La señal” en su día. En cuanto al productor, todo apunta a labor coral una vez más con Alfonso Espadero (Reincidentes, De Acero, Sr. Chinarro), Carlos Macías (Maggot Brain, productor de “Señales” y del próximo disco de Milana “Campo y piedras”) Beto y yo. De momento estamos en tormenta de ideas y muchas canciones nuevas: las tres inéditas del directo y otras siete. Por otra parte, en verano empezamos la preproducción de otro disco, en este caso uno de versiones de canciones españolas, más acústico. El orden de publicación de estos discos sería primero el de los Valmont y luego el de versiones, que muy probablemente salga con el nombre de los Valmont también. En enero empiezo a grabar bases acústicas e iremos construyendo
desde ahí, aunque no quiero desvelar la lista de canciones que lo componen porque quiero que sea una sorpresa.

2.- Particularmente os he ido siguiendo desde el magnífico Señales, pero con el paso del tiempo me ha dado la sensación de que paulatinamente vais dejando atrás ese sonido para sonar más duros y contundentes. ¿Es una simple apreciación personal, o eso es lo que hemos de esperar con el nuevo proyecto?

El panorama nos ha hecho sonar así. Nuestra intención no era endurecernos, ni tampoco lo contrario. Simplemente, ir tocando, girando, y sobre todo la promoción de “Señales”, y todo lo que vino después, incluidos vetos de ciertas publicaciones y el cansancio de ir acumulando negativas, falsedad y cuentos chinos, te va endureciendo. Y eso toca al sonido también. Y luego las propias canciones. Ahora sí, una vez compuesto (el disco, a diferencia de “Señales”, ha sido compuesto en gran parte desde entonces, las canciones más viejas pueden ser de hace tres o cuatro años, y las más nuevas de hace seis meses), te puedo decir que tenemos entre manos un disco más seco, más rockero, 10 canciones directas, sin baladas, viajando en nuestro abanico de Mellencamp a Social Distortion pero dejando a un lado momentos más reposados tipo “Todo lo que nos vio crecer” o “La reina de la ciudad”. A estas alturas, “Bajo el manto de fuego” es algo así como un hito intocable, inalcanzable de nuevo… y por tanto, ahí queda, en ese estante concreto que no quiero casi ni mirar.

Ya no me salen baladas, ya no tengo baladas dentro de mí, y mucho menos baladas así. Y no es algo premeditado, porque también hay que pensar en el origen de aquella canción y en que por fortuna uno no tenga que vivir cada año algo como lo que me impulsó a escribir aquello. De todas formas, esto no es una justificación, sino un alivio, si quieres. En cuanto al abanico, creo que tenemos también un par de canciones con un sonido más sureño, quiero pensar que hay un cuervo dentro de nosotros, que nos está picoteando las entrañas y pelea por salir. Dos canciones sureñas, con un talante recio pero sonriente también, algo arrogante, vacilón, van a molar. Al final, el engranaje se construye con la idea inicial del viaje de Tordesillas a Tucson, con muchos desastres, con muchos sinsabores por el camino. Si lo prefieres, podría ser un viaje desde Madrid a Orange County, porque estamos en ese sonido, ya sin debate, plenamente fusionado, de rock español y un tono fuerte, distorsionado y más potente como esa “La mentira que merecía la pena contar” que aparecía en el directo y que también va a estar en el disco. Así que entre el cuervo, el rock americano, los trogloditas salvajes y las hostias con el coche, yo creo que tenemos una bonita carretera por la que ir conduciendo en los próximos meses.

3.- Antes en mis entrevistas no creía conveniente hablar de dinero y prefería hablar de música, pero hoy en día ese poderoso caballero lo domina todo, y es inevitable entrar en temas monetarios, por lo que la pregunta es clara, ¿Autoproducción, crowdfunding…?

Antes hacías bien, pero no queda más remedio. Es una situación muy desagradable la que estamos viviendo, sin apenas apoyo. Como te decía antes, llegamos a ser vetados durante la promoción de “Señales”, en una publicación de este país. Toda la promoción se basó en entrega por nuestra parte, y lo mejor que recibimos fueron palabras. Pero una palabra puntual puede ser agradable, pero de forma efímera. Lo que importan son los actos que perduran y, en ese sentido, cuando las palabras se repiten y en cada disco alguien se acuerda de ti y vuelve a tener palabras, eso se convierte en un acto. Así se establecen los lazos con la prensa, a este nivel. Solamente con dinero y, en el mejor de los casos, si les gustas. Las discográficas respondieron con el clásico “sonáis bien, sonáis a Burning y a M-Clan, pero no podemos fichar grupos ahora mismo”, porque no les dejan, no hay dinero, lo que sea. Me da igual si es verdad o no. La autoproducción es necesaria, pero hay que dejarse aconsejar. En ese sentido, prefiero contratar por lo menos a un ingeniero con voz y voto, llamémoslo así, que nos pueda guiar a través de los instrumentos y los sonidos, y las posibilidades. Con terceras personas ajenas a tu obra encuentras sentido crítico, más opciones, conoces dónde están tus fallos, te empujan un poco más allá porque no te contemplan, te exigen porque no te conocen. Es bueno. Es algo necesario. Pero para contratar a un productor necesitas dinero, y para conseguir dinero vamos a optar por la vía popular del crowdfunding, sí. Pero lo vamos a hacer de una sola vez para amboslanzamientos, para el disco de Hotel Valmont y para el proyecto de versiones. Ya lo explicaremos cuando proceda, que vendrá a ser en un mes, más o menos.

Una vez más Manuel, gracias por tu tiempo.  Estaremos atentos a todo lo que nos has contado, y es que uno, desde el día que “Señales” empezó a girar, es muy de Hotel Valmont

 

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

Una respuesta a Entrevista a Manuel L. Sacristan de HOTEL VALMONT

  1. Johnny dijo:

    Lo que te dije, me alegra mucho todo ese material que se acerca de uno de los grupos más interesantes del panorama actual. Merci por la entrevista, master of rock&racket.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *