Damon Albarn – Everyday Robots: reinventarse es la clave

Publicado el 15/08/2014 | por Irvin Escalona | Reviews
Valoración
82

DaDamon Albarn es uno de los pocos rey midas de la música actual, conocido por la popular banda Blur en los noventa, habiendo confirmado su reinado con Gorillaz entrando al nuevo milenio.  Everydady Robot es su primer álbum como solista, probablemente el punto maduro en su carrera combinando distintos sonidos y sensaciones.

El álbum comienza con la canción que le da título al disco, que bien podría encajar en cualquiera de los discos de Gorillaz, pues es una es melodía construida en base a sonidos industriales y un constante riff hipnótico que acompaña a la voz de Albarn.

“Hostiles” da hincapié para hacernos a la idea de una cosa: no hay que buscar euforia, pues el viaje es una constante corriente de relajación y serenidad, cosa que reafirma con “Loney Press Play”, mandando el mensaje de “si no quieres mas Clint Eastwood ni “Song 2” presiona el botón de reproducir”.

“Mr. Tembo” representa un astuto cambio en el álbum, pues esta contagia de alegría al escucharla. Damon lo sabe, hay que tomar aire y descanso, ahí radica una de sus cualidades más interesantes, manejar la modulación de voz al punto de darle otra cara al disco.

“The Selfish Giant ”, “You&Me” y “Hollow Ponds” representan el corazón del álbum, pues la combinación de elementos tanto acústicos, orgánicos, electrónicos (el toque personal de Brian Eno) y orquestales dan como resultado el equilibrio musical preciso, todo esto con la elegancia a la que nos tiene acostumbrado el inglés. Inclusive las canciones instrumentales, “Parakeet” y “Seven High”, que son pequeños intervalos de reposo y funcionan como puente para canciones posteriores.

“Heavy Seas of Love” es el cierre que no esperas, pues esta canción al igual que “Mr. Tembo” manifiesta una conclusión más entusiasta y agitada, la capacidad del londinense de, primero, mantenernos quietos en un hilo de tranquilidad, para luego hacernos saber que podemos sonreír y disfrutar de una sorpresiva clausura.

No hay punto de quiebre en todo el álbum, no hay melodía que pierda la línea de calidad, no existe la formula donde si escuchas una canción ya escuchaste todo el disco. Se podría decir que este álbum es un himno a la melancolía, la nostalgia y la soledad, pues la mayoría de las canciones están inteligentemente colocadas para colaborar con el receptor y generar la empatía con el músico. “Evereyday Robots” es un disco que está hecho para disfrutarse una y otra vez, y saber que siempre encontraras algo nuevo en cada vuelta, un disco para los días lluviosos, las lecturas solitarias o las largas caminatas. El británico es conocido por su dinamismo, siempre busca innovarse a sí mismo, encontrando nuevas rutas musicales y los que salimos ganando al final somos nosotros, el público.

Sobre el autor

Melómano empedernido, escritor ocasional, amante de todo lo que pueda contarme una buena historia, cuando no escucho música me consuelo en mi segunda adicción el cine, partidario de la cultura popular. No puedo evitar sentir inclinación por todos los proyectos de Steven Wilson, y en general por todo el rock británico.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *