Joe Bonamassa – Madrid, Palacio de Congresos. 23/02/2012: Crónica y setlist

Publicado el 24/02/2012 | por Edgar Corleone | Setlist

No creo equivocarme al afirmar que a Joe le encanta Madrid tanto como a nosotros su show. Es la conclusión que saco tras su concierto en el Palacio de Congresos de Madrid, tras la gran entrada que hubo a pesar del precio de las entradas en los tiempos que corren, y después de verle a él realmente agradecido al presenciar como el público se deshacía en ovaciones levantándose de las butacas del recinto en masa.

Cada vez disfruto más con los conciertos cercanos, en sitios pequeños, donde se siente el calor los músicos y salpica su sudor, y menos en los de recintos grandes. A Bonamassa le había visto ya dos veces de esta manera: en el foso de la Sala Heineken, y en primera fila en el teatro Circo Price, con un sonido cristalino las dos ocasiones, y la segunda con un resultado muy superior a la primera, siendo este ya muy bueno. Verle sentado en una butaca de cine, en un recinto bastante más grande no me atraía demasiado, pero Joe es Joe y me es difícil decirle que no.

Pues bien, el sonido disgustó desde el principio. Muy potente, mucho ruido, pero con un reverb excesivo que no dejaba de rebotar entre los muros del Palacio, llenando completamente el espectro sonoro asimilable y haciendo difícil distinguir la mejoradísima voz de Joe entre la tormenta guitarrera. Batería, bajo y teclado habían sido ecualizados de forma excelente, pero desde el patio de butacas se echó de menos nitidez entre voz y guitarra desde el pistoletazo con “Slow Train Comming”, que no se pudo disfrutar como se merece, al igual que pasó con “One Last Kiss” o la novedosa “Dust Bowl”. Tras el “muchas grasias” de Bonamassa, la presencia vocal mejoró, aunque no se alcanzó el nivel sonoro que disfrutamos en el Circo Price, y ello le restó puntos a un show realmente impecable, como ya nos tiene acostumbrados el joven maestro.

En pleno periodo de evolución, disfrutando de sus capacidades a una edad realmente temprana, Bonamassa no deja de variar su show, sus maneras y sus interpretaciones. El haber estado tan cerca del maestro Hughes le ha enseñado a posar y moverse alrededor del escenario con gran carisma. Enfundando en un vistoso traje y zapatos blancos, a guitarra por canción, Bonamassa luce como una estrella, con una imagen ahora si acorde con lo elegante de su blues rock y los infinitos bendings. Las canciones también cambian, y un servidor ya ha quedado anonadado con tres “Slow Gyn” diferentes en directo, lo que aun sigo pensando que es el momento álgido del show, en el que esta noche, por primera vez el público se levantó de las butacas para otorgarle una merecida ovación, muchos con lágrimas clamando por ver mundo. Y lo mismo ocurre con otros clásicos de su repertorio como “Woke Up Dreamin’” y el espectacular recital de técnica a la acústica que significa, que he de reconocer, esta vez me resultó excesivo, la potente “Ballad Of John Henry”, sonando más atronadora de lo acostumbrado, o el embriagador “Steel Your Heart Away” cuyo riff varió hacia derroteros más suaves y sensuales. Casi irreconocibles “Last Kiss” y “Young Man’s Blues”. Cambios que el público agradece con aplausos y que los veteranos disfrutamos sobremanera. Una sorpresa continua.

El reputado Tal Bergman, nuevo acompañante a los parches, protagonizó algunos de los momentos más espectaculares del show, otorgando al mismo un punto de variedad esencial para los que pudieran aburrirse con más de dos horas de guitarra en su mayor parte. Unos increíbles micro-recitales en “Blues Deluxe”, que Bonamassa canto a pleno pulmón, abriendo los oídos de los que solo le valoran como guitarrista, y un “duelo” entre guitarra y batería hacia el final del show fueron los tramos citados, y al público le encantaron las espectaculares técnicas jazzísticas del percusionista.

En conjunto, el concierto de dos horas y cuarto resultó, ante todo, variado. Canciones fijas del repertorio Bonamassa, cambios de instrumentación, sonido y estilo continuos, y versiones de entre las que destacó un absolutamente apoteósico “Midnight Blues” que casi me saca las lágrimas en honor de Mr. Gary More, y las finales “Bird On A Wire” y “Just Got Paid” con las que suele cerrar el show alternando la suavidad que acaricia de la primera con el personalizado estilo rockero de la segunda. Por supuesto hay que destacar el siempre aclamado “Mountain Time” y su sonido místico tan diferenciado del resto del repertorio, que sobra decir, sonó cristalino. Perfecta para despedirse antes de los bises.

No puedo enfadarme con él, ni recriminarle nada, porque como digo, el recital fue impecable, y la falta de nitidez en la ecualización no es cosa suya. El poso que quedó en mi cuerpo al abandonar el Palacio de Congresos, es el sabor de haberme quedado con las ganas de decirle algo como “Joder, Joe, tocas de cojones, pero podías salirte del tiesto un poco, tío”. A un guitarrista excelente, que toca con tal pasión, y tan dedicado a su música y público se hace ver, solo le falta lo que convirtió en leyendas a Moore, Blackmore, King, Page, Gilmour o Hendrix: la falta de perfección absoluta. Pero vaya, que esta es solo la opinión de un fan y guitarrista aficionado que, aunque hasta las improvisaciones de Bonamassa parecen ensayadas a conciencia dada la calidad de la ejecución, por muy poco, no alcanza la plenitud de disfrute que el blues ofrece en un recital de una calidad como el que nos ocupa.

Un sobresaliente -de libro, eso sí- para Bonamassa. Ir a uno de sus recitales es apostar por lo seguro. El resto son cuestiones subjetivas, pero a él, poco se le puede achacar. Suerte tenemos de disfrutarlo tan joven, y con esto solo se me ocurre pensar en la cantidad de años que quedan para disfrutar de Joe, de sus conciertos de frecuencia casi anual, sus discos, colaboraciones y posibles y futuras mejoras interpretativas.

Setlist

1. Slow Train
2. Last Kiss
3. Midnight Blues
4. Dust Bowl
5. You Better Watch Yourself
6. Sloe Gin
7. The Ballad of John Henry
8. Lonesome Road Blues
9. Happier Times
10. Steal Your Heart Away
11. Blues Deluxe
12. Young Man’s Blues
13. Woke Up Dreaming
14. Mountain Time
———-
15. Bird On A Wire
16. Just Got Paid

Sobre el autor

A la música le dedico la mayor parte de mi tiempo, pero aunque el rock me apasiona desde que recuerdo, no vivo sin cine ni series de televisión. Soy ingeniero informático, y cuando tengo un hueco, escribo sobre mis vicios. Tres nombres: Pink Floyd, Led Zeppelin y Bruce Springsteen.

Publicidad

4 Respuestas a Joe Bonamassa – Madrid, Palacio de Congresos. 23/02/2012: Crónica y setlist

  1. Anonymous dijo:

    Y el domingo toca en el Palau de la Música de Barcelona, ahí seguro que no habrán problemas de sonido. Buena crónica, felicidades

  2. Il Cavaliere dijo:

    Bueno, yo del Bona como que poco

    Sólo vengo a decir HOLA!!!!!!!!!!!!!

  3. Anonymous dijo:

    pues yo estuve ayer en el concierto de Murcia y no veas !QUÉ SONIDAZO!Lo demás IMPECABLE!!!! ME han dicho que estuvo más MEJOR queen MAdrid!!!

  4. Manuel L. Sacristan dijo:

    Eso es lo que yo le echo en falta a este hombre: que se enfangue, que se meta en el barro hasta las rodillas. Es su pulcritud, no sé, algo falla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *