Eldorado + The Muggs – Madrid, Sala El Sol, 02/06/2012: Crónica del concierto.

Publicado el 03/06/2012 | por Perem | Noticias

Lo que les ocurrió a Eldorado presentando su “Paranormal Radio” en la sala El Sol fue, con perdón, una putada. Era la noche del agradecimiento a sus mecenas, del estreno en directo del discazo que se han marcado. Su noche. Entonces The Muggs abrieron fuego, la banda encargada de calentar al público para a los protagonistas. Lo que ocurrió es que incendiaron la sala antes de que Eldorado pisaran el escenario. Funcionaron como nitroglicerina. Así fue.

Llegaron, vieron y vencieron. Confieso no conocer apenas a la banda más allá de su reputación y las buenas impresiones que dejan allá donde pisan. Me esperaba algo muy decente, pero aquello superó todas mis expectativas. Me volaron la cabeza, me partieron los huesos en mil pedazos y me dejaron el cerebro frito causa del exceso de corriente recorriendome de pies a cabeza. Las abrumadoras ovaciones de los presentes decían lo mismo.

Salen a escena con un “Hello Madrid, we’re The Muggs, from Detroit Rock City”y explotan. Tres tipos: un batería de otro planeta, un guitarrista, cantante y show-man que valía por dos, y un bajista. Ah, no, un teclista. Un tipo serio, con gorra irlandesa tocando las líneas de bajo en un pequeño órgano. La segunda sorpresa fue el sonido. Un Marshall de válvulas que hacía un ruido descomunal, una batería de milagro no hundió el techo, y un sonido de bajo perfectamente presente. Sonido ideal a partir de la segunda canción, cuando la guitarra se puso al nivel del resto, y entonces fue cuando el público entró en ebullición, aplaudiendo como si de unos cabezas de cartel se tratara. Las primeras filas lucían caras de asombro, y los comentarios corrían entre el público como liebres: “¡Joder!”, “¡Madre mia, que bestias!”. No recuerdo si fueron cinco, seis o siete canciones las que cayeron, pero el éxtasis de blues rock americano al que nos elevaron fue impagable. Largos desarrollos instrumentales, de cuatro, cinco y seis minutos, sino más, y un torrente llamado Danny Methric llenaba el escenario por sí solo. Sigo dudando de que solo sonara una guitarra a la vez.

Tal fue la sorpresa que los aplausos, los gritos y los silbidos provocaron lo inevitable: que The Muggs hicieran un bis, que Danny se entregara tanto que llegó a valer por tres, y que casi, casi, les sacáramos a hombros de allí. En casi una hora de concierto la banda nos llenó el cuerpo de energía, nos subió al cielo de las deidades rockeras y nos trituraron el contenido del conducto auditivo. Una burrada de concierto, un espectáculo con mayúsculas que encajó a la perfección con una sala como es El Sol: pequeña, donde se podía sentir el calor de los músicos desde abajo. Los “más grandes fans de Rory Gallagher” nos dejaron resaca de hard blues para meses.

Eldorado lo tenían muy jodido. El público estaba entre exhausto, alucinado, extasiado y confundido. Nos habían dado una buena cantidad de mamporros en el cerebro. De repente el camino se había convertido en una cuesta arriba. Carlos Pina y Mister Virus, quienes presentaban a la banda de la noche intentaron allanar el terreno: “Lo que ocurre es que… The Muggs os han dejado alucinados, normal, pero Eldorado son una banda incríble… etc”. Fieles a la banda como éramos los presentes, no les negamos entrega y apoyo, pero la espina ya estaba clavada bien hondo.

Eldorado presentaron casi al completo su nuevo álbum, “Paranormal Radio”. Un buen puñado de canciones cayeron de golpe, comenzando por “Hey Saturno”, de riff matador, “Juegos de Medianoche” y “Reactor”, para cuando Jesús Trujillo agradecía y daba las buenas noches a los presentes. Tuvieron un comienzo de sonido regular, donde la batería sonaba tremendamente aguda, penetrante, y la guitarra de Andrés apenas se dejaba escuchar. A su favor tenían a un Jesús impecable, tocando techo con cada una de las notas agudas como si apenas le supusiera esfuerzo y a César al bajo bien presente.

Dado que la mayoría de fans que acudimos hacíamos también el papel de mecenas de la banda, ya habíamos escuchado el disco en primicia. Al corear todos esos nuevos temas (temazos), lo que habían provocado The Muggs se iba diluyendo: Eldorado son una banda excelente, cautivan a sus fans. Consiguieron meternos en el bolsillo, y es algo muy valorable, más cuando el sonido mejoró a la altura de “Mujer de Otoño” y la intensísima versión de “Helter Skelter”, la responsable de que el concierto alcanzara su punto álgido.

Con la guitarra de Andrés copando protagonismo y sobre todo un Javi a la batería que pareciera se hubiera librado de unas esposas a mitad del recital, aquello terminó de convertirse en el espectáculo de rock que habíamos ido a ver, a un volumen desorbitado, por cierto. Dejaron las mejores para la recta final, ese cañero “Paranormal Circus”, la emotivísima “Un Adios a Noviembre” con Jesús a la guitarra acústica (y cantando en inglés, “para disimular que no se acuerda de todas las letras”), la clásica “Don’t Need No Doctor”, de su anterior álbum y finalizando con “Domingo Extraño” y su clásico personal “La Casa de las Siete Chimeneas”. El repertorio avanzó como una avalancha, algo normal con el tremendo sonido que se consiguió a mitad del concierto y un público tan volcado con la banda ha depositado su confianza. Ellos se mostraron bien agradecidos y lo compensaron con un muy buen concierto que finalizó con la arrasadora “El Mundo Dentro”, despidiéndose de la montaña de aplausos del público, su calor y su cariño.

Hubo tiempo para que bajaran del escenario, saludaran a todos sus mecenas, agradecer de corazón, comentar la grabación y sobre los nuevos temas. También se dejaron felicitar “The Muggs”, mostrando una humildad similar a la de las estrellas de la noche, y es que esto es algo que siempre valoro, algo que las bandas no deberían perder jamás: la humildad para con sus fans, para quienes se rascan el bolsillo para ir a verles.

Sí, Eldorado dieron un concierto genial, que no llegó al excelente por los desequilibrios sonoros del inicio, pero como banda, funcionan a la perfección y lucen cualidades técnicas muy apropiadas para su estilo. Tienen grandes canciones, y un nuevo y flamante disco que espero, de mucho que hablar.

En resumen, después de lo que ocurrió con The Muggs, la banda cogió el toro por los cuernos, e hicieron lo propio: arrasar con sus fans. Lo que tengo que confesar es que, habiéndome llevado un buenísimo sabor de boca de ambas bandas, el concierto que dieron The Muggs se me ha quedado grabado bien hondo, y una sorpresa así no tiene precio. Los americanos se han ganado un fan (seguro que muchos más), y Eldorado se ha ganado el calor, la confianza y la fidelidad del público madrileño. Eso sí que no tiene precio.

Set-list de Eldorado

1. Hey Saturno
2. Juegos de Media Noche
3. Reactor
4. Nuestra Sompra
5. Kassandra
6. Mujer de Otoño
7. Helter Skelter
8. Paranormal Circus
9. Un Adios a Noviembre
10. Don’t Need No Doctor
11. Domingo Extraño
12. La Casa de las Siete Chimeneas
13. El Mundo Dentro

                                                                            Edgar Carrasquilla @Gargorisi para Rockthebestmusic

Contenido perteneciente a The Best Music. Puedes seguirnos tambien en Twitter y en Facebook.

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

3 Respuestas a Eldorado + The Muggs – Madrid, Sala El Sol, 02/06/2012: Crónica del concierto.

  1. Anonymous dijo:

    Buena crónica transmitiendo sensaciones con las que estoy muy de acuerdo. Dos bandazas, pero siento decir que el concierto de Eldorado no acabó así, sino con un bis y no sonó space mambo. Además el ampli del guitarra de The Muggs no era Marshall, era un fender hot rode deluxe.

    • Edgar^^ dijo:

      Buenas,

      Pido perdón por el error con el ampli. Estaba completamente convencido de que era un cabezal Marshall de válvulas, pero no debí fijarme bien…

      Sobre el concierto de ElDorado, he intentado reflejar en el texto que nos dieron un tema de propina: “Ellos se mostraron bien agradecidos y lo compensaron con un muy buen concierto que finalizó con la arrasadora “Space Mambo”, despidiéndose de la montaña de aplausos del público, su calor y su cariño.”. Ahora, sobre “Space Mambo”, comprobé que estaba en el set-list preparada para ser tocada justo antes de “Don’t Need No Doctor”, pero no la tocaron. Sino fue con la que finalizaron, ha sido una confusión mía con los títulos del nuevo disco. De lo que estoy muy seguro es de que terminaron con uno de los cañeros del nuevo disco. ¿Fue “El Mundo Dentro”?

      Gracias por las correcciones 😉

  2. Fernando dijo:

    Hola Edgar! Muy buena cronica y estoy de acuerdo completamente con tu descripcion: The Muggs lo dio todo e hizo un conciertazo. Fue Una pena que eldorado tuviera esos problemas de sonido, pero como bien dices se fueron arreglando y tucaron un “Kassandra” y un “Paranormal Circus” impresionante. Sobre el Bis comentar que en el set list (que le heche ojo) tenian pensado tocar 2 bis (“El Mundo Dentro” y “El ultimo Tren”, pero solo tocaron el primero). “Space Mambo” Estaba a mitad de concierto, pero al final no la tocaron… Esperaremos para otro concierto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *