Crítica de Los Mercenarios 3, de Patrick Hughes

Publicado el 14/08/2014 | por Perem | Cine
Valoración
50

M3La idea primaria siempre suele ser la buena, y si en Los Mercenarios no estaba nada mal la premisa de la contratación de un puñado de veteranos para realizar una operación especial, que servía para rendir homenaje a ese cine de acción de antaño y, de paso, recuperar a una serie de viejas glorias para dar vida a una cinta sin demasiadas pretensiones en la que quizás las secuencias de acción venían servidas por ese humor -autoparodia en la mayoría de los casos- que dotaba a esa película de bajo presupuesto en su mejor baza.

Ese mezcla de cachondeo junto con escenas de acción que ni ellos mismos acababan de creerse fueron el detonante de su tremendo éxito que contribuyó a un más de lo mismo con Los Mercenarios 2, que no olvidaba de qué se trataba la cosa, y le daba una vuelta de tuerca al incorporar un par o dos de nuevos personajes como ese icono de la inexpresividad llamado Van Damme,  pero que acababa dando el juego necesario, encargado de dar vida al villano de turno, y a ese tipo tan peculiar llamado Chuck Norris. Una vuelta de tuerca en la que se intentaba mantener viva la premisa inicial, cosa que se conseguía, y los Lundgren, los Li… junto con el duo Statham y Stallone, sobre todo este último, conseguían mantenerse a ralla.

Y es justo en ese momento, en el que la saga ya no puede ofrecer nada más y ya se ha conseguido unas pingues ganancias económicas, cuando alguien medianamente inteligente, y más a sus ya casi setenta primaveras, ha de decidir que ya es momento de poner fin a lo que empezó siendo un mero divertimento y que encima ha resultado rentable, pero no, Stallone es Stallone, y eso lleva implícito un plus, y, lejos de poner fin al tema, ha decidido que la cosa tiene que ir a más, y vaya si lo ha conseguido. Y la verdad es que, intuyendo la mareante cifra de negocios que esta tercera parte va a aportar, uno ya se teme que en poco tiempo tendremos la cuarta entrega. Y miedo da el imaginarse que igual por ahí acaben apareciendo Al Pacino y Robert De Niro, porque una vez vista Los Mercenarios 3, y el calibre de las nuevas incorporaciones, uno ya se teme lo peor.

En esta tercera entrega, todo se ha sobredimensionado hasta llegar a cuotas de ridiculez impensadas, y es que por mucho que aquí se haya incluido a Mel Gibson y a Harrison Ford, el despropósito es de tales dimensiones que tardaremos tiempo en ver algo igual. Aquí Stallone se lo ha creído y ha dejado atrás la autoparodia de las dos entregas anteriores para regresar a sus tiempos de Rambo y creerse que podría tirar adelante una película de acción bélica de verdad, y crear una Misión Imposible 5 tomando el relevo de Tom Cruise. Es aquí cuando Los Mercenarios 3 estalla en mil pedazos y todo se reduce a un auto-homenaje de Stallone a si mismo y para ello no duda, con la excusa de ir a por nuevos talentos en dejar de lado una buena parte de la cinta a sus viejos camaradas, Jason Statham incluido, aunque vuelvan a hacer su aparición en ese cúmulo de depropósitos en que se convierte la escena de la batalla final, merecedora de un completo análisis para intentar conseguir digerir lo que ahí acontece,  donde Stallone consigue que Mel Gibson se meta tanto en el papel de villano que nos brinde su peor interpretación en años.

M33

Los Mercenarios 3 tampoco da tanto y no es merecedora de tantas líneas escritas. Ya sería hora de ir poniendo fin, pero antes un par de pinceladas para hacer mención a la magnifica escena de acción encargada de abrir la película y que nos sirve para la presentación de un Wesley Snipes que a medida que el metraje avanza se va diluyendo hasta el punto de pasar casi inadvertido, y otra mención especial a Harrisosn Ford que aquí toma el relevo del personaje dejado por Bruce Willis, al que Stallone tiene que sentar en las escenas de acción, ya que su forma física difiere bastante de la del resto de viejas glorias;  y por último, una mención a Antonio Banderas y de que él sí que ha entendido de que va esto de Los Mercenarios y da vida a un personaje que parece el único en darse cuenta de que esto, desde el inicio, no va más allá del puro cachondeo.

Puro cachondeo que debió finalizar con la segunda entrega, pero el amigo Sly anda convencido que la saga tiene cuerda para rato y no tardaremos en que, y más cuando se haga balance de la recaudación de esta tercera entrega, porque no hay duda de que la cinta va a reventar las salas donde se proyecte, se nos anuncié a bombo y platillo la cuarta entrega de la saga. Recemos para que los dos nombres anteriormente citados no estén incluidos en el reparto de la misma.

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

2 Respuestas a Crítica de Los Mercenarios 3, de Patrick Hughes

  1. Boris dijo:

    Ya se sabe como es Stallone con las sagas, Los Mercenarios ya es como Rocky y Rambo, por más tiempo que pase serán sagas a la que siempre volverá. A mi también me parecía buena idea la de Los mercenarios y disfrute con las otras, a esta también le tenia ganas aunque que Mel Gibson no este muy bien ya me decepciona un poco aunque de todas formas la veré pronto

  2. Pakito dijo:

    Pues yo sinceramente he disfrutado mucho viendo LOS MERCENARIOS 3, si es cierto que me parece sin lugar a dudas muy inferior a Mercenarios 2. Aquí a Stallone se le ve el plumero y se marca una película para el mismo,para que quede de recuerdo que (para él ) a sido el más grande del cine de acción,todos dicen Ok y cobran,todo bien,pero egoistamente pasa de los Schwarzenegger, Jet Li, Dolph Lundgren y porque no decirlo, Robert Davi un clásico del recuerdo cinematografico por Los Goonies, que hacen papeles totalmente vacíos y algunos no llegan casi ni a Cameo. Contrario a lo que pensáis, Mel Gibson no lo hace mal aunque si es cierto que al final de la película se le ve algo sobreactuado. Le doi un 6 y le doi una oportunidad a unos MERCENARIOS 4.

    Añadir que se echa enormemente a JEAN CLAUDE VAN DAMME en esta película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *