Diez series americanas necesarias. Cómo disfrutarlas, qué ofrecen, y qué piden. – Parte I

Publicado el 30/03/2012 | por Edgar Corleone | Cine

Esta serie de artículos va dirigida a esos enganchados a “House”, a “The Walking Dead” o a “Sons Of Anarchy”. A los que han empezado a ver televisión americana gracias a lo que ofrecen algunos canales de TDT o la televisión por cable, o debiéndole la recomendación a cualquier conversación de bar a la que pegó el oído discretamente. Series “recientes” y “populares”.

Hay mucho entretenimiento televisivo de calidad a la altura del mejor cine, en un formato más largo, más disfrutable y más denso, que en muchas ocasiones no llega a España, o lo hace de forma humillante (cambios de horario ridículos). Y ante toda esa cantidad de televisión de culto, uno se encuentra ignorante hasta que lee un artículo en un blog, algún compañero freak del trabajo le recomienda alguna web y por si acaso, le echamos un vistazo, o por simple curiosidad, de esa que nos lleva a tirar del hilo hasta encontrarnos invirtiendo horas en productos audiovisuales que nos sacan de la realidad durante largas horas.

Esta serie de artículos va dirigida a la versión de mi mismo hace unos siete años, cuando descubrí “Lost”, y muy poco a poco fuí descubriendo maravillas que había estrenado Canal+ cuando yo era demasiado pequeño para entender lo que contaban. Cuando uno alucina con los cliffhangers de “Lost”, con la cruda violencia y la potencia del drama de “Sons Of Anarchy”, lo adictivo de “Prison Break” o el magnífico ingenio y la autenticidad de “House” se preguntará si hay más cantidad de esa droga que tan bien nos distrae, nos sacude, nos anima y nos parte el corazón.

Lo que pretendo con este artículo es darle a esos ansiosos la lista de camellos de mayor calidad y que merecen una mínima oportunidad del lector ansioso de televisión de calidad que busquen algo que llene su vació interno hasta la vuelta de la serie a la que se ha enganchado. No se preocupen, porque les indico qué ofrecen, y cuanto cuesta, no sin antes indicar como hay que dirigirse a ellos.

¿Cómo disfrutar de las series americanas?

El tipo que escribe fue muy reacio a los subtítulos, hasta que le superó el efecto “Lost”, por lo que decidí no esperar a los dobladores y disfribuidores españoles, y me decidí por el modo “V.O.S.E.”, importando las series a través de la Red. Hoy dia intento, por todos los medios no ver nada doblado al castellano. Tres razones principales:

– Gran parte de la interpretación de un actor se basa en su voz. Quien vea “The Godfather”, “The Silence Of The Lambs” o “Goodfellas” en versión original por primera vez, descubrirá una película diferente. Con las series ocurre lo mismo. En ellas, los personajes se disfrutan durante mucho más de dos horas. Escucharle con la voz de otro es una barrera empática. Por muy bueno que sea el doblador, la autenticidad se pierde.

– El realismo de la ficción americana. Un país como EE.UU., con una variedad de nacionalidades semejante, requiere actores latinos, de origen irlandés, del sur, del norte, del este o del oeste para la generación de realidades creíbles. Todos ellos hablan de diferente forma. Los latinos, entre ellos, hablan en castellano ante los ojos atónitos de los americanos que no entienden ni papa. Los pandilleros, los raperos o los policías, a veces no se entienden ni entre ellos, y aunque no entendamos inglés, los acentos son claramente diferenciables, y el espectador se siente tan perdido como los personajes en diálogos tan variados. El doblaje allana el terreno idiomático y todo esto pierde sentido.

– La parte didáctica. El inglés del espectador mejora muchísimo sin que este se de cuenta. Unas cuantas horas de escuchar a gente hablando inglés y leyendo subtítulos en castellano, y sin querer se encuentra con la cabeza llena de palabras nuevas que identifica instintivamente. Tan cierto como difícil de creer. Y sin hacer esfuerzo.

Un servidor se encuentra a la entera disposición de aquellos que búsquen vías de distribución de herramientas necesarias. Entretanto, empecemos.

Sin orden de preferencia, aun teniendo favoritas, ahí van diez de los mejores productos televisivos que haya dado EE.UU. en los últimos años.

1. Lost

Un avión se estrella en una isla. Unos cuantos supervivientes buscan formas de sobrevivir, pero hay algo en la jungla. Un peligro que nadie ve, pero que intimida tanto a cada uno de ellos como su propio pasado. Un cirujano, un timador, un inválido que de repente puede andar o una fugitiva, entre otros. Todos ellos tienen un pasado, y un futuro que la isla les depara.

Seis temporadas de relaciones, giros y vueltas de tuerca, paisajes preciosos y personas a las que uno llega a querer.

Qué ofrece:

– Personajes profundos, recubiertos de capas de sentimientos que van mostrando a través de situaciones a las que se ven expuestos en un entorno hostil y paradisíaco. Es el mayor logro de la serie, y muchos no lo vieron ni a lo largo del desarrollo, ni tras su final. Si uno tiene claro que la series es de los personajes y no de ningun ser superior, el viaje va a ser maravilloso.

– Misterios. Es la serie de los cliffhangers por excelencia, el misterio constante, la generación de dudas capítulo tras capítulo. Las crecientes expectativas. Fue lo que en cierto modo la mató, pero fue por lo que muchos disfrutamos de ella año tras año, mientras sus personajes nos descubrían lo complejas que son las personas, y lo capaces que son de soportar un suceso tras otro.

Qué pide:

– Poco. Es una serie púramente adictiva. El espectador empatiza a la primera con sus personajes, establece sus favoritos y sus odiados desde los primeros capítulos. El resto de capítulos caen uno detrás de otro.

– Mucho. Las expectativas ante un gran misterio que no termina solucionándose con fuegos artificiales. Al espectador virgen le recomiendo encarecidamente que controle sus ansias de respuestas, sus teorías personales que ya llenaron foros a lo largo de los años, y se deje llevar por los flashbacks y las emotivas relaciones entre unos personajes que calarán hondo en él.

En mi dejó un poso que mereció la pena. Otros no piensan lo mismo. Allá usted.

2. Seinfeld

Jerry Seinfeld es un monologuista de New York. Vive en un apartamento, y tiene un vecino estrafalario e histriónico, una ex-novia inmadura que se toma todo a risa hasta que se ve envuelta en situaciones demasiado serias, y un mejor amigo excesivamente maniático y neurótico. Cada uno representa una cualidad de cualquier persona normal, llevándola al límite. Juntos generan situaciones absurdas e incuestionables. Es la serie que trata “sobre nada”. Es la única comedia que recomiendo en este especial, y sin duda, es la mejor que un servidor haya disfrutado.

Nueve temporadas de risas, situaciones absurdas y locuras varias con un final realmente atípico. No hay hilo conductor, simplemente, ocurren cosas. Como George describe su propia serie en uno de los capítulos “los personajes seran personas, como tu y yo, que se encuentran aquí y allá, y hablan”. Tan necesaria como los otros nueve dramas, y no recuerdo un solo episodio malo como tal.

Qué ofrece:

– Risas.

– Más risas.

– Una sensación de incomodidad ante lo que sucede en pantalla que explota en forma de ruidosas carcajadas.

Qué pide:

– Sentido del humor. Ya sabe usted, o se tiene, o no se tiene. Cualquier persona que lo tenga se verá reflejada en decenas de situaciones, conversaciones o giros del destino que se dan en esta comedia. Si no es usted capaz de reirse de su mismo, olvídese. Bueno, no, inténtelo. “Seinfeld” podría ser la solución a su serio problema.

Ver Parte II
Ver Parte III
Ver Parte IV
Ver Parte V
Ver Apéndice

Sobre el autor

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo, pero aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático, y cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

Publicidad

5 Respuestas a Diez series americanas necesarias. Cómo disfrutarlas, qué ofrecen, y qué piden. – Parte I

  1. günner dijo:

    LOST ES LA MEJOR SERIE DE LA HISTORIA

  2. RTHB dijo:

    Discrepo en que Lost sea la mejor serie de la historia, posiblemente ese desenlace final hace que no pueda ponerla entre mis tres series preferidas. Podium que encabeza “24”.

  3. LoRbAdA dijo:

    Estoy contigo con lo de Seinfield. Mi serie de humor favorita.

  4. Edgar^^ dijo:

    “Lost”, para mi, no es ni de lejos la mejor serie de la historia, pero es la culpable de que descubriera reales maravillas mas consistentes que ella, y de que disfrutara de momentos más auténticos y realistas de los que ofrecía la misma, que por otra parte, me hizo disfrutar mucho hace unos años.

    “24” siempre me pareció frenética, divertida y imposible de aburrir. Me encanta el carisma de Kiefer, pero su irrealismo palidece ante la maravillosa crudeza de The Wire o The Shield. Ahora, una cosa no quita la otra, a disfrutar y punto. Esto no deja de ser cuestión de gustos.

    Lo de Seinfeld… Está a otro nivel, y no me atrevo a decir más.

    ¡Quedan 8 series por recomendar, y la mejor, para el final!

  5. Nortwinds dijo:

    estoy contigo, yo soy un enganchado a las series, y cada vez mas, las veo en vose, igual que las pelis, asi es como disfrutas del actor. Por supuesto, Lost es mi santo grial y ahora ando cn the walking dead, XII,The river, Alcatrazz……… y por supuesto the big bang theory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *