Uzzhuaia – Sala Live (Madrid) 4 de Febrero de 2012

Publicado el 07/02/2012 | por Perem | Noticias

Me siento egoísta cada vez que asisto a un concierto de los valencianos. Uzzhuaïa son muy grandes. Son una tremenda banda tanto en estudio, como en directo (mejores). Son un grupo que merece más reconocimiento, giras más extensas y una mayor cantidad público fiel. Pero cuando terminan sus conciertos, la euforia y la adrenalina que se me acumula en el bello de la parte trasera del cuello me hace querer, en cierto modo, que eso nunca pase. Me siento egoísta deseando que Uzzhuaïa sigan tocando en salas pequeñas, a pie de público, que sigan teniendo un trato tan familiar con nosotros, porque es en sitios como estos donde las bandas suenan con tanta magia, o eso quiere darme a entender mi experiencia personal. Claro que todo esto se me pasa al día siguiente, cuando la adrenalina me recorre el cuerpo con normalidad, y lo que queda es el recuerdo de un enorme concierto de Rock N’ Roll donde la actitud ha hecho vale tanto como la música.

Era mi cuarta cita con la banda, y como ocurrió en la primera hace un par de años, nos veríamos las caras en la Sala Live de Madrid. Esta vez abrían para ellos dos bandas de puro Rock N Roll como son Helltrip y Babylon Rockets. Por desgracia solo pude presenciar la actuación de los segundos, de quien había escuchado ecos de buena reputación, pero poca música, quienes por cierto, me volaron la cabeza a tiros de metralla rockera. Muy buena banda en directo, que suena con una intensidad fuera de lo común, que llenan el escenario con actitud y que disfrutó de un sonido envidiable, posiblemente mejor que el que disfrutarían Uzzhuaïa minutos después. Apuntados en la lista de notas mentales del estilo de “a estos no te los pierdas la próxima vez”. Por el escenario pasó también Pau a cantar un par de estrofas que acabaron con una improvisación vocal muy divertida.

Como estaba anunciado, sobre las diez y veinte, con una sala que contó con muy buena entrada, la suficiente para hacer que pareciera “llena” pero dejando espacio de sobra que funcionaran los pulmones, sonaba “The Rain” de The Cult. Estaba cantado que José haría acto de presencia en breves instantes, acompañado de Isra, Alex, Álvaro y por último Pau. La melodía guitarrera de “Nuestra Revolución”, el corte que cerraba los conciertos de la gira “Destino Perdición” nos agujereó los tímpanos a un volumen muy digno de la banda. El público entró en calor al instante y mi garganta se resentía apenas había comenzado el recital. Sin dar tregua golpearon fuerte con “No Quiero Verte Caer”, y comenzó a hacerse evidente que la guitarra de Isra estaba muy alta con respecto a la de Alex, y que como ocurrió hace unos años en la anterior visita de la banda a la misma sala, el escenario se les quedaba pequeño, y el espectáculo Uzzhuaïa no era el habitual, aunque la actitud, estaba ahí. Un Pau a las voces tan suelto como siempre, el sonriente Isra, el Sixxiano Álvaro y la bestia parda de Alex, quien no da descanso a sus cervicales en todo el recital. José al fondo siempre deja con la boca abierta a los presentes por su brillantez en ejecución de los “ritmos Uzzhuaïa”, uno de los factores que más les identifican en directo. Suenan compactos como pocos, y tan agresivos como los que más.

Fueron cayendo “Antes del Amanecer”, su particular y sonada versión de “La Chispa Adecuada”. Siguiéndolas, demasiado pronto para mi gusto, “Blanco y Negro”, la que califico como mejor canción del grupo, y que en directo suele sacarle las lágrimas a Pau, volvió a quebrar vertebras y los nervios al público con el espectacular parón con el que parten la interpretación de la misma.

Hubo un par de detallazos por parte de la banda, de los que calan hondo entre los fans. Momentos de esos que elevan lo que sientes por el grupo a un fanatismo momentáneo que difícilmente se olvida. En primer lugar, Pau dio unas emotivas gracias a los presentes por la asistencia, realmente consciente, en nombre de todo el grupo, de lo que supone desembolsar algo de dinero para asistir a un concierto. Un gran aplauso. Y en segundo lugar, el gran homenaje que hicieron al recientemente fallecido tras tres años de lucha contra el cáncer, productor de la banda, en forma de “una lata rápida”: Gonzalo Parreño. Para la ocasión se subió al escenario su técnico de sonido, y cual grupo de amigos que son, entre risas se bebió cada uno una lata de cerveza en poco más de tres segundos, justo antes de tocar con unas increíbles ganas otro de sus himnos instantáneos: “13 Veces Por Minuto”. Y a los anteriores, hay que añadir el gustazo que tiene que sentir un fan cuando el grupo le reconoce desde el escenario… agregando algo parecido a… “¡A ti te conozco, pero… oye, tú vienes de La Coruña!”.

Y así, sobre las olas de un ambiente generado por una relación público-grupo exquisita, cimentada en risas, cerveza, un Rock N Roll de increíble fuerza y aplausos atronadores, el tiempo hacía practicaba un surf vertiginoso al ritmo de “Ante La Tempestad”, “La Otra mitad” (para la que Pau esta vez, agarró una acústica) o la hímnica “Destino Perdición”, momento indescriptible con la simple palabra “épico.” Añadieron también un tándem de versiones u “onanismo musical”, como lo llamó Paul donde sonaron acordes de The Cult, Guns N’ Roses o The Four Horsemen, precediendo a los trallazos “Desde Septiembre” y la nombrada “13 Veces Por Minuto” antes de despedirse brevemente.

Algo que no se consiguió sobrellevar a lo largo del concierto, y que para los bises sí que pareció solventarse en gran medida, fue el sonido de las guitarras. Si al principio era Isra quien eclipsaba a Alex, durante el resto del recital fue Álvaro quien con su habitual cortante sonido de bajo copó el espectro auditivo de los dos en gran medida, dándole a las canciones un aire diferente que por supuesto no era el esperado. Ahora, que los presentes, entre los que me incluyo, lo dejaron pasar en pos de la entrega de la banda, sus poses, coros y musicalidad.

Escenario que pisan, escenario que arde al calor de un Hard Rock callejero, de una actitud que pocos sustentan hoy día. Uzzhuaïa están en su mejor momento. Bueno, no. Uzzhuaïa llevan en su mejor momento, años. Y por ahora, no veo luz negra al final del túnel blanco. Conmigo han conseguido un cuatro de cuatro, y ni me pregunto qué pasará en la quinta cita. Ya se la respuesta.

Edgar Carrasquilla @Edgar_Corleone para RockThebestmusic

Sobre el autor

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

Publicidad

8 Respuestas a Uzzhuaia – Sala Live (Madrid) 4 de Febrero de 2012

  1. Il Cavaliere dijo:

    Oye, pues enhorabuena por esto. Yo nunca los he visto y parece que ya va siendo hora

  2. Il Cavaliere dijo:

    No me puedo creer que hayas activado la moderación de comentarios, si?

  3. Mek@ dijo:

    La cronica “lasclavao” y uzzhuaïa como en las 9 veces anterioes “sublimes”

  4. Anonymous dijo:

    Uzzhuaïa tremendos y HellTrip el descubrimiento del mes… 100% recomendable Animal
    Saludos!

  5. Anonymous dijo:

    Muy buena la crítica, e impresionante concierto, en mis 37 años de vida he vísto infinidad de bandas, nóveles, consagradas, buenas, malas…..pero juro que nunca me lo he pasado tan bien como cuando veo a éstos chicos. Grandes, imprescindibles, los mejores.

  6. Johnny dijo:

    Muy buena crítica. Realmente son una apisonadora en directo, como poco he visto del panorama nacional. Saludos.

  7. Anonymous dijo:

    Que grandes Helltrip…Uzzhuaïa como la crónica…sublimes!

  8. Anonymous dijo:

    Yo ya llevo tres conciertos de Uzzhuaïa y los flipo. Grandísima banda con tremendo buen repertorio. Muy buena la crítica: apasionada y certera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *