Los Suaves – Teatro Egaleo (Leganes) – 27 de Julio de 2012

Publicado el 30/07/2012 | por Perem | Noticias

Contando en su haber con un numeroso grupo de fans de fidelidad inquebrantable, no pienso que Los Suaves tengan el reconocimiento que merecen. Gran discografía plagada de canciones de letra universal, algunas de las mejores declaraciones de amor, odio, y tristeza de nuestro rock, grandes cánticos a los perdedores y un directo que suele ser apabullante.

Hace algo más de un año se anunció el cercano final de la banda. La Hepatitis C que arrastra Yosi se encuentra, al parecer, en estado avanzado, y se habló de dos años más de gira. Desde entonces no dudo en acudir a sus conciertos cada vez que me es posible con el cuerpo inundado por el hastío con la idea de que ese podría ser mi adiós a la banda pululando entre mis recurrencias mentales. Adoro a Yosi, siento profunda admiración por su capacidad de supervivencia, esa forma de expresar su triste bagaje, y aunque pasó algunos años olvidando el cariño que le tienen sus fans y el respeto que les debe buscando la auto-destrucción a base de whiskey, se le perdona después de volver con ese inmenso “Adiós, Adiós” y su revitalizado ánimo.

Las dos últimas ocasiones en que pude ver a la banda, en el festival En Vivo y en La Riviera hace pocos meses, Yosi pecó otra vez de darse a la mala vida, de olvidar la profesionalidad, y completamente borracho al final del concierto el equipo de técnicos tuvo que retirarle del frente a la fuerza antes de que se desnudara completamente. Lo mismo ocurrió en el En Vivo, mientras el par de hachas que forman Fernando y Alberto descargaba sus últimos cartuchos. En las dos ocasiones volví a casa con una expresión gris y pensamiento monocromático.

Dudé en acudir al concierto del pasado 27 de Julio en Leganés (Madrid). No quería echar otro trago de cerveza rancia, pero mi admiración y fanatismo por la banda me superó, y es que aunque Yosi no se comporte, los otros cuatro tipos son animales del escenario y suenan como cañonazos, así que pensé… Qué carajo.

Desde el viernes siento de todo menos arrepentimiento. Los Suaves dieron el mejor concierto que yo les haya presenciado. Yosi lució entereza, con una sonrisa de oreja a oreja, exceptuando el momento “Cuando Los Sueños Se Van”, que canta con la pasión de un hombre sufrido que es consciente de cómo su vida se va apagando poco a poco. Cuando comenzaron con “No Puedo Dejar El Rock”, enlazaron con “Cuando Los Sueños Se Van” y con “Palabras Para Julia”, no cabía en mí de gozo. Se me escaparon las lágrimas de emoción ante una banda que sonaba perfectamente engrasada, ante un músico visiblemente enfermo regalando sus historias tristes a su público con una sonrisa cuyo brillo era visible a muchos metros de distancia.

Grata sorpresa el Teatro Egaleo de Leganes: visibilidad perfecta -forma de anfiteatro- y nítido sonido, necesario para una banda tan potente como Los Suaves. Sus guitarras y base rítmica son arrolladoras, y suplen el palpable desgaste físico de Yosi, que esta vez sí, cantó todas las estrofas y se ahorró el ridículo al final del espectáculo, y si alguien menciona su baile al frente de la banda mientras sonaba “El Afilador”, le diré que, fue ante todo, tierno: Daba la impresión de ver al abuelo que ha recuperado la inocencia de la infancia que juega con su nuevo nieto.

Cayeron imprescindibles de la banda como mi amada “Dulce Castigo”, el potentísimo “Maldita Sea Mi Suerte”, la descomunal “Malas Noticias”, “Chou-Chou Llega el Tren”, “Si Pudiera”… Ya se sabe, esos temas que ponen cara al rock más potente de este país. Yosi besa, abraza a sus compañeros de formación, muestra un cariño más que juvenil por su hermano, y trae al frente a Alberto y a Fernando continuamente, que “los mejores guitarristas del mundo” no pierdan protagonismo. El conjunto es perfecto: el joven Tino, que aporrea los parches con suma precisión, su hermano al fondo del escenario, Charly, a quien parece imposible eliminar el gesto de felicidad del rostro, y las dos hachas, Alberto, el maestro del wah-wah, y Fernando, puro carisma y clase a la izquierda de Yosi. Un grupo que siempre suena a gloria, y que otorga conciertos inolvidables cuando su líder se comporta como debe. Cinco tipos que encontraron la pasión en hacer lo que hacen. Se nota que no lo cambiarían por nada.

Hubo algún tema más de su último álbum como “Esa Noche te Perdí”, aunque yo hubiera pagado el doble por escuchar “Miau Miau”, pero disfrutamos igualmente con un repertorio variopinto, más conservador que progresista con respecto a su historia.

El sabor agridulce lo dejó Fernando, quien en el climax final del concierto se lanzó al foso para establecer contacto con sus entregados fans y cayó al suelo de mala manera, haciendose daño en los pies y teniendo que salir en ambulancia de allí mientras sonaba “Ya Nos Vamos”. Una pena por él, quien se despidió entre cánticos con su nombre como lírica ante la evidente preocupación del público, y por otra parte, porque tenían preparado “Mi Casa” en el set-list, otro de sus grandes temas.

Fue una de sus noches especiales. Un día en el que Yosi mantuvo las manos atadas a la espalda y no se pasó con la bebida, una noche en la que recordó que puede ser feliz como cualquiera, o por lo menos, puede intentarlo. Aunque cante con el corazón en la mano “yo que nunca quise estar solo, y ahora tengo a la soledad por amigo”, está claro que a veces recuerda que tiene a miles de personas que lo adoran, compañía por la que algunos matarían.

Ojala pudiera enmarcar y colgar en mi habitación la interpretación de “Pardao” cual poster. De mi memoria no termino de fiarme, y en aquel momento sentí lo mismo que la primera vez que vi a Iron Maiden o a Mike Ness interpretando “Reach For The Sky”, un punto de inflexión en mi vida conciertil. Lo que presencié allí el viernes 27 fue puro amor por el rock, fue buen sonido, y fue una buena banda. pero en mi memoria espero conservar algo diferente: recordaré a una de mis bandas favoritas, a un maestro de la vida al frente de esta dando uno de sus últimos y más fuertes coletazos sobre un escenario con una sonrisa infinita que desde entonces me obligo a aprender a mostrar.

                                                                              Edgar Carrasquilla @Edgar_Corleone para Rockthebestmusic

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *